headerphoto

Segunda jornada Casas Viejas 1933-2014

El día de hoy ha sido muy intenso también. Empezó la jornada con el mural que Don Manuel Saenz había pintado con sus alumnos en 1992. Paco y Laura coordinaron a los del IES Casas Viejas. El resultado es un bonito trabajo que todavía no se sabe cual va a ser su destino definitivo. En la exposición de casaviejeños 1933 la asistencia de público ha sido constante y la venta de catálogo muy buena, hasta el  punto que casi se han agotado.
Uno de las actividades que más miedo nos producía eran las exposiciones por los bares. Si bien es verdad que no ha habido tanta gente como en otras rutas, por ejemplo la de las setas, siendo la gente del pueblo la que menos ha asistido, en algunos bares se acabaron las tapas previstas y los propietarios nos manifiestan que si no hubieran existido programadas estas actividades habría habido mucha menos gente de la que ha salido este sábado. 



Se han hecho cuatro sesiones de la historia narrada de los Sucesos con un gran éxito de crítica y público. Aunque no es normal, cuando se trata de los Sucesos, la unanimidad de la excelencia de la idea y su ejecución es absoluta. En total han sido más de 150 personas las que ya la han visto y que se conozca no ha habido ninguna crítica negativa. 



Otra de las sorpresas positivas de la jornada han sido las rutas guiadas por el técnico municipal Rubén Flor. Han asistido unas 35 personas, produciéndose un alto de satisfacción entre los que han participado en ellas y al final animadas charlas y tertulias en torno a los Sucesos. Estas rutas hoy se perciben con cierta normalidad, pero hace unos años eran algo impensable. 


Mañana se clausuran las jornadas. Habrá otra ruta, otra representación teatral y una tertulia sobre el futuro de los Sucesos en el Tato. Desde aquí animamos a la asistencia a esta tertulia y a la participación. Toda crítica, sugerencia o propuesta será bienvenida. Se cerrarán las jornadas con el requiem de viola de Jesus Vela y la Toná de Casas Viejas de Antonio el de Paqui. Recuerdo a las 12,30. 


Por último una reflexión final. La foto del final la ha realizado mi compañera de matemáticas Gemma. Me ha recordado la anécdota que me ha contado sobre Juan Moncayo Paco Sánchez Moya. Dice que las dificultades que tuvo que soportar y superar fueron tremendas. Como ejemplo recuerda que él les había dejado el pabellón del chorro grande para ensayar y que una vez que terminaron los ensayos se quejó de los sucio que lo habían dejado, esperando que el Ayuntamiento mandara a alguien para que lo limpiara. Su sorpresa fue mayúscula cuando un día fue al lugar de ensayo y se encontró al propio Juan Moncayo, sólo, fregando los suelos. Me quedo con la reflexión del viernes de Juan, en el sentido de que ellos empezaron a trabajar sobre los sucesos de Casas Viejas desde Casas Viejas,  y que lo más importante de ese trabajo es que ha permitido que otros se aprovechen de él y continúen esa senda. Esa capacidad que tenemos los humanos para edificar y aprovechar sobre los que otros han hecho previamente es lo que nos diferencia de otro seres y está en la base de nuestra superior cultura. Esperemos que el trabajo que se están desarrollando en estas jornadas sea igualmente aprovechado para otra ocasión, se siga sumando... si  no seremos unos verdaderos animales.

0 comentarios: