headerphoto

Violencia de género del blog de Ismael Almagro

Del blog Historia de Alcalá de los Gazules de Ismael Almagro Montes de Oca copio el siguiente artículo. Solo dos precisiones, en la actualidad las Argamistas pertenecen a Medina (aunque siempre han estado incluidas en el campo de Casas Viejas) y la violencia de género es un desgraciado fenómeno que hunde sus raíces en la antigua sociedad patriarcal.
El 4 de marzo de 1914 el periódico "La información. Periódico de la tarde" (1) daba cuenta de un crimen pasional, que aunque no ocurrió en nuestro término, pues tuvo lugar en el actual término de Benalup, lindando con el de Alcalá, tuvo como tristes protagonistas a una pareja alcalaína:


    “La guardia civil del puesto de Casas Viejas, da cuenta a la autoridad Gubernativa del homicidio frustrado y suicidio ocurrido en el punto denominando de Argamita término de Medina Sidonia.

      Dicha fuerza expresa en el parte, que la joven de dieciocho años Rafaela Gallego Suárez, recibió un tiro de escopeta en la casa de sus padres ó sea en la dehesa antes expresada de «Argamita» siendo el autor del disparo Juan Gallego Gallego que residía en los Santos Nuevos de Alcalá, de estado soltero y profesión agricultor el que después de, cometido el hecho se suicidó. 

     La benemérita manifiesta que a consecuencia de impedido el paso de los ríos y garganta de la sierra qué en el día de hechos tenían una gran crecida las aguas a causa del mucho temporal de lluvias no pudieron presentarte en el Iugar de hechos, en los primeros momentos y al emprender la marcha hubo que detenerla al llegar al río denominado del «Medio» por no poderse vadear este, hasta unas cuantas horas despues que pudieran: trasladarse el lado opuesto del referido río, siendo además muy penosa la marcha hacia el lugar del suceso por estar intransitable el camino teniendo que pernoctar al objeto de descansar en la chosa del guarda jurado de la dehesa «Cañada» y ser imposible pasar la garganta de la «Argamita» por la que cruzaba una gran cantidad de agua.

      Agregan que á la mañana siguiente, pudieron llegar al Caserío de la «Argamita» encontrandose delante de la casa del vecino de dicha dehesa Miguel Gallego Sánchez, un hombre tendido en el suelo cadaver y a la derecha del mimo u sombrero y á la izquierda una escopeta.

      El primo hermano del suicida, Antonio Gallego Vilerio, declaró a la Guardia civil, que el día 25 del pasado mes se encontraba él con sus primos hermanos, Juan Gallego y Gallego y Rafaela Gallego Suarez en la casa de los padres de la última, teniendo el referido Juan una escopeta en las manos y á un volver de cabeza sintió un disparo cuyos plomos pasaron muy de él encontrando que su prima se hallaba toda ensangrentada y dando gritos viendo además que su primo Juan se encontraba en la puerta de la habitación y de pronto dió un salto y salió á la calle sonando otro disparo y al asomarse a la calle, vió que su primo se encontraba tendido en el suelo y manando sangre en abundancia por haberse disparado un tiro.

     De las averiguaciones hechas, resulta que el Juan Gallego, sostenía relaciones amorosas con la Rafaela Gallego Suarez, habiendo tenido ambos amantes un disgusto, por lo que la Rafaela entabló relaciones con otro hombre creyéndose este fuese el motivo que indujo al Juan a la resolución que adoptó.

     El médico de Alcalá de los Gazules don Manuel Almenta diagnosticó que la herida recibida por la Rafaela no reviste gravedad, pues el tiro fue de munición recibiendolo por la espalda de hombro a hombro. 

     En el lugar de suceso se personó el señor Juez de Instrucción del partido ordenando el levantamiento del cadáver.

     Se le encontró en los bolsillos varias cartas cerradas dirigidas á individuos de su familia, un cartucho de escopeta cargado, dos monedas de plata de a peseta, cada una y un retrato de su prima Rafaela.”


NOTAS

(1) "La información, periódico de la tarde" Año XIL Número 11751 pag 1. Edición del 4 de marzo de 1914.

1 comentarios:

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Interesante aclaración del término. En tal fecha era, como hoy, de Medina. Lo lamentable es que noticias de esta índole se produjeron, se producen y ¡ojalá se rompa la cadena! nunca más tengamos que hacernos eco de ellas. Ocadebenalup