headerphoto

La campiña. El pueblo. Presentación. 1




He publicado una serie de artículos en este blog sobre la sierra benalupense y otra sobre la Laguna de la Janda. Resta la tercera unidad que es la que comienzo hoy; la voy a denominar el pueblo; la campiña. Como las otros dos anteriores no me limito a los límites administrativos, sino que lo abordo desde criterios geográficos y tradicionales, lo que siempre se ha llamado el campo de Casas Viejas, por eso en esta serie de la campiña se incluye la Yeguada. Al incluir la actual población de Benalup-Casas Viejas es la más amplia de las tres. Al igual que las anteriores el planteamiento es el mismo, se trata de analizar la actualidad como fruto de la evolución histórica desde el punto de vista de los cambios medioambientales y económicos ocurridos en los últimos cincuenta años. 




El tercer elemento de nuestro estudio la campiña, el pueblo es el más moderno, pues como tal se forma en el siglo XIX y el último en el que están pasando las grandes transformaciones (construcción de campo de golf, urbanizaciones ilegales, crisis de modelo…). Tan recientes son las transformaciones que la mayoría de la población no son conscientes de ellas y de su relevancia histórica. Debido a razones históricas se llegó a los setenta con un grado de subdesarrollo tal que el crecimiento de finales del siglo XX y principios del siglo XXI ha sido tan espectacular que ha creado serios problemas de muchos tipos, entre ellos medioambientales. La crisis del modelo actual ha significado un parón en ese crecimiento y un replanteamiento de muchas cosas.



La idea de esta serie parte de un trabajo para la asignatura de Proyecto Integrado en el IES Casas Viejas que realizaron Alfonso Cozar, Beatriz Gallardo, Juan Carlos Gallardo, Irene Gutiérrez y Yolanda Pérez. Se llamaba "Cambios medioambientales en Benalup-Casas Viejas en los últimos cincuenta años". Se pusieron en contacto conmigo y de la tutorización de dicho trabajo he obtenido la documentación para realizar estos post. Aunque utilizaré puntualmente algunas de sus entrevistas, las informaciones e ideas fundamentales que aparezcan en esta serie son de mi cosecha propia.



En cinco apartados se dividirá la presente serie; la evolución histórica, las formas de vida tradicionales, la modernidad, los casos concretos y las conclusiones. Muchas de las ideas que se viertan en estos post ya han aparecido en este blog, pero se trata de sistematizar y ordenar la información existente en torno a un hilo conductor; los cambios medioambientales ocurridos en los últimos cincuenta años. Dos son los grandes objetivos que persigo; por un lado tener organizados y recogidos la información de la que dispongo sobre el tema a fin de que al estar disponible en internet pueda ser utilizada por otros investigadores, estudiosos o gente que simplemente le interese cualquier tema de los tratados. El segundo es más ambicioso, por tanto menos alcanzable. Estamos en un momento de cambio, de crisis de un modelo, en el que hay que desechar la forma de desarrollo que hemos tenido recientemente y optar por otra que no sabemos cuál es la mejor. En esas circunstancias, me parece oportuno el debate, la reflexión, la confrontación de ideas... porque como dice la canción no podemos olvidar de donde venimos porque es todo lo que tenemos, mientras aprendemos a caminar por las nuevas sendas que se nos presentan.

En estas cinco fotos que aparecen se observa claramente la evolución del pueblo en el siglo XX y lo que va del XXI. Las dos primeras son casi iguales. Una es el plano de 1906 y la otra la fotografía aérea que hicieron los americanos en 1956. Se observa que en medio siglo el crecimiento ha sido nulo, simplemente se han ido llenando algunas tramas urbanas. En la tercera la de 1979 se observa el crecimiento que empezó en el borde meridional de la mesa en esa década que va a conducir al gran boom de finales del XX, que ya se observa en la cuarta fotografía, de 2008, donde el casco urbano se ha multiplicado por tres. La última es la previsión del PGOU de 2003 que si se hubiera convertido en realidad hubiera multiplicado el suelo urbano por 18.

0 comentarios: