La Yeguada y la caza de conejos en 1931. 2

Empezamos el estudio del presente sumario con la declaración del Cabo Remontista con destino definitivo en la Yeguada Militar de San José de Malcocinado Andrés Barba Guzmán: “Preguntado convenientemente dijo que en la tarde del día diez y ocho del  mes de marzo de 1931, cuando conducía la piara de yeguas a pastar al llano de la Higuera, al entrar en este por la parte alta vio a tres paisanos que con escopetas y perro estaban cazando dentro de dicho cercado en unas palmas que existen en la parte baja y como a unos cuarenta o cincuenta metros próximamente de la alambrada, en vista de lo cual llamó al potrero Alonso Mora al que le dijo dame la chivata y quédate al cuidado de la piara que yo voy a ver si puedo coger a tres paisanos que están cazando en las palmas allí abajo y dirigiéndose hacia dicho lugar dando un rodeo por el padrón para no ser visto y fue al encuentro de ellos, pero a llegar se los encontró en el padrón fuera del cercado y frente de la casa de Juan Moreno, sin duda alguna porque lo vieron y salieron fuera según manifestaciones hechas por ellos mismo al hermano del declarante en Benalup de Sidonia, al día siguiente;
que al llegar a su encuentro el declarante le dijo ¿Por qué os habéis salido al verme fuera al padrón? A lo que contestaron que se había metido dentro a recoger el perro que se le había ido y entonces el declarante le manifestó que la Guardia Civil se las entendería con ellos, marchando acto continuo a dar parte de lo ocurrido al Sargento de servicio”.



Los tres inculpados declaran exactamente lo mismo, reproduzco la de Gabriel Pavón Pérez (a) El Carlino, el padre de Manuel, por ser la más detallista: “Preguntado convenientemente dijo que el día diez y ocho del pasado mes de marzo salió en compañía de su hijo Manuel y el paisano Bartolomé González Bancalero con objeto de echar un rato de cacería por llevar mucho tiempo parado y estar muy necesitando, llevando el declarante una caña para pinchar los bayados y los otros dos acompañantes una escopeta y un perro, que se dirigieron por el arroyo Santos donde su hijo mató una liebre, al padrón de la viuda de Verdolino que inda con el cercado de la Higuera de esta Yeguada y que poco después de llegar al citado padrón el perro que llevaban se les metió dentro del cercado de la Higuera en una palmas que hay en el mismo a unos cuarenta o cincuenta metros de la alambrada y que en vista que el perro no acudía a las llamadas de estos sin duda por tener algún rastro fue entonces el dueño del mismo paisano Bartolome González Bancalero, dejando al declarante la escopeta saltó la alambrada y entró al ya citado cercada a recoger el perro, lo que una vez efectuado se volvió de nuevo al padrón a unirse con sus compañeros, los que siguieron cazando por el mencionado sitio hasta la llegada del Cabo de esta Yeguada Andrés Barba que les preguntó porque cazaban dentro de la Yeguada, contestándoles el declarante que solo había entrado por el perro el citado Bartolomé, pues ellos solo iban cazando por el padrón a lo que le manifestó el Cabo que ni en el padrón podían hacerlo por ser tiempo de vedas que les iba a denunciar y en vista de lo cual decidieron marcharse. Preguntado si puede citar algunos testigos. Dijo que el único que cree que huede haberlos visto por mostrarse próximo a dicho lugar es el paisano Juan Moreno.” 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV