Francisco Fernández Guerra de la Vega

En Casas Viejas al contrario que en la comarca de la Janda la represión subsiguiente al golpe de estado se cobró pocas víctimas mortales. El antecedente de los Sucesos y el miedo que surgió que hizo que mucha gente huyera explicarían esta circunstancia. Además de Juan Estudillo, hay documentados tres. La de Benio, un socialista que tenía un bar. Francisco Guineas Pérez, “Diana”, otro socialista que pertenecía a una comunidad de campesinos y Francisco Fernández Guerra de la Vega, el cuñado de José Suárez.
El asesinato de este último siempre ha llamado mucho la atención, entre otras cosas por su origen nobiliario. Francisco Fernández Guerra de la Vega  era miembro de una familia aristócrata (los marqueses de Hermida) de origen santanderino que como otros tantos se afincan en Cádiz, concretamente en Puerto Real.  Pepe Suárez cuenta en sus memorias como decide huir cuando empieza la Guerra Civil“Me propuse marchar a la sierra que estaba frente al pueblo porque allí estaría más seguro. Se lo propongo a Francisco Fernández Guerra que era de la U.G:T. para que me acompañara y así lo hizo, pero teníamos que esperar a que se hiciera de noche para no ser vistos y esto lo hizo desistir porque la noche en aquellos montes para un hombre que no esté acostumbrado resultaba muy penoso. Me dice que él desiste y que se vuelve ya que  a él no lo iban a detener porque no había tomado parte en cosa alguna que pudiera molestar a nadie”. Paco Fernández no era un hombre de campo como su cuñado, también  estaba convencido de que no le podía pasar nada porque él no había hecho nada malo y también en su fuero interno pensaba que sus relaciones personales y familiares lo salvarían en un último momento. De hecho, una vez preso la familia Hermida intentó por todos los medios y conocidos a su alcance, conseguir librarlo de la pena de muerte aunque los intentos fueron vanos. El mismo Mintz le pregunta extrañado como que matan a este hombre si él era "uno de los ricos". Y entonces Pinto cuenta lo que él ha escuchado. Lo mataron porque era masón. Y lo dice muy claro “no le pudieron salvar la vida porque decían que era masón. Decían los que lo mataron”. Desde 1936 a 1975 los dos grandes enemigos del régimen fueron los masones y los comunistas teorizados a través de su teoría delcontuberniojudeo-masónico-marxista. Para comprender esto hay que situarlo en la violenta década de los treinta y el odio de los totalitarismos (alemán, italiano y español) a los dos flancos más importantes y fuertes de la sociedad que ellos creían que debían eliminar de raíz: “por un lado los teóricos de la «libertad, igualdad y fraternidad», defensores de los derechos del individuo, la tolerancia, la libertad de creencias y del sistema democrático, en contra de absolutismos o dictaduras, es decir, los masones y librepensadores; y por otro lado, los movimientos obreros y el espectro del triunfo de la revolución rusa. Contra unos y otros actuaron drásticamente desde Mussolini a Franco, pasando por Hitler”. Pero ¿sería cierto que Francisco Fernández era masón?, posiblemente no, todo indica  que es  una excusa para justificar su asesinato. Parecen tener más visos de realidad las explicaciones de María Luisa Fernández que hace en la película La cosecha de las revueltas: “ A mi padre lo mataron a principios de la guerra, estaba en casa, durmiendo la siesta, llegó un compañero que había sido de colegio, Diego de Alzugaray y con un coche con unos cuantos falangistas, le dijeron que le acompañara y entonces, él le acompañó y no volvió más… A mi padre lo mataron por bueno… la causa era que se había metido con mi tío Pepe Suárez a organizar una reforma agraria en propiedades que no eran explotadas de gente rica de Medina Sidonia y de Benalup, entonces estas fincas se repartieron entre cuarenta obreros que se morían de hambre”

Efectivamente, el grupo de falange de Medina al empezar la guerra fue directamente por Suárez, pero al no estar se dirigieron a la casa de Francisco Fernández. Cuando se lo llevaron de su casa de Malcocinado, uno de sus componentes, Diego Alzugaray le dio a la familia seguridades en el sentido de que “a Paco no le va a pasar nada. Palabra de caballero”. Pero si le pasó y fue fusilado, el 25 de agosto de 1936,  casi un mes después de su detención, pese a las intensas y numerosas gestiones de la familia de los marqueses de la Hermida ante sus conocidos y allegados. El intento de solucionar el viejo problema agrario a través de la Comunidad de Campesinos estaba detrás de su muerte, aunque para justificar lo injustificable aparecería luego la acusación de pertenecer a la masonería.



Transcribo el audio: 
J.M.- ¿Mataron muchos de Casas Viejas?
Juan Pinto.- Cuando el movimiento mataron nada más que dos. Mataron a Diana y a Benigno.
J.M.- ¿Quién eran, obreros?
Juan Pinto.- Uno estaba en una reforma agraria trabajando y el otro era tabernero. Y otro que era de Medina que decían que era… Masón. Yo no conozco la obra de masón. Masón no sé yo que será. Aquí tiene la mujer.¿ Usted conoce a Nicolás Vela? La mujer que tiene, el padre fue el que mataron.
J.M.- ¿Pero él era uno de los ricos?
Juan Pinto.- Que decían que era masón
J.M.- Oh, oh, si como un club. Es una organización internacional

Juan Pinto.- Yo no sé lo que significa eso, pero decían que no le pudieron salvar la vida porque decían que era masón. Decían los que lo mataron.

franciscofernandezguerradelavega.mp3

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV