headerphoto

Las fotos de los Sucesos. Las comunidades de campesinos

He incluido esta fotografía en las fotos sobre los Sucesos de Casas Viejas, porque me parece la adecuada para cerrar la serie. En ella José Suarez, en el centro sin corbata, dos puestos a su izquierda  Curro Guerra en Jerez, comiendo con los ingenieros del instituto de Reforma Agraria. 1934. Pertenece al archivo familiar de María Luisa Fernández, esa mujer que tanto sabe y le gusta hablar sobre la historia de su pueblo y su familia.
Los Sucesos de Casas Viejas no significaron el punto y final de la conflictividad en el campo, aunque si un punto y aparte. El protagonismo anarquista remitió un tanto para que tomase la iniciativa la UGT y los socialistas, sobre todo dos hombres que eran cuñados; Francisco Fernández Guerra de la Vega y José Suárez Orellana. Dos fueron sus grandes objetivos a partir de enero de 1933: conseguir que se aplicara a rajatabla la legislación laboral, sobre todo en lo que se refiere a laboreo forzoso; y puesta en práctica de varios proyectos de Reforma Agraria. De todos los proyectos va a ser el de la Comunidad de Campesinos de Malcocinado el más querido por los socialistas casasviejeños, ya que tanto Suárez como Curro Fernández se implican en cuerpo y alma, hasta tal punto que se trasladan a vivir allí. Suárez es el líder, pactista y resolutivo; pasa más tiempo fuera que dentro de la comunidad. Francisco Fernández es su hombre de confianza, culto y eficaz: lo mismo trabaja en el economato vendiendo telas y alimentos como atiende las enfermedades básicas o redacta  los escritos  necesarios.
Todo el mundo está de acuerdo en la relación directamente proporcional existente entre los Sucesos y la comunidad de campesinos de Malcocinado. Estas se presentan como una forma de solucionar el problema de la miseria e injusticia entre los jornaleros. Malcocinado fue la primera en la zona, pero no la única. Le siguieron otras como Torrecillas y Pedregosillo, Charco Dulce, Los Badalejos…Parecía que   una alternativa válida  a la mala situación en el campo estaba cuajando, pero llegó la Guerra Civil y con ella el fin de estas experiencias. Las Comunidades de Campesinos se convirtieron en una de las mayores afrentas para los vencedores del golpe de estado. Lo dice Suárez: “Esto lo consideraban como una ofensa para ellos …Pero al poco tiempo vino el célebre “Movimiento” y lo “arregló” todo…Este Dieguito me buscaba sólo por el hecho de que este tenía una gran finca (Charco Dulce) y la Reforma Agraria se la arrendó y colocó ochenta casas de familias que estas vivían allí muy bien, y el cobraba la misma renta que le daba el colono anterior”. Suárez huye a la zona republicana y su cuñado Francisco Guerra, al no hacerlo es fusilado el 25 de agosto de 1936. El intento de solucionar el viejo problema agrario a través de la Comunidad de Campesinos será el último responsable de su asesinato. Lo mismo que fue la causa de la huida y posterior represión a José Suárez Orellana. Por ello he incluido esta foto de los dos cuñados haciendo gestiones para la comunidad de campesinos de Malcocinado en esta serie de fotografías sobre los Sucesos. Porque tanto ellos, como la comunidad de campesinos de Malcocinado como la Guerra Civil están muy relacionados con esa estructura de la propiedad deficiente, con ese modelo de explotación arcaico basado en una barata mano de obra que sufría unas pésimas condiciones de vida, eso que se ha venido en llamar el problema agrario.
Espero que os haya gustado estas fotografías sobre los Sucesos, si consideráis que falta alguna o queréis hacer algún tipo de comentarios con críticas o sugerencias estaría encantando en recibirlos y publicarlos. Firmados por favor.

0 comentarios: