Mintz en el Diario de Cádiz

El trabajo de Jerome Mintz se hace protagonista en Sevilla y Casas Viejas

El Museo de Artes y Costumbres inaugura la muestra 'Un andaluz de Indiana', dedicada al antropólogo estadounidense Benalup celebra esta semana su 'Lo que el Levante se llevó'
PILAR VERA CÁDIZ | ACTUALIZADO 06.03.2014 - 05:00
zoom
Una de las fotografías de Jerome Mintz, que documenta el uso del pito de caña como instrumento típico de Carnaval.
Share
Durante los últimos veinte años, el trabajo y la figura de Jerome Mintz -el antropólogo que está ya ligado de manera inevitable a la identidad de Benalup-Casas Viejas-, ha pasado de ser poco más que una anécdota - "el americano que escribió un libro sobre el pueblo"-, a todo un icono. 

El historiador Salustiano Gutiérrez, miembro de la Asociación de Amigos de Jerome Mintz, recuerda, por ejemplo, cómo llegó hasta el pueblo Los anarquistas de Casas Viejas, el estudio del estadounidense sobre los sucesos: "El primer ejemplar que llegó a Benalup, lo trajo un médico de Estados Unidos que estaba de vacaciones, lo había leído y quería conocer la localidad. Así que se pasó por el bar -continúa-, donde fueron convenciéndole de que les dejara el ejemplar. De ahí, paso a Diputación, que se encargó de traducirlo y publicarlo". La Casa de la Cultura de Benalup-Casas Viejas -ahora Centro Cultural Jerome Mintz- acogió, de hecho, la presentación del estudio hace veinte años. En estas dos décadas, el trabajo de recopilación y estudio de la realidad andaluza que Mintz fotografió, analizó y grabó, ha demostrado tener enjundia más que suficiente como para que el Museo de Artes y Costumbres de Sevilla inaugure una muestra monográfica dedicada al paso del antropólogo por la localidad gaditana. Un andaluz de Indiana reúne ochenta fotos, audios y vídeos recopilados por el estudioso en una selección en la que han participado tanto parientes de Mintz (fallecido en 1997) como participantes en la Asociación de Amigos. La muestra, que subraya el carácter casi desconocido de la obra filmográfica y fotográfica de Jerome Mintz, se desarrolla en torno a dos hilos argumentales -según apunta Salustiano Gutiérrez-. Por un lado, "al igual que la mayoría de extranjeros que llegaban en los años sesenta, Mintz venía atraído por el tópico. Pero como él era catedrático de Antropología y permaneció veinte años en el lugar, porque le gustaba, uno ve cómo pasando de ese tipismo al reflejo de una realidad campesina que ya no existía en Estados Unidos, y que aquí estaba a punto de desaparecer". 

Una labor a la que nadie pareció hacer caso mientras el antropólogo residió en España, pero que ha ido tomando valor a lo largo del tiempo, hasta convertirse en una de las "señas de identidad de Benalup-Casas Viejas". Aun así, Gutiérrez recuerda que en 2007, cuando desde la localidad se organizó el primer homenaje a Jerome Mintz, los responsables se encontraron con distintas "presiones y dificultades. Sin embargo -prosigue-, en la inauguración en el Museo de Usos y Costumbres del pasado martes, acudió un autobús lleno a Sevilla". 

A lo largo de estas dos décadas -y gracias a la colaboración de la familia del estudioso-, el legado de Mintz ha ido viendo la luz en la forma de dos libros, 5000 fotografías, seis películas y cientos de audios que hablan de la historia reciente de Benalup y Andalucía. 

Parte de todo este patrimonio es el que permite, precisamente, organizar iniciativas como la tradicional Lo que el Levante se llevó, que abrirá sus puertas en Benalup a partir del sábado al mediodía, tras la entrega del V galardón La Gorra de Mintz -una propuesta que aúna foto, texto, audio y vídeo en torno a veinte temas distintos: mujer, emigración, latifundio...-. 

"Sin embargo, parte del material recopilado por Mintz -indica Salustiano Gutiérrez- sigue en Estados Unidos, en los museos de Washington y de Indiana, y necesita de inversión para su digitalización, porque hablamos de muchas horas de grabación. Sólo con el material de audio que recopiló, da para quince libros como el de los anarquistas". 

"La historia de este pueblo, por cómo es, no está escrita en los libros sino en la memoria de las gentes, y ahí es donde trabajó Mintz -prosigue Gutiérrez-. Ahora está muy de moda el tema de la memoria histórica, pero Mintz se adelantó cuarenta años al concepto. La versión de las cosas que pudieran tener campesinos y anarquistas, fue él el que las recuperó".

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV