Mundo Gráfico y el silencio sobre Casas Viejas

Estas revistas del Mundo Gráfico que Pepe Segura se encontró en Barcelona de la Segunda República y la Guerra Civil pertenecen a lo que se ha denominado prensa ilustrada. Su característica es que la fotografía lleva el gran peso de la información, más incluso que el texto. Desde que iniciara su andadura a principios del siglo XX hubo dos grandes tipos,  los llamados magazines o revistas de información general, muy ilustrados dirigidas a cubrir un mercado mucho más amplio, atendiendo principalmente a los gustos del lector de clase media y a la demanda informativa acorde a los nuevos modelos sociales: sucesos, moda, espectáculos y política.



Y aquellas revistas que se especializaban en un tema en concreto, como moda, deportes, etc.  Las tiradas de las revistas ilustradas de información general aumentaron paulatinamente hasta aproximarse a los cien mil ejemplares. El éxito se basó en el tratamiento de la información, incluida la aplicación y el uso de la fotografía, sin olvidamos del formato manejable (21 x 27cm.). De las tres principales revistas de la época La Esfera, Blanco y Negro y el Mundo Gráfico va a ser esta última la que obtenga más éxito y protagonismo, debido fundamentalmente a su mayor calidad en la reproducción de imágenes, selección de temas y diseño gráfico más moderno. Hubo un momento, como pudo parecer recientemente con la irrupción repentina de internet, que parecía que los periódicos clásicos se verían relegados por estas revistas ilustradas, pero el tiempo puso a estas revistas en un segundo lugar, aunque sin perder nunca un espacio significativo en el mundo de la prensa, pues siempre existió un tipo de lector que le gustaba más la información aportada por las fotografías que con un lenguaje conciso atraía a un nuevo tipo de  receptor que huía de la palabra escrita y se entregaba al mensaje iconográfico. 



Podía parecer que con  la prensa ilustrada el lector ya no era adoctrinado hacia ideas o conductas mediante exposiciones escritas, sino que se le ofrecían imágenes de mensaje conciso y concreto, como si al lector se le mostrara el fragmento de la realidad y era él quien la interpretaba, pero como veremos, esto no fue nunca así. La prensa ilustrada era igual de subjetiva y partidista que la escrita, como se podrá comprobar a lo largo de esta serie y aparece en la sección las fotografías de los Sucesos de Casas Viejas. 



La página que traigo hoy del Mundo Gráfico es un ejemplo de lo anterior. Está firmada por Fernando Risquet e ilustrada con dos fotografías de Ángel Gómez Beades, Gelán, hermanastro de Serrano. Entre las muchas que este hizo se eligen dos de una temática concreta, en una aparece la iglesia que todavía no estaba inaugurada y que lo haría muy pronto, el 22 de junio de 1933 y por otro un grupo de niños y niñas que salen de la casa del cura de recibir limosna. Las fotografías ayudan a amplificar el mensaje del texto; Casas Viejas no quiere saber nada de revueltas, no quiere hablar de lo que ha pasado y lo que necesita es que la Iglesia y los ricos le ayuden a olvidar y a comer. De hecho el cuadro resaltado dice: "El pueblo no quiere que le hablen de nuevas rebeldías y sólo apetece que nadie turbe su gran dolor". En el texto se puede leer algo tan claro como: "Sobre el dolor del pueblo vierte ahora el caudal generoso de sus bondades paternales el sencillo cura - pastor que tiene una noble misión espiritual de corrección y encauzamiento de los rebaños descarriados que organiza la cruzada de los auxilios de la población hambrienta y desvalida". Luego también se puede leer: " Ni siquiera quieren los vecinos de Casas Viejas recordar lo pasado que se clavó en su corazón como un dolor lacerante. El pueblo entero evoca ahora su dolor, teniendo frente al viajero curioso y preguntón un gesto de un impresionante mutismo". 



Para entender el texto y las fotos hay que situarse en el contexto. Esta información se publica el 25 de enero de 1933, todavía no se conoce oficialmente la verdad de los hechos, la versión de lo ocurrido es que en el pueblo hubo un levantamiento y al enfrentarse con las armas con las fuerzas del orden público se produjeron los muertos. Es fruto de ese error por lo que la gente no quiere hablar, como si reconocieran su fallo garrafal. Pérez Cordón ya había contado en el periódico de la CNT la verdad de lo sucedido y como los muertos son fruto de un escarmiento de las fuerzas de orden público a los campesinos, también Eduardo de Guzman, que se había entrevistado en Cádiz con Juan Sopas o Ramón J. Sender. El 1 de febrero, una semana después,  en el parlamento Eduardo Ortega y Gasset  denuncia los fusilamientos y Alejando Lerroux hace lo mismo el día 2. Ese día  es cuando Azaña dijo aquella desafortunada frase sobre Casas Viejas “En Casas Viejas sólo había ocurrido lo que tenía que ocurrir”. Después viene la comisión extraparlamentaria a Casas Viejas y el 1 de marzo el mismo periódico, el Mundo Gráfico y el mismo periodista Fernando Risquet publican otra crónica. Totalmente distintas, las fotos son de gente de Casas Viejas, de las victimas, de las familias que ahora si quieren denunciar lo que ha pasado. El 1 de marzo publicaré ese artículo, pero está claro que una y otra crónica son diametralmente contrarias, como el día y la noche, la causa parece clara; la politización de los Sucesos que se convirtieron en un asunto a utilizar contra el gobierno de la Segunda República. A la luz de estas circunstancias se entiende mejor esta crónica del Mundo Gráfico firmada por Fernando Risquet. Pero también podemos entender como después de la Guerra Civil, con todo lo que significa, se impone de nuevo esa versión que quiere reducir los Sucesos de Casas Viejas a fatalismo, tabú, silencio y miedo. Si alguien tiene tiempo y le interesa el tema este artículo de Rafael Reig versa sobre la memoria histórica.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV