headerphoto

Juan Pérez Blanco Estudillo. 1

Juan Pérez Blanco Estudillo había nacido en 1871 casó con Nicolasa Jordán Vela y tenía 6 hijos; de mayor a menor: Francisca (soltera), Mercedes (soltera, fue maestra nacional), Leonor ( Casada, fue madre de Nono, Nico, Juan, Mercedes, Pepe, Rafael y Manolo , el practicante), Alfonso (casado con Ana María Muñoz Ladrón de Guevara y padre de Nico, Manolo, Juan Alfonso, Ana María, Carmen y Alfonso), Luisa ( soltera, fue la que se quedó con la tienda al morir el padre) y Antonio (casado con Paz Luna,vivió en Sevilla y fue padre de Nico,Francisca, María luisa y Mari Carmen).




Estamos sin duda ante uno de los personajes públicos más importantes de la primera mitad del siglo XX, tanto por su relevancia política como económica y social. Todas las fuentes consultadas nos lo relacionan con su hermano Antonio, con quien compartió durante toda su vida una relación muy profunda. Es curioso que pese a tener dos personalidades tan distintas, socialista, utópico, que quería ser actor  y se dedicaba a explotar fincas agrarias uno, conservador, práctico, pragmático y que se dedicaba a la actividad industrial Juan tuvieron una convivencia tan bien avenida. Una fuente bien informada me dice que Antonio era más Pérez Blanco y que Juan era más Estudillo.  



El relato que hace Mintz en los Anarquistas de Casas Viejas nos sirve para situarlos: “Los propietarios de clase media más prominentes eran los hermanos Antonio y Juan Pérez-Blanco. Cada hermano poseía unas sesenta hectáreas de terreno que habían heredado del segundo matrimonio de su madre. Parte del terreno incluía huertos y jardines, emplazados al sur del pueblo, que disfrutaban de agua en abundancia. Los hermanos manejaban gran diversidad de empresas: Antonio cultivaba sus terrenos, cuidaba del ganado y alquilaba sus terrenos, incluyendo los de su hermano; Juan mantenía el único almacén de mercancías existente en el pueblo en la planta baja de su elegante casa, estratégicamente situada frente a la iglesia a la plaza principal. Más tarde también adquirió, junto con el profesor de la escuela Manuel Sánchez, un molino movido por un generador. Los hermanos tenían una  importancia considerable en la economía del pueblo, comprando y vendiendo en sus empresas comerciales; empleaban aldeanos locales como dependientes y pagaban a campesinos para que cultivaran sus huertas y campos y cuidaran de su ganado. Aunque su posición era mejor que la de la mayoría, muchos de sus valores eran comunes a la población y, frecuentemente, dirigían asuntos de la iglesia y de la comunidad”. 



Varios datos a destacar, la herencia les vino de los Estudillo, su actividad económica era muy diversa, junto a Manuel Sánchez le compraron a Juan Vela Morales la fábrica de la luz y la casa de la Alameda y su relación con la gente del pueblo era mejor que la de los grandes propietarios. Datos todos que nos confirman su relevancia. 
En la fotografía de Mintz, de filnales de los sesenta, Luisa Pérez Blanco Jordan  en la tienda de su padre Juan Pérez Blanco, en la calle Rafael Bernal. En la segunda Juan Pérez Blanco

0 comentarios: