headerphoto

Graduación en el IES Casas Viejas

Ayer noche tuvo lugar el acto de graduación de los alumnos que de ciclo, PCPI, 4º de ESO y 2º de bachillerato. Quien me conoce sabe que este tipo de actos no entran dentro de mis eventos preferidos produciéndome cierta aversión ideológica. No obstante, el de ayer tuvo también cosas que me gustaron bastante. En primer lugar satisfacciones personales que se quedan en el ámbito de lo privado. En segundo lugar la constatación de que el acto se ha convertido en una fiesta de fin de curso que cuenta con la participación y colaboración de la comunidad educativa.




Cuando en algunos lugares estas fiestas están desapareciendo aquí suben como la espuma, aunque sea en forma de graduación. En tercer lugar, me encantó la actuación de una profesora del Ciclo Formativo, Helena, compañera mía, bailando la danza del vientre. Además de los aspectos artísticos, que los tiene y mucho, de la actuación, lo que más me llamó la atención es que primarán estos sobre otras consideraciones de orden más mundano. Lo que demuestra el grado de madurez a la que ha llegado esta sociedad. Si comparamos con la concepción de la mujer maestra del franquismo (ayer hablamos entre amigos y copas de las típicas maestras de la anterior etapa en Benalup y no nos las imaginábamos encima de la tarima de un escenario bailando) o de la concepción de la maestra que había en EEUU en 1923 (aconsejo encarecidamente se lea el post enlazado para entender este artículo) comprenderemos lo que hemos avanzado en esta cuestión educativa y de género. Fue de las cosas que más me llamaron la atención de la noche y creo que indica que en el ámbito de la mujer en la educación hemos dado pasos de gigante que parecen irreversibles y que la sociedad, sobre todo, no está dispuesta a perder. Al hilo de esta actuación me gustaría añadir una reflexión sobre las aportaciones personales que podemos hacer los profesores al Centro y al pueblo en el que trabajamos. Estamos ante un colectivo especialmente cualificado y que además de los conocimientos y habilidades propias del área que se es especialista posee otros que pueden ser muy útiles a su comunidad. Si consiguiéramos canalizarlos y que este colectivo los aporte saldríamos ganando todos. Este caballo de batalla ha sido una de los objetivos tradicionales a conseguir del IES Casas Viejas.



La cuarta cosa que me gustó fue el discurso del señor Director Agustín Bernal. Explicó los objetivos del acto de graduación y centró, buena parte de su intervención, en los excelentes resultados obtenidos por los alumnos de segundo de Bachillerato. No sólo por las elevadas notas y el tanto por ciento de aprobados(sobre los presentados), sino también y  sobre todo porque esos resultados se habían producido habiendo presentado a la prueba el porcentaje sobre los matriculados a principio de curso más alto de la provincia, como es tradicional en este Centro. Abogó por la enseñanza personalizada, individualizada e intentando que aquellos que tienen más dificultades (ya pueden ser personales, económicas, sociales, culturales....) tengan igualdad de oportunidades con respectos a los que poseen unas mejores circunstancias. 



Y aquí me quiero yo detener un poco. Pues si antes decía que los logros conseguidos por la sociedad en cuestión de género en educación me parecen irreversibles, no cumplen la misma condición los logros obtenidos en materia social, cultural y económica con respecto a la educación. Creo que vienen malos vientos, procedentes de Madrid pero que ya soplan entre nosotros, que con la excusa de la cultura del esfuerzo, unas veces, y con la crisis y sus recortes, otras,  fomentan el favoritismo y el elitismo, tildan de paternalismo los intentos de discriminación positiva a los menos favorecidos y se ven amparados y fomentados con la nueva ley, la LOMCE, de próxima aplicación. 



Este curso he sido tutor de dos segundos de bachillerato donde la gran mayoría de los alumnos tenían al principio dificultades para superar el curso. No quiero que esta vez se me olvide dejar claro que esto es una labor global, que empieza en la guardería municipal, sigue en los colegios y luego pasa al IES. Desde el nivel de base los resultados obtenidos han sido magníficos. Ello  me produce una gran satisfacción  debido a que con el esfuerzo personal del alumnado como base y con la ayuda, colaboración y complicidad del profesorado han conseguido no sólo aprobar el curso, sino también, acceder a estudios universitarios o ciclos formativos superiores. Este tipo de cursos, personalmente, me dan muchas más satisfacciones personales y profesionales que otros en donde dominan perfiles de alumnos con mejor predisposición a sacar notas excelentes.  No me imagino yo un médico que atienda solo a los pacientes sanos y los que están enfermos diga que esos no les gustan, que se los cambien. O como decía Gila "¿Por qué lo has matado? Es que me ha llamado asesino"
La foto es del Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Benalup-Casas Viejas

0 comentarios: