headerphoto

La laguna de la Janda. Presentación.1


Lo mismo que hice con la sierra, pretendo realizar un estudio sobre la evolución histórica y los cambios medioambientales producidos en la laguna de la Janda. Será el hombre y la naturaleza los dos ejes más importantes de nuestro recorrido. En este espacio, tanto el problema medioambiental como el problema agrario, tanto el desarrollo económico como la deseable conservación de la naturaleza se han enfrentado en estos últimos cincuenta años de una forma espectacular, habiendo ganado la primera y perdido la segunda. En muchos sitios de España y de Andalucía ha ocurrido lo mismo, pero aquí hay tres cosas especiales, el problema agrario había generado muchos conflictos, la laguna de la Janda era uno de los espacios más ricos biológicamente de Europa y el desastre ecológico ocurrió muy tarde, ya en la década de los sesenta.



La laguna de la Janda se sitúa en el sur de la provincia de Cádiz, entre Vejer y Benalup - Casas Viejas  y a 10 kilómetros de la línea de costa. Actualmente, se encuentra desecada. Tenía una forma alargada en dirección  E-W y una longitud de unos 4 Km, se encuentra a una cota de +3,5-4 m sobre el nivel del mar. En época de fuertes lluvias, la depresión de la Janda quedaba inundada, habiendo llegado  momentos como en 1796 que sus aguas se mezclaron con las del mar. Esta laguna de carácter endorreico se formó en una depresión de origen tectónico de unas 4000 hectáreas.
Los ríos Barbate, Almodóvar, Celemín y otros arroyos menores vertían sus aguas en ella. En los años más lluviosos esta gran depresión se encharcaba formando un único humedal y cuando la escasez de lluvia era notable, se comenzaba a descomponer en una serie de lagunas como la Jandilla, Tapatanilla o La Haba, destacando la de la Janda por su amplitud. 



La laguna de La Janda fue durante muchos años el humedal más extenso de España y el más rico ecológicamente de Europa. La gran biodiversidad existente en la zona se debía a la densa cobertura vegetal existente en esta zona húmeda (aguas estacionales, dulces y de escasa profundidad) y a que su estratégica situación al sur de Europa la convertían en un área de descanso y paso obligado para millones de aves que migraban a través del estrecho de Gibraltar.



En esta Laguna de la Janda residían y se reproducían aves hoy en día desaparecidas o en vías de extinción como  la focha moruna,  el morito, la  grulla común, el águila imperial ibérica, la lechuza mora o el torillo andaluz. Su importancia se refleja también  en la relación histórica con los habitantes de la zona, empezando por las pinturas y los yacimiento arqueológicos prehistóricos y terminando por los actuales Birdwatchers, pasando por la batalla de la laguna de la Janda o  la visita de ornitólogo, historiadores y antropólogos del siglo XIX y XX tan famosos como Cabré, Brevil, Verner, Irby, Buck, Yates, Hernández Pacheco…  Desde el punto de vista social y económico la laguna de La Janda también tiene gran importancia. En la década de los veinte del siglo XIX coincide la formación del pueblo con los primeros intentos de desecarla, en la década de los sesenta del siglo XX al mismo tiempo que se deseca la laguna de La Janda, se produce la segunda gran revolución en la zona, después de la del Neolítico, de tal forma que se consolida la propiedad privada, se cierra el problema agrario y empieza la modernidad. 



Se considera la desecación de la laguna de La Janda como el punto de inflexión, de cambio, de un antes y después, de la separación de lo antiguo y lo moderno en Benalup-Casas Viejas. Pero no sólo en el Nuevo Régimen, la laguna ha sido importante en los cambios sufridos, también en el paso del Paleolítico al Neolítico o el de la Edad Antigua a la Edad Media (batalla de la Janda)
La primera y la tercera ilustracion son una comparativa de antes y después de la desecación, la segunda y la cuarta son fotos de la actualidad.

0 comentarios: