headerphoto

Las fotos de los Sucesos. Miguel Pavón y Antonia Jordán

Tres hermanos Pavón; Antonio, Miguel y Sebastián participaron en los Sucesos de Casas Viejas. Ninguno de los tres era líder del sindicato, pero los tres pertenecían a él, además de ser buenos cazadores, por lo que se vinieron del carbón y participaron en el asalto a los cuarteles. Estaban trabajando en los hornos de leña  cuando les avisaron de que se iba a declarar el comunismo libertario y necesitaban hombres que supieran disparar con la escopeta. Los tres eran magníficos tiradores. En vez de prestarla, prefirieron acudir ellos personalmente. Con la llegada de la guardia civil de Medina se encerraron en su casa, en la calle Nueva,  al lado de la de Seisdedos.



Cuando a las cuatro de la mañana ardió, por indicación del padre huyeron a la sierra, donde estuvieron escondidos. Hasta que detuvieron a su padre, Gabriel Pavón, y lo amenazaron para que los hijos se entregaran. Lo hicieron en Medina, llevándoselos inmediatamente detenidos los tres a Cádiz. La madre, Vicenta Pérez Monroy, no resistió la tensión del momento y murió de un fallo cardiaco. En el juicio de junio del 34 a Sebastián lo sancionaron con 5 años de prisión, con dos a Miguel y quedó absuelto Antonio (fueron las condenas respectivas para los que habían estado enfrente del cuartel, detrás o en la parte alta cortando la carretera). Miguel estuvo menos de dos años en la cárcel, volviendo a casa. Pero, muy pronto llegó la Guerra Civil y el se fue con Sebastián al bando republicano, en Alicante, Murcia, Estepona, Cordóba, Zaragoza … Mientras que a otros dos hermanos les toco el nacional. Después de la guerra civil, estuvo un tiempo de maquis, escondido en la sierra, es la época en la que se ponía los zapatos al revés para despistar a la guardia civil cuando lo perseguían. Se entregó y de nuevo cárcel. Ha quedado en la memoria colectiva del pueblo como cuando Franco venía a las Lomas, la guardia civil lo buscaba para que pasara unos días con ellos el cuartel. Hubo un momento en el que el mismo Miguel, cuando se enteraba que venía Franco a cazar, se iba el solo al cuartel, hasta que el generalísimo terminaba de practicar su deporte favorito. 



Vivió en la calle Nueva, número 42. La misma casa familiar que en 1933 ardió con la de Seisdedos. Después de los Sucesos volvieron a reconstruir la choza y en 1946, su hijos, ya albañiles, los domingos, hicieron la casa donde vivió hasta que murió. Pero lo que más llama la atención, es que Miguel Pavón, sin ser un líder anarquista claro, nunca tuvo miedo a contar lo que sabía y siempre estuvo dispuesto a expresar lo que él había vivido y lo que él pensaba. El miedo a hablar de los Sucesos ha sido una tónica general en este pueblo. La excepción la ha constituido Miguel Pavón y algunos más “Palante va Miguel Pavón”, era su grito de guerra. Miguel Pavón se convirtió en la transición en uno de los pocos benalupenses que hablaba abiertamente con la prensa y los historiadores de los Sucesos. Su familia ha colaborado ampliamente siempre que alguien le han hecho alguna pregunta sobre ellos. 



La mujer de Miguel Pavón Pérez Antonia Jordán Casas estuvo una tarde entera con un grupo de alumnas del IES Casas Viejas resolviéndole y dándole todo tipo de informaciones  para sus trabajos. Identificó a los veinte de la famosa foto del juicio y aportó datos sobre ellos y otros muchos. Antonia nació en Casas Viejas el día 10 de junio de 1910. Trabajo de sirvienta con la familia de los Vela y Espina. Con esta familia hizo su primer viaje a Madrid, acompañándolos. Se casó con Miguel Pavón Pérez en 1938 y tuvo ocho hijos. En la primera foto hay un montaje de diversas escenas de la familia Pavón Jordán, en la segunda Antonia Jordán Casas de joven.




0 comentarios: