headerphoto

El sumario de Manuel Sánchez Olivencia en 1934. Y 4

Realizadas las diligencias y analizadas todas las declaraciones el juez opta por el sobreseimiento del caso “Considerando: que no existen pruebas suficientes para acusar del delito perseguido al procesado procede el sobreseimiento provisional de lo actuado”. El 14 de diciembre de 1934 es  puesto en libertad Manuel Sánchez Olivencia, 50 días después de que ingresara en prisión. 




Independientemente de la verdad de los hechos, lo cierto es que en 1934 el estado de derecho decidió que no había pruebas suficientes como para inculpar a Manuel Sánchez y por eso lo puso en libertad. Pero aquel triunfo no fue más que el de una batalla, la guerra duraría más. Dos años más tarde, con la Guerra Civil se acaba el estado de derecho, empieza una dictadura y Manuel Sánchez que estaba haciendo la mili tan rápido como pudo se pasó al bando republicano.  Del sumario que le hicieron (que también me lo mandó José Luis) sabemos que en 1933, el año de los Sucesos, había pertenecido a las juventudes de la CNT, que “el Movimiento le sorprendió en San Roque adonde iba para tomar el tren para dirigirse a Castellón de la Plana para incorporarse al Batallón de Ametralladoras nº 3 de que formaba parte por encontrarse con permiso en la aldea de Casas Viejas. Que al llegar a San Roque le fue imposible tomar el tren por el estado de alarma que había allí, pero continuó andando hasta llegar cerca de Ronda donde subió al tren que le condujo a Málaga donde estuvo hasta enero de mil novecientos treinta y siete que le detuvieron y le obligaron a ingresar en el Ejército Rojo en el Regimiento de Victoria número 8, de guarnición en Málaga, y a la toma de esta ciudad por las tropas Nacionales se dirigió a los frentes de Porcuna y Pozoblanco (donde murió Gallinito) y no tomó parte de ningún combate, solo llevaba comida a los soldados a las trincheras. En Almería ingresó en la 148 Brigada, 591 Batallón  y allí le dieron por inútil a primero de marzo de mil novecientos treinta y ocho dirigiéndose a Hellín (Albacete) donde montó un negocio de vino donde se encontraba cuando terminó la guerra”. Terminada la guerra ingresó en el campo de concentración de Hellín y cuando lo liberan se viene andando hasta el pueblo. En un principio estuvo escondido en el Molino de Juan Luna, donde su madre le llevaba comida, es decir estuvo un tiempo de “topo”, hasta que lo localizaron y el 19 de julio de 1939 ingresó en prisión, , por tercera vez, ¿por motivos políticos? El 27 de noviembre de 1939, cuatro meses después de ingresar en prisión el juez “ABSUELVE a MANUEL SÁNCHEZ OLIVENCIA del delito de AUXILIO A LA REBELIÓN por el que venía procesado por NO CONSTITUIR LOS HECHOS DELITO”. 



De nuevo libre volvió a trabajar en lo que se le iba presentando, siempre relacionado con el mundo del campo. También siguió siendo y ejerciendo de hombre de izquierdas. Coherencia que exhibió durante setenta y cuatro años. Murió en el hospital de San Rafael el 13 de octubre de 1992



Conozco a muchos nietas-os de Sardiguera pues he sido profesor de ellos y con todos bromeamos sobre el apodo y hablamos sobre su abuelo. Sobre su carácter, sobre su coherencia, sus anécdotas…Una de esta nietas  es historiadora y comentamos lo que ha cambiado España en ochenta años, aunque me da la impresión que ni para ella, ni para mí, la transformación ha sido suficiente. Lo que sí tenemos claro los dos es que ni se conoce, ni se valora el sufrimiento y esfuerzo de esta generación que nos precedió por salir adelante y por mejorar las condiciones de vida.
En la fotografía Manuel Sánchez como soldado militar. Era una tarjeta postal, en el reverso decía:"Madre querida le mando mi fotografía para que en su pecho me guarde y me pueda ver todos los día por la mañana"

0 comentarios: