La campiña. El pueblo. I.- La evolución histórica. El boom de finales de siglo XX y principios del XXI. 12

La crisis de los sesenta fue un cambio, se calcula que un tercio de la población emigró, pero el gran desarrollo sustituyó pronto al despoblamiento inicial. Así los cultivos sociales, algodón, remolacha..., las Lomas, la construcción... pararon en seco el éxodo rural y prepararon esta tierra para vivir el mayor desarrollo económico y demográfico de su historia. Los dos pulmones o motores de este gran crecimiento tras los efectos de la emigración fueron las Lomas y la construcción.
A finales del siglo XX las Lomas deja esa función y parece que iba a ser sustituida por el turismo. En un principio de carácter histórico y rural (el plan Benalup 2000) luego este se abandona y se opta por un turismo de alto “standing”, relacionado con el deporte del golf. A los cambios económicos hay que unirle los factores políticos. La consecución de la Segregación y la fortaleza electoral y real del PSOE local hicieron posible la llegada de una serie de infraestructuras y equipamientos, que con retraso, nos igualaron a los que tenían los pueblos del entorno. 



El gran desarrollo sufrido se verifica con datos demográficos y comparándolos con los pueblos de la comarca. Según la enciclopedia de Andalucía en 1979 Benalup (entonces Benalup de Sidonia) tenía 2921 habitantes -sin en el campo de Benalup-, Alcalá de los Gazules 7. 519 y Medina Sidonia 13.651 (incluidos los de Benalup). Según el censo de 2012 Benalup - Casas Viejas poseía 7.205, Alcalá de los Gazules 5.500 y Medina Sidonia 11.863 habitantes. Es decir, mientras que en estos 25 últimos años Alcalá pierde 1/3 de su población y Medina se mantiene Benalup-Casas Viejas casi triplica sus efectivos demográficos. La razón estriba en la forma de resolver la crisis de la agricultura tradicional, en la construcción y en las inversiones públicas tras la Segregación.  De hecho, junto a Chiclana y los Barrios es el pueblo con más crecimiento relativo de la provincia.  Las consecuencias de la crisis iban a ser especialmente duras en este contexto de crecimiento exorbitado.




Este boom reciente es básico para entender la crisis actual y la poca importancia que la población ha otorgado a la naturaleza  y a sus raíces históricas. Hecho lógico si entendemos que se partía de un abandono y atraso histórico. Por tanto, aunque el crecimiento ocurrió más tardío y acelerado el resultado fue igualarlo con el resto de España, pero destruyendo las huellas del pasado y causando un gran impacto medioambiental. El boom empezó construyendo un nuevo pueblo en el borde de la mesa, al norte del emplazamiento antiguo del pueblo. Los protagonistas fueron los mismos albañiles que durante la semana trabajaban en la costa y el fin de semana lo hacían construyendo sus propias casas. Merece la pena que nos detengamos en esta fase inicial del desarrollo para compararla con la última (el boom del ladrillo y el campo de golf) a fin de que se puedan sacar las conclusiones necesarias. 



Para analizar esta fase vamos a utilizar las letras que Jose Luis Pérez Ruíz escribió en la comparsa Carretera y Manta en el 2011.
"Una aldea de castañuela con hambre y miseria, maldita además...
Pero los que aquí quedaron gastaron sus manos para levantar 
un barrio que antiguas chozas transforma, orgullosas, en pueblo ejemplar. 
Hijos, carreta y manta, vuelven siempre a casa no dejan su hogar".
Es decir, aquellos que no han emigrado a Valencia, los que de jornaleros se reconvierte en albañiles buscavidas, que primero en bicicleta y después en coche van a ayudar a construir el desarrollismo reciente del sur español y en base a su autoexplotación a través del destajo poder comprar casa y coche. La desaparición de las chozas y la construcción de un pueblo nuevo a mano de los desertores del arado y nuevo especialistas en ladrillos tiene su ejemplo paradigmático en la construcción del barrio Santo Domingo. Llamado así porque con la solidaridad de amigos y familiares se construyen las casas ese día de la semana. En el popurrit de esta comparsa se resume espléndidamente esta fase:
Permiso de cerca, cimientos de amigos, que el Sábado están.
Serones de arena, camión del Contrito, ladrillo a compás. 
Vivienda en alberca, bandera el Domingo al aire ondeará.
Esfuerzo entre todos que calle por calle, 
que codo con codo, guiso a guiso, nace 
un barrio que solo vida cobrara.
Nos sobran gobiernos que trabas nos pongan
peón y arquitecto, cada uno es aquí. Libres como el viento, 
fueron nuestros viejos ejemplo a seguir



Es el sino de esta tierra de venidas y llegadas, de caciques y jornaleros, de albañiles que utilizaban la carretera y manta para huir de ellos y que ahora pasan por una situación crítica. Ese espíritu buscavidas y aventurero propio de los pueblos nuevos y de aluvión fue el que formó el pueblo en el siglo XIX, lo desarrolló a finales del XX y lo tendrá que sacar de esta crisis en la segunda década del XXI.


En los últimos años del siglo XX y primeros del siglo XXI asistimos al punto álgido de todo este desarrollismo que se inició con la construcción del nuevo pueblo empezando por la barriada del matadero. Para este periodo el buque insignia, el elemento que marcaba el camino, lo que servía de ejemplo fue la construcción de un campo de golf, con un hotel y muchos chalets… A este proyecto le siguieron otros como el hotel Utopía o innumerables proyectos urbanísticos como los del grupo Quo o la Orativa. Todo este gran crecimiento especulativo se organizaba a través de un PGOU, cuyo proyecto fue encargado a uno de los urbanistas más prestigiosos del momento Manuel Ángel González Fustegueras.  La euforia y la fe ilimitada en el progreso en un pueblo que había sido conocido por las chozas y ahora por el campo de golf parecía lógica. Institucionalmente quedaban lejos los años en los que Benalup no jugaba ningún rol en la provincia. El alcalde Francisco González Cabaña, era al mismo tiempo Secretario General Provincial del PSOE y presidente de la Diputación.

El gráfico de población muestra los datos desde 1992, año que se tienen datos diferenciados hasta 2012. Tras cinco años iniciales de titubeo, el crecimiento es exponencial hasta 2007, que con la crisis se estabiliza, y luego pierde población. 16 personas en el 2012 y 216 en el 2013.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy interesante entrada Salus, por cierto a ver si nos buscas un gráfico del endeudamiento del ayuntamiento de Benalup, que creo que va ya por los once millones de euros y nos lo comparas con los pueblos de su entorno.Creo que esto también nos puede aclarar cual va a ser nuestro futuro como pueblo. Muchas gracias.
Salustiano Gutiérrez Baena ha dicho que…
He publicado este comentario anónimo porque lo considero que se dirige a mí y no es ofensivo. Con respecto a lo que me sugiere cuando me toque hablar de la crisis veré si es pertinente incluir dicho gráfico. Por cierto no lo he encontrado. Mi email es salustiano.gutierrez@gmail.com
Anónimo ha dicho que…
la página donde se pueden consultar los datos del paro,la deuda y otros muchos datos como los referentes a la demografía es foro-ciudad.com. Saludos.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV