headerphoto

Del nacionalismo y otros López

Entre las muchas anécdotas que se han contado estos días sobre García Márquez me llama la atención la que trata sobre sus diccionarios. Resulta que tenía en su casa cinco o seis diccionarios de la Lengua Española juntos. Al preguntarle que cuál era la causa respondió que era para que se pelearan entre sí. Y yo creo que lo mismo que diccionarios hay que tener muchas ideas diversas para que se enfrenten entre ellas, seguro que sale algo positivo.




Viene esta disquisición porque en Semana Santa estuve en Zahara de los Atunes. Estaba completamente abarrotada. En plazas, calles, aparcamientos, bares, restaurantes, hoteles, playas, etc no cabía nadie más. Evidentemente lo de Zahara es un lujo y el éxito reciente responde a estas condiciones ideales, además de ciertas circunstancias como la fama de ser la Marbella roja y esas cosas.  ¡Y luego dicen que el turismo de sol y playa está en crisis! 



Entramos en una cafetería, también repleta de gente y pedimos un café y un helado. La conversación viró con las camareras sobre Barbate. Ni pertenecían a él, ni lo querían. Cuando entró una señora mayor en la conversación, la dueña o la regente parecía, incorporó un argumento muy típico en esto de los nacionalismos Barbate sólo se lleva sus impuestos y a cambio no da ningún tipo de servicios. Necesitaban Independencia Ya y lo de la ELA(Entidad Local Autónoma) creada el 17/6/2011 les parecía un parche e insuficiente.



Fuera del recinto de la cafetería comparamos la situación con la Segregación de Benalup y con el tema de la pretendida independencia catalana. Por un lado, como este tipo de nacionalismo siempre han estado liderados por estas clases medias que tienen una posición económica mejor que el resto y donde los intereses económicos juegan un papel muy importante. Una vez prendida la mecha esta se extiende por el resto de las capas populares, siendo casi imposible apagar el fuego una vez que este ha comenzado. Mintz al hilo del carnaval de 1966 y las dos comparsas que se presentaron decía que mientras la de Angelín pedían independencia la de Manolo Lago no: " La mayoría de los campesinos se movían en una dirección completamente diferente. Para ellos, cualquier tipo de gobierno había demostrado ser opresivo e innecesario. Se podía servir mejor a los campesinos eliminando todo tipo de gobierno"



Estoy convencido que la característica principal del nacionalismo es el amor a lo propio y el rechazo a lo que consideran el otro, su enemigo. En todo deseo de marcharse de una institución y crear otra hay un cierto rechazo y desprecio a la que se abandona. Además estamos en tiempos de globalización, apertura, relación donde se tiende a lo integral, global y universal… ¿Es coherente la creación de nuevos Ayuntamientos cuando en Europa se están integrando y desapareciendo hasta provincias? ¿ Es racional que se independice Cataluña o País Vasco cuando lo que se trata es de crear los Estados Unidos de Europa? Se trata en definitiva de decidir como queremos estar organizados, que nivel de estructura es el ideal. Es otro problema que genera el poder. Nada más y nada menos.



Maticemos ya. Hay una corriente de pensamiento muy extendida en contra de las autonomías, “si España es pobre y no puede con un país, como va a poder con 17”. Quien conoce la historia de España sabe que el Estado Moderno empieza con el decreto de Nueva Planta y se consolida con el liberalismo del siglo XIX en base al centralismo. Pero que las etapas de libertad, de profundización de la democracia han traído el necesario respeto a los hechos diferenciales y a la descentralización. Esta es sinónimo de libertad y de acercamiento del administrado a la administración, además que permite más adecuadamente la participación democrática del ciudadano. Es imposible la regeneración política y democrática que imponen los tiempos actuales si no es posible que el ciudadano tenga cercana y accesible su administración. Los que conocen la historia reciente de Benalup-Casas Viejas no se pueden ni imaginar que por cuestiones económicas se elimine su Ayuntamiento y se integre de nuevo en Medina como están haciendo en otros lugares y amenazan los neoliberales. 



En resumen, que como decía Santo cuando se enteraba que había habido pelea juvenil que lo que hay que hacer es pelearse a diccionarios,  o enfrentando ideas, que las hay de todo tipo. Es decir que hay que hablar, dialogar, discutir… dejando la violencia, los fanatismos y los fundamentalismos al margen, y saber que quien no aprende de su historia, está condenado a repetirla.

0 comentarios: