Las fiestas de la Yeguada

 Foto 1. Plaza de toros antigua, hoy farmacia
Hoy es el día grande de las fiesta de la Yeguada. La verdad es que tengo un material audiovisual sobre ellas que me parece interesante compartir con todos vosotros. Dice un amigo mío que el programa de las fiestas de la Yeguada de este año tiene tantas cosas como las de Benalup. Además de insistir, como todos los años, en que ya no es una romería, sino una especie de fiestas patronales. Aunque oficialmente “La Yeguada” pertenezca a Medina, las fiestas son sentidas como algo propio de los benalupenses. Razones históricas hay para explicar todo lo anterior. La misma evolución de las fiestas, como paso de ser un herradero a una fiesta colectiva, luego a una romería de carácter religioso y ahora unas fiestas tradicionales, es un reflejo de la historia de esta tierra.

Foto 2. Carrera de cintas a bicicleta en 1965, en la plaza del pozo.

El origen de las fiestas de Malcocinado está ligado a la formación de la Comunidad de Campesinos. Recordemos que de los cuarenta colonos 34 son casaviejeños y que la misma creación está muy relacionada con el intento de solucionar el problema agrario del que los Sucesos del 33 habían sido una trágica expresión. Es costumbre en esta zona ganadera organizar actos festivos relacionados con los herraderos. Estos se realizaban en los toriles (foto 1). Según el semanario Claridad en la Comunidad de Campesinos de Malcocinado había: “Un hermoso toril con separaciones y jaulas para herrar el ganado, a fin de que no sufra molestias”. En 1934 la Junta Directiva a sugerencia de la Asamblea organizan un herradero para todos los colonos que va a ser el origen de estas fiestas. Mataban gallinas, cochinos y alguna vaca. Invitan a sus familiares y amigos de Casas Viejas. Al segundo año, además de la comida jugaron un partido de fútbol, organizaron carreras de cinta (foto 2) en caballo, planificaron juegos para los más pequeños… 


Los familiares de Casas Viejas acudían en masa, lo mismo que durante los años posteriores por fiestas. Adolfo Vázquez en un artículo laudatorio del proyecto de Reforma Agraria lo cuenta así:“la alegría de los días de fiesta en Casas Viejas se manifiesta yendo los vecinos del pueblo a Malcocinado, donde no hay miseria, en lugar de ir los de la finca al pueblo, como ocurre allí donde se trabaja a desgana”. Sobre este segundo año tenemos más noticias en el artículo publicado en Claridad el 13 de julio de 1935 sobre Malcocinado:”El día 31 de marzo se hizo el herradero, resultando una fiesta a la que asistieron más de cuatro mil personas, unos cuarenta puestos de vendedores ambulantes, resultando una velada improvisada, pero  alegre, y hubo vino y borracheras en abundancia. No hubo que lamentar incidentes desagradables, y todo se hizo con orden, actuando un cuadro de bailes y cante flamenco que estuvo divertido, calculándose en unos quinientos jinetes, y de autos y camiones se haría imposible poderlos calcular”
Foto 3. 15 de mayo de1947. Primer año en que las fiestas se celebran por San Isidro.
Aparecen  Ramon Jiménez, Pasión Sánchez, Francisca Sánchez y Andrés Rodríguez



Con la llegada del franquismo cambiaron muchas cosas. En este periodo cuando se hace predominante el carácter religioso de ellas. En un documento del archivo municipal asidonense de 11 de enero  de  1946 hacen mención a  estas fiestas: “Típica romería y fiesta campera en el Cortijo de Malcocinado, día 30 de Mayo día de la Ascensión” Se conservaba la fiesta campera, recordemos que los herraderos habían sido el origen de estas fiestas y también la afluencia de gente de Casas Viejas, ahora llamada Benalup de Sidonia, aunque había tomado la forma de romería religiosa. Al año siguiente en 1947 ya se celebró esta romería el 15 de mayo, día de San Isidro Labrador, según un escrito de 28-12-1946. El cambio de fecha no es una iniciativa de los vecinos, sino que responde a una orden del Instituto Nacional de Colonización, por ser San Isidro Labrador el 15 de mayo el patrón de los campesinos. En todos los pueblos de colonización ese día era fiesta. 
Foto 4. Mayo de 1952. Muchos benalupenses se trasladaban a las fiestas en bicicleta.


En cuanto a las fiestas, siguieron viniendo los familiares benalupenses de los colonos, ahora en procesión portando  la virgen del Socorro. Practicamente todo Benalup se trasladaba a la Yeguada, los que tenían familiares allí, a sus casas, el resto pasaban el día comiendo en aquellos pinos que había sido sembrados en la segunda república para ser vendidos como postes de la luz. 
Foto 5. Las familias de "Maravillas" y Alfonso Pérez Blanco . pasan la jornada de San Isidro en los pinos de la Yeguada
Foto 6. Miembros de las familias Fernández, Pérez Blanco, Jiménez, González... a principios de los sesenta




Al caer la tarde se montaba a la Virgen y a San Isidro Labrador en una carreta junto con los niños que hubieran hecho la comunión ese año y partían rumbo a Benalup acompañados de todos los familiares (fotografías 7 y 8). Progresivamente la romería en los pinos se fue convirtiendo en lo más importante de la fiesta (fotografías 6 y 7). 
Fotos 7 y 8. Carreteras de bueyes trasladan a los niños que han hecho la primera comunión a Benalup
Foto 9.- El traslado se hacía andando, en carreta, en bicicleta o a caballo.
En esta fotografía Salvador del Río y Vicenta Ruiz
Foto 10. Antonio Bancalero Ordóñez. Foto facebook  Benalup desde las fotos



Luego, a partir de los ochenta la fiesta sufrió grandes transformaciones que hacen que pierda su carácter de romería y se convierta en una fiesta al uso de las demás. Los lugares para comer desaparecen y progresivamente la fiesta pasa de un día a tres, de un día de campo a unas fiestas tradicionales, como la de los pueblos cercanos. 
Jotita y el Cojo Chinejas. Foto Facebook Benalup desde las fotos
Foto Facebook Benalup desde las fotos
Pepe Barberán, Bartolo y Paquiri. Foto Facebook Benalup desde las fotos
Felix Rodríguez, Paco Benítez., Pili Rodríguez Alfaro,
 Isabel Perez Gutierrez e Isabel Guillén Grimaldi. Facebook Benalup desde las fotos
Familia Benítez Guillén. Facebook Benalup desde las fotos


Decía la comparsa Primavera en 1982 sobre dicha fiesta.

Pero hoy le han quitao 
el encanto de fiesta campera
y la han convertido
en una feria cualquiera.
Los hermanos Larita, con Benítez el guardia.

Hoy es el día grande de las fiestas de Malcocinado. Se parecen estas fiesta muy poco ya a aquel primer herradero que se celebró en 1934. Tampoco hay mucha huellas de la comida en los pinos o los niños que han hecho la primera comunión no vienen por la tarde a que sus familiares benalupenses los vean y le hagan presentes. La Romería de la Virgen no es el acto que más gente convoca, ni el central de las fiestas. Los cacharros, el botellón del sábado y la caseta municipal han sustituido en centralidad al carácter ganadero, familiar  y religioso de la primitiva fiesta. No obstante, todas esas huellas son visibles. No es por casualidad la ingente cantidad de fotos de benalupenses en la romería de la Yeguada, porque las fiestas, como las personas, están hechas de tiempo.

En este vídeo de Jerome Mintz sobre las fiestas de la Yeguada de principios de los ochenta ya se ve como domina el carácter de fiesta tradicional, aparecen personajes tan entrañables como Ignacio de Cantarranas, El Valilla, Perico Montes de Oca, Alfonso el ciego o Mañez...

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV