La laguna de la Janda. La Prehistoria.2

La situación geoestratégica de la laguna, entre Europa y África le hace ser un punto de encuentro y relevancia no sólo para las aves migratorias, sino también para los hombres que históricamente han transitado entre los dos continentes. Aunque necesitaríamos más estudios sobre el periodo, algunos de los existentes demuestran un poblamiento humano en la zona desde el Paleolítico Medio en sus proximidades gracias a la abundante presencia de agua dulce y a la posibilidad de caza de los numerosos animales que se acercaban a la laguna para abrevar. 




Los primeros hombres que poblaron esta zona lo hicieron hace unos 300.000 años dentro del periodo de la prehistoria conocido como Paleolítico. Vivían en grupos denominados hordas, al aire libre, de un sitio para otro, de forma nómada, aunque les gustaba más  vivir en las zonas próximas a los ríos y las lagunas. Estos sitios además de agua, les aportaban materias primas, en forma de roca, madera y hueso para sus herramientas, además eran lugares aptos para la caza y la recolección de frutos silvestres. Se han encontrado en la zona muchas herramientas de piedra o hueso con grandes filos cortantes destinados a sacar la carne y romper los huesos en busca del tuétano, muy querido por la gente de aquella época. Otro elemento que hace que esta zona sea muy apta para la vida de la gente del Paleolítico es que estos valles fluviales se convirtieron en vías naturales de comunicación que relacionaban el valle y la montaña, las dos costa gaditanas, la atlántica y la mediterránea, una cosa que se ha mantenido a lo largo de la historia.





Pero, va a ser cuando el hombre pase de economía depredadora a productiva, en la segunda parte de la prehistoria cuando esta zona alcance una gran importancia, más que en el paleolítico. Desde finales del paleolítico, pasando por el Neolítico y la Edad de los Metales se desarrolló en esta área una cultura muy importante que nos ha dejado restos arqueológicos como las pinturas rupestres, conjunto de enterramientos antropomórficos, así como una gran cantidad de dólmenes y túmulos (enterramientos en cerro). Hasta tal punto que es considerada una de las zonas más importantes de la prehistoria gaditana.  La importancia de estos restos aumenta si consideramos que estamos ante un territorio casi virgen a la investigación arqueológica. 


La explicación de la importancia de la civilización nombrada requiere un doble tipo de argumentación, por un lado ecológica y por otro, estratégica. Esta cultura se desarrolla en torno a la Laguna de la Janda donde el ecosistema aportaba todos los recursos necesarios para una existencia digna. Había abundancia de caza (venados, jabalí, perdices, conejos, todo tipo de aves, etc.). El agua no era ningún problema, todo lo contrario, y el relieve predominante en la zona aportaba innumerables abrigos naturales para la defensa, la vivienda o el culto religioso. Además no podemos olvidar la situación estratégica de la zona, como transición entre la campiña y la serranía y muy cerca del mar, por donde los pueblos del Mediterráneo Oriental, sobre todo los fenicios, comerciaban y a la vez dejaban sus influencias y su cultura más avanzada. En lo que se refiere a la economía, esta va cambiando lentamente se pasa de una economía depredadora propia del paleolítico a otra productiva propia del neolítico, basada en la sustitución de la recolección de frutos por la agricultura y de la caza por la ganadería, pero sin ser sustituida completamente. Con ello el hombre se permite dejar de ser nómada y convertirse en sedentario. Con la agricultura y la ganadería aparece también la división del trabajo y las clases sociales. Los poblados aparecen en pequeñas mesas o plataformas amesetadas como es el caso de los Charcones. En la edad del Bronce se consolida la sociedad clasista, estamos en tránsito de la sociedad colectiva a la privada. Arqueológicamente dominan los monumentos relacionados con la muerte como los dólmenes o los túmulos



Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV