headerphoto

La Sierra. Los lugares centrales. El Tajo de las Figuras y el área del Celemín.

Me ha parecido oportuno detenerme en cuatro lugares de la Sierra para reseñar las singularidades históricas y de futuro que tiene toda la sierra. Empezamos con el Tajo de las Figuras y el área del Celemín. Las sierras que bordean la antigua Laguna de la Janda constituyen un núcleo de más de un centenar de cavidades y abrigos rocosos con pinturas y grabados (ciento veinte lugares inventariados en los términos de Benalup y Medina). El arte de esta zona, presenta un claro singularismo desde el punto de vista estilístico, temático y técnico, que ha hecho que se individualice denominándolo Arte del Tajo de las Figuras.
El conjunto del Tajo de las Figuras está formado por un total de siete abrigos rocosos (Cuevas del Tajo de las Figuras, del Arco, Cimera o de los Cochinos, Negra, Alta, del Tesoro o de la Paja y de los Pilones). En el entorno de la Garganta el Cuerno podemos destacar la Cueva de los Ladrones o Pretinas (cuatro abrigos), subiendo el arroyo de Gallardo , hacia el sur la de Luis Lázaro, el Tajo Amarillo, Negra de las Pradillas y de Levante. La cueva de Santa María  o la cueva de los números o la de la rana o la Cueva de las Mujeres o Ahumada, son algunos de los ejemplos de otras cuevas. En la figura se observan las cuevas y su situación.



Otro elemento importante son las tumbas antropomórficas. Estas tumbas aparecen siempre cerca de algunas pinturas rupestres. Están orientadas hacia el este, hay quien dice que son de finales del Neolítico y en la Edad de los Metales, también hay quien les ha dado un origen medieval.  Están talladas en rocas, son alargadas y estrechas, tienen forma de figura humana. Tumbas de este tipo hay en varios puntos de estas sierras,  en la sierra Momia (en concreto en la Garganta del Cuerno), en la Finca Picazo, en el Tajo de las Figuras y en muchos más lugares del Parque de los Alcornocales.



Otros elementos prehistóricos son los dólmenes o túmulos que se extiende al pie de la cueva del Tajo de las Figuras. No se conoce a ciencia cierta la edad de estos dólmenes. Pueden pertenecer al tercer milenio y fines del segundo que podrían habitar una cultura homogénea en la Laguna de la Janda. Se han localizado unos quince. Fueron puestos en conocimiento de la comunidad científica por el abate Breuil y más tarde intentaron ser excavados en 1924 por Mergelina, pero los propietarios no lo permitieron creyendo que podría haber tesoros en ellos. Luego fueron saqueados. Muy recientemente han sido objetos de labores básicas de limpieza. Alguno de ello se ha incluido en la ruta del corredor dos bahías, poniendo algun cartel explicativo.



La hipótesis más probable es que tanto pinturas, como tumbas y dólmenes pertenezcan a la misma cultura que habitó en el Neolítico y Edad de los Metales en la Laguna de La Janda y las sierras que la rodean. Estos dólmenes, junto a las tumbas antropomórficas y las pinturas se convierten en un importante patrimonio histórico muy importante para el futuro de la zona, tanto por su necesaria conservación y puesta en valor, como para su explotación turística. Esta importante presencia del hombre en el Neolítico y en la Edad de los Metales es una consecuencia de las relaciones que siempre han existido entre la Laguna de la Janda y las sierras que la rodean. Ya que tanto las potencialidades de la laguna de la Janda, como la sierra incluida en el actual Parque de los Alcornocales han sido siempre complementarias. La reciente inauguración de una pasarela que salva el pantano del Celemín para posibilitar la continuación de la cañada de la Jaula y por tanto no tener que interrumpir el camino natural del corredor verde es una estupenda noticia. 

0 comentarios: