headerphoto

José Regino Vidal, maestro de obras del cuartel de la Guardia Civil. 1

José Regino Vidal

Magadalena Olaya Regino es una madrileña benalupense que frecuenta el Facebook de Benalup desde la fotos (firma en las redes como María Pontiveros). Ella y su familia “Los madrileños” tienen una relación muy especial con el pueblo. Todo comenzó con su abuelo José Regino Vidal, madrileño y maestro de obras.




Una de las muchas consecuencias de los Sucesos de Casas Viejas sería la construcción de un nuevo cuartel de la Guardia Civil, pues el anterior era alquilado, había quedado seriamente dañado y había demostrado problemas de inseguridad. De hecho en una fecha tan temprana como el 30 de enero de ese año, 17 días después de los Sucesos, el  Ayuntamiento de Medina, ante la presión de los propietarios de Casas Viejas, toma el siguiente acuerdo: “Dada cuenta de una instancia firmada por varios vecinos de la aldea de Casas Viejas en la que manifiestan que los trágicos sucesos acaecidos en aquella aldea han demostrado la insuficiencia del local destinado a Casas Cuartel de la Guardia Civil y se hace preciso buscar nuevo local o construir un cuartel decoroso y amplio”. Pero aquí los proyectos de palacio siempre han ido despacio (recuérdese la carretera que tardó setenta años en construirse o algunos casos de rabiosa actualidad) y va a tardar diez años en que la obra sea realidad. 



Pese a que todo el mundo reconocía la necesidad de la obras, los propietarios del pueblo decían que no tenían dinero para acometer la construcción y lo mismo alegaba el Ayuntamiento asidonense. El estado tampoco daba la cara y así entre unos y otros, como dice el dicho, la casa sin barrer, teniendo la Guardia Civil que abandonar el puesto de Casas Viejas.  Pero, las presiones de los propietarios llegan al gobierno conservador de Madrid (muy posiblemente se utilizaron los Sucesos de enero del 33 como gran argumento), y en el pleno del 11-11-1935 se da cuenta de: “Hay una subvención del estado de 40.000 pst para la construcción de un cuartel de la guardia civil en Casas Viejas. Dicho cuartel es necesario porque dicha aldea de cerca de cuatro mil habitantes se encuentra desguarnecida, se le cede al ministerio de gobernación un pedazo de terreno conocido por la Orativa, con cabida de ochenta áreas y nueve antiáreas”. 



El arquitecto Enrique García de Ormaechea se personó en Casas Viejas para empezar a redactar el proyecto. El 11 de noviembre de 1935 el ayuntamiento cedía una extensa parcela en la Orativa, curiosamente en unos terrenos que anteriormente habían sido de Antonio Vela y que el consistorio asidonense había quitado por apropiación indebida. Aquellos terrenos según el coronel jefe de la Comandancia de Cádiz, Sebastián Hazañas González, eran idóneos ya que estaba en: “una loma que reúne todas las condiciones requeridas de defensa”.  Por tanto, el inicio de las obras del nuevo cuartel de la Guardia Civil comienza en el bienio conservador, como dijo en aquella famosa frase Suárez Orellana: “"así como en la monarquía el edificio mejor era la iglesia, durante el segundo bienio el Cuartél de la Guardía Civil, ahora con el frente popular el mejor edificio de los pueblos debe ser la escuela"



No obstante, las obras van a tardar 7 años en acabarse debido a los imponderables que trajo la Guerra Civil. En esos vericuetos y dificultades aparece nuestro personaje de hoy José Regino Vidal. Este, natural de Madrid,  había sido encargado como jefe de obras del cuartel por el Ministerio de Gobernación. No era la primera vez que trabajaba para él y tenía la costumbre de trasladarse al pueblo donde se realizase la obra y permanecer con su familia (mujer y cuatro hijos, una de ellas la madre de Magdalena Olaya) hasta que terminasen las obras, normalmente un año. Pero en el caso de Casas Viejas la Guerra Civil hizo que las obras del cuartel se parasen, pues los fondos necesarios no llegaban en aquellas circunstancias donde el dinero se utilizaba para cuestiones militares. Como dice Jesús Núñez en su artículo La casa cuartel de Casas Viejas “El inicio de la Guerra Civil sorprendería con el edificio en obras que quedaron paralizadas durante la misma y sin que inicialmente hubiera todavía en la localidad un puesto de la Guardia Civil como tal”

0 comentarios: