La campiña. El pueblo. II.- Formas de vida tradicional. II.1.- Economía. Introducción. 1

En la zona ha habido dos grandes revoluciones; la Neolítica que se dio hace unos cinco mil años y la industrial que empezó hace unos cincuenta años, pues bien desde la primera a la segunda la economía evoluciona lentamente, de tal forma que en los últimos cincuenta años hay más transformaciones que en los anteriores cinco mil años. En este enlace se ve como Mergelina insiste en esto en relación al Tajo de las Figuras y la forma de vida de Antonio Ordóñez y su familia, que era la misma que la del resto de los casasviejeños. 




Me parece muy importante analizar esta economía tradicional para que comprendamos la trascendencia de los últimos cambios, no sólo económico o sociales, sino también medioambientales. Pues unos y otros están unidos. En el apartado de la sierra y de la Janda he hablado de actividades económicas tradicionales como la ganadería, la caza, la recolección de frutos y otras actividades forestales como el carbón o la corcha. En este apartado me voy a centrar en aquellas que han tenido más relación con el pueblo, la agricultura de secano y los huertos, los molinos y los oficios tradicionales. Recordemos algunas ideas generales.



La inmensa mayoría de la población de Benalup trabajaba en el campo dentro de lo que se ha denominado la agricultura tradicional. Una agricultura basada en una abundante y barata mano de obra, con una escasa tecnificación, una dependencia muy fuerte de las condiciones climáticas y edafológicas y una producción orientada al mercado, por una parte, y por otra, al autoconsumo, por ello que dominase el policultivo. La importancia de la economía de subsistencia hace que la ganadería sea un complemento más de esa agricultura, sin menoscabo de la existencia de la ganadería extensiva en los grandes latifundios existentes. La explotación del bosque tenía una función importante, bien fuera a través de la saca de la corcha o el carboneo. 



Otra actividad de gran importancia fue la denominada economía depredadora; el furtiveo, las trampas, los espárragos, las cabrillas, las tagarninas, los quesillos, el palmito, etc. resultaban imprescindible en una sociedad caracterizada por la escasez y la relación fuerte y respetuosa con su entorno natural. Las actividades secundarias tenían un bajo nivel tecnológico y las podemos catalogar dentro del nivel artesanal. El trabajo de la palma, la carpintería, la zapatería, la talabartería, etc.,  tenían un mercado fundamentalmente local. El sector servicios era muy escaso, teniendo mucha importancia el trueque. Conejos, perdices, pájaros, espárragos u otros productos del campo servían muchas veces como elemento de compra ante la escasez de dinero.



En la campiña las actividades agrarias se centraban en la agricultura de secano, en los huertos, en la ganadería y en la economía depredadora (caza y recolección). La agricultura de secano tiene escasa relevancia hasta bien entrada el siglo XIX. El predominio de la ganadería extensiva y la inexistencia de propiedad privada hizo que su aprovechamiento fuera excepcional. Con la desamortización (reforma agraria al revés) del siglo XIX empieza la consolidación de la propiedad privada y con ella el desarrollo de la agricultura de secano. Se trata de un sistema de explotación basado en técnicas antiguas, con poca modernización y capitalización. Es el clásico latifundismo andaluz que se basa en una mano de obra abundante y barata y que por tanto no tiene que invertir en su modernización. La crisis de este modelo se produce con la desecación de la laguna de la Janda, como ya hemos visto y todos los procesos que conlleva la crisis de la agricultura tradicional. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV