Las fotos de los Sucesos. La tragedia mediática

Estamos ante dos fotos muy curiosas de los Sucesos de Casas Viejas realizadas el 13 de enero de 1933. Se trata del mismo lugar, del mismo momento pero recogidos desde dos puntos de vista diferentes. En la primera aparecen los miembros de la Cruz Roja de Jerez que están montados en una camioneta. Tres guardias de asalto que pasaban por allí, posan también para la foto, junto al propietario local José Vela, y el doctor Antonio de la Villa que era el que figuraba al frente de esta sección de la Cruz Roja, entre otros. Al fondo a la izquierda la calle San Juan, enfrente el sindicato y a la derecha la plaza de abastos.



El 13-12-2010 se puede leer en Diario de Jerez: “Esta abundancia de personal da lugar a que la Cruz Roja de Jerez pueda actuar como tal organización humanitaria, en los terribles y desgraciados sucesos de Casas Viejas, producidos por campesinos anarquistas, en enero de 1933, en los que muere uno de sus camilleros, al mando del doctor De la Villa”. 



En la segunda fotografía aparece a la izquierda la plaza de abastos, a la derecha la escuela nacional de D. Manuel Sánchez hoy pub La Época, en el centro la camioneta de la Cruz Roja, donde unos voluntarios miran hacia este fotógrafo y otros miran a los otros dos fotógrafos y al fondo los reporteros gráficos de la prensa sevillana “El Liberal” y “La Unión”, Cecilio Sánchez del Pando y Ángel Gómez Beades “Gelán”, cuyas figuras aparecen a la derecha de la imagen, recogida ésta por la cámara del fotógrafo de ABC, Juan José Gómez Serrano. Cuatro son los grandes fotoperiodistas de Sevilla de estos momentos; Dubois, Serrano, Sánchez del Pando, Gelán. El primero cubriría los juicios de Casas Viejas, los otros tres nos los encontramos en Casas Viejas el 13 de enero de 1933. Ángel Gómez Beades, quien firmaba con el nombre artístico de Gelán -Ángel al revés-. Llegó a Sevilla de la mano de su hermanastro, Serrano, al quedar huérfano de madre a los quince años, comenzando a trabajar de ayudante de este en El Noticiero Sevillano, hasta que el diario La Unión lo contrató y comenzó a trabajar con Dubois como maestro. A Casas Viejas fue también el onubense Sánchez del Pando y el avulense Juan José  Gómez Serrano. Este último sobre  su estancia en los Sucesos de Casas Viejas declaró mucho años más tarde:”Las pasé morás. Fui allí con el inolvidable Gil Gómez Bajuelo (redactor de ABC) y con mi hijo Nene”. 



Estas dos fotografías son un símbolo del tratamiento mediático que se le dio a estos Sucesos, ya que mantuvieron en vilo durante esos días de enero, no sólo a Andalucía, sino a España y también a una parte de la prensa internacional, que también se hicieron eco de los trágicos sucesos. Estamos ante uno de los hechos que más cobertura fotográfica tiene en la Segunda República. De hecho se considera a los Sucesos el primer hecho de la historia social española cubierto fotográficamente con una cierta profusión. En este caso los fotógrafos sevillanos coinciden el día 13 con los guardias de asalto y con la sección de la Cruz Roja de Jerez que es la encargada de atender a los guardias heridos en el conflicto. Este carácter mediático  que desprenden estas dos fotografías, va a proseguir, desde enero del 33 hasta la actualidad. 



Todo el mundo coincide en que  el fotoperiodismo moderno nació precisamente en España durante la guerra civil de 1936-39 con las instantáneas de Robert Capa, Cartier-Bresson, Gerda Taro, Chim y las de los españoles Centelles, Alfonso o Santos Yubero, pero, como en otras cosas, la Segunda República en general y los Sucesos en concreto se convirtieron en precedentes de esta consolidación del fotoperiodismo. La Segunda República con sus tensiones y conflictos posibilitó un gran auge de la actividad periodística apareciendo revista como Blanco y Negro, Nuevo Mundo o Crónica en Madrid y otros periódicos locales comjo El Liberal, La Unión o El ABC en Sevilla que propicieron el desarrollo del periodismo gráfico. Los Sucesos de Casas Viejas van a constituir un punto de inflexión para este seguimiento mediático, convirtiéndose la fotografía en un gran documento no sólo para el presente, sino también como testimonio histórico. Estas dos caras de una misma moneda, estas dos fotografías realizadas en el mismo instante y en el mismo sitio  pero desde diferente ángulo, estas fotografías donde los cazadores (fotógrafos) son cazados son un ejemplo del carácter mediático de los Sucesos y de la importancia que han tenido estas fotografías como fuente histórica.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV