headerphoto

El pueblo. La campiña. I. Evolución histórica. De la Prehistoria a la Edad Media. 3

Desde la prehistoria a la Edad Media la campiña tuvo desigual relevancia histórica. Menor que en la sierra en la Prehistoria, perdemos el rastro histórico en la Edad Antigua , para recuperarlo en la Edad Media. Pero la gran característica de este periodo es que no tenemos ni los datos, ni los conocimientos necesarios sobre este periodo pues no se han hecho los estudios pertinentes. Estoy seguro que el tiempo hará cierta la tesis anterior. 




En la campiña también hubo poblamiento prehistórico como demuestra la excavación que se ha hecho en el Jardinillo, cortijo próximo a B/CV, al noroeste,  en concreto junto a la gasolinera y el campo de fútbol. El yacimiento arqueológico se sitúa en el II milenio antes de nuestra era, presentando relaciones con otros próximos como el de la mesa o el poblado de los charcones. Después del estudio realizado por Mª Antonia Garcia y otras llegan a la conclusión que la principal actividad de la gente que vivía en esta zona era la agricultura. 



Se sabe que en la zona hubo posteriormente relaciones con los fenicios. La ocupación romana dejó huellas que no han suficientemente explotadas. Cuenta Romero de Torres –citando a Antón Soler– en el libro ‘Catálogo monumental de España’ que en las proximidades de la torre: “hay restos de una calzada romana en el camino viejo que va al castillo de Benalup a unas tres leguas de Medina Sidonia, poco antes de llegar a Casas Viejas”.




El lugar más rico arqueológicamente es la mesa de Algar, que aunque oficialmente pertenece a Medina, siempre ha sido parte del campo de Casas Viejas. Tanto en la zona de arriba de la mesa, como en la ladera, como abajo de ella se localizan numerosos restos que la convierten en una zona de gran importancia arqueológica. Ya que han aparecido restos arqueológicos de todas las secuencias desde los griegos hasta la baja edad media, pasando por los romanos, los visigodos y los musulmanes.



Las épocas más estudiados han sido la visigoda (excavación y estudio de la necrópolis) y la musulmana. El poblado de Faisana se corresponde con el toponimo Calatrava y está ubicado en Malcocinado, próximo a una zona de nuevos cultivos ecológicos que explota el cortijo Bio. Los profesores de la Universidad de Cádiz Juan Abellán y Francisco Cabilla hicieron hace ya unos años unas excavaciones en la zona, estimando que Calatrava se correspondía con la ciudad de Balsana, mencionada en el Dikr que se redacta entre los siglos XIV y XV, así mismo sostienen que la alquería Faysana se corresponde a la posteriormente denominada como ciudad de Balsana. Escribió Abellán: 
"Entre otros núcleos de población que se citan como ciudades antiguas, pero sin el apelativo de capital, es el de Blasana, ubicada en la ruta idrisiana que unía Algeciras con Sevilla por tierra, en el tramo medio, y muy próxima a Medina Sidonia. Sin duda, se trata de un poblamiento de cierta importancia con parada (manzil) y mercado que al- Idrisi denomina Faisana, término que ha sido transcrito, según los estudiosos, de formas diversas, lo que ha dificultado su localización. Sin embargo, el Dhikr, en el apartado que dedica a Sidonia y sus distritos, hace mención a varios núcleos de población hoy desaparecidos y, al respecto, dice textualmente: “Entre las ciudades de Sidonia podemos citar la de Blasana, que es muy antigua; frente a ella se alza un gran cerro en cuya ladera meridional se excavó una enorme cueva de la que mana un agua muy dulce y en cuyo interior hay unos estrados construidos en la Antigüedad; cuando los habitantes de esa monarca sienten algún temor se refugian allí y se hacen fuertes dentro con sus bienes, propiedades y provisiones”. Los asentamientos que se recogen en este fragmento son dos: la ciudad y la cueva. El segundo, situado en Las Mesas de Algar (Medina Sidonia) con una potente estratigrafía que va desde la Antigüedad al Medievo, presenta dos niveles perfectamente definidos".



En la Edad Contemporánea también ha tenido diversos usos como explotación de guaro para abono o leprosería en el siglo XIX. La importancia patrimonial de esta zona la resume Juan Abellán: 
"La Mesa de Algar, tienen todas las secuencias históricas: griegos, romanos, visigodos, musulmanes y periodo bajomedieval, tanto necrópolis como acrópolis ( parte alta de las ciudades con la intención de defender sus asentamientos). Se trata de una zona que hay que estudiar en profundidad en base a la arqueología, ya que las fuentes escritas apenas si existen."



En la zona en la Baja Edad Media, parece que en torno al arroyo de Cucarrete la importante batalla de Lerida, donde las tropas musulmanas fueron derrotadas por las cristianas.

1 comentarios:

MANOLO MONTIANO dijo...

Muy buena entrada Salus, es increible la gran cantidad de historias que encierra nuestro entorno y qué poco conocemos de ciertas épocas como la edad antigua. Seguiré aprendiendo en tu blog.
Un fuerte abrazo