El sumario de Ana Barca Romero. Y 4

Y por último deja constancia que la no declaración del grano recogido es una práctica habitual en todos los propietarios. 
“Preguntada para que diga si tiene algo más que exponer, dijo: Que con todo respeto tiene que hacer presente la diferencia existente entre el caso que le ha ocurrido y el que realmente ocultó que por virtud de la Ley de diez y seis de Octubre hizo su declaración de los granos ocultos y se le colocó en situación legal o sea que se quedó con el grano ocultado hasta esa fecha sin sufrir sanción”.




Llegamos así al nudo del problema. ¿Por qué Ana Barca no declaró su producción de alpiste?. Muy sencillo, porque debido al intervencionismo estatal que pretendía asegurar el abastecimiento el estado obligaba a pagar un precio por el producto muy inferior al que se vendía en el mercado no controlado oficialmente. El mercado negro proporcionaba a precio superior cualquier artículo, con lo que muchos agricultores ocultaban su producción real ya que el mercado negro pagaba más. Ante la realidad económica que imponía el estado por decreto los mecanismos del mercado no tardarían en llevarle la contraria: al margen del precio oficial, todos los productos tuvieron un valor mayor en el mercado negro. Había nacido el estraperlo: la venta de cualquier artículo a precios superiores a los de tasa. España viviría durante más de una década al son de dos mercados, uno fijado por la mera voluntad del Estado y otro consecuencia de la realidad económica y de la reacción a las disposiciones del régimen.  



Los precios crecieron vertiginosamente, impulsados por la persecución y la escasez. La escasez viene dada por la imposibilidad de abastecer el mercado nacional sin importaciones, la persecución se convirtió en un idóneo instrumento que consolidaba el sistema. Así, algunos productos como el pan alcanzaron precios astronómicos. Fuera de las cartillas de racionamiento sólo tenían acceso a este producto básico los que se arriesgaban a entrar en el mercado negro y a precios elevadísimos. Al igual que la derrota de los maquis, que se está produciendo por estos años, el estraperlo también consolida el franquismo. Dependiendo del sector social y político al que se perteneciera te favorecía o te perjudicaba el sistema. En el mundo rural los grandes beneficiados fueron los grandes propietarios que tenían  almacén para guardar el producto, mecanismos para venderlo en el mercado negro e influencias para poder hacerlo y recursos para responder si eran sorprendidos por la fiscalía de tasas; en el mundo urbano, los grandes beneficiados fueron  los importantes comerciantes, industriales y hombres de influencia en el Estado o pertenecientes a él. De hecho muchas de las más ricas familias de España del franquismo basaron su negocio en el estraperlo.  El estraperlo no fue algo aislado: fue sólo una faceta más de la «enorme montaña de prácticas corruptas económicas, comerciales, fiscales que el franquismo propició y en las que el franquismo se sustentó. Fue, por tanto, uno más de los elementos caracterizadores del «mayor episodio de desorden y corrupción de la Historia de España» (Barciela).



La última pregunta sería, si el estraperlo estaban tan generalizado ¿cómo la fiscalía de tasas se atreve a denunciar a un personaje tan importante como Ana Barca? La respuesta no la sé. Pero habría que tener en cuenta que estamos en 1941, al inicio del sistema, que la fiscalía de tasas y el ejército, que hemos visto que juzga estos casos, estimulan la denuncia premiando al que lo haga con un 40% de la multa impuesta al denunciado, algo parecido a lo que se quiere hacer ahora en España con el fraude sobre el paro y que como hemos visto, la persecución se convirtió en un instrumento clave de la carestía del producto y por tanto del sistema.



El estraperlo generó además de grandes desigualdades sociales y económicas y la consolidación del franquismo el periodo de miseria y hambre más importante de la historia de España contemporánea. A través del análisis de este sumario a Ana Barca hemos podido ver las contradicciones y complejidades de un régimen que aislado del exterior por ideología y por el contexto internacional madura y se hace fuerte pero en medio de un clima represivo y de escases que hacen de la autarquía (1939-1953) el periodo de la Historia de España Contemporánea más injusto y difícil. Periodo en el que unos pocos ganaron mucho y unos muchos perdieron todo. Hemos visto la presión que se hace sobre una gran propietaria con el alpiste, extrapolando podemos comprender lo que vivieron los panaderos, los molinos maquileros y la inmensa mayoría de la población. Sobre este sufrimiento, en los años sesenta partió el desarrollismo que nos conducirá al famoso milagro español, y después de la crisis del 73 al boom de finales del siglo XX y principios del XXI. Ahora estamos en otro periodo de crisis económica y corrupción política generalizada, pero no se pueden comparar los niveles de consumo, de acceso a la información, de represión o de libertad.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV