headerphoto

Independencia

El pasodoble de hoy pertenece a la última comparsa, por ahora, y maravillosa por cierto,  que ha escrito El Santo. Se trata de Carretera y Manta que cuenta el gran desarrollo del pueblo en los setenta y ochenta basado en los albañiles, esos que siempre están dispuestos a coger "carretera y manta". La música y dirección de Manolín Márquez.  y los componentes además de este, Paco Toro, José Médico, El Guardita, Miguel Zumaquero, Juanma Peña, Sánchez, Gaspar, Enrique Estudillo, Watis, Waty, Álvaro, Juan Luis, Tomás y Redondo. El pasodoble en cuestión trata sobre la calle Medina, hoy llamada Independencia.

Su estructura es muy típica en los pasodobles de Santo. Las tres cuartas partes de la copla las dedica a relatar los establecimientos de la calle y sus caracteristicas principales, dejando los cuatro últimos versos para el mensaje final, rompedor e impactante.



En la miga los chavales voy de compras por mi calle,
tienda de María Remedios.
Tres borricos tan juncales, que se apartan “pa” que pase,
subo a lo de Higinia y entro.
Legupín, bota serraje; Juanito Román, seis panes;
Cayetana, aceite espeso.
Juan Mena y su carro salen, Isabel, su vegetales
de la Comba, los más frescos.
Teleras de Paco el Horno, tensa Cabañas las medias suelas,
con Balbotín y enfrente Chinchorro.
Ramón, traje y tela al metro; Teresita la del puesto;
Isabel la “Berenjena”, Campo y Hogar, Chimenea;
Carmen Alcántara, regalos. Anuncio con luz primero,
Casa Pérez Ruiz, zapatos
y en la esquina, vino  en vaso;
chiquillos, pipas, tebeos
en el kiosko Cayetano.
Comercios calle Medina,
libreta y lápiz, la vida 
de los que nunca de aquí emigramos;
hoy con tus tiendas cerradas,
las casas apuntaladas
sentimos hasta vergüenza
de que tu nombre sea Independencia.



Como decía al principio El Santo recurre a sus vivencias personales para contarnos como la calle Independencia era en los sesenta y setenta el centro comercial del pueblo. Allí había una veintena de establecimientos. Su enumeración, la mayoría con una frase escueta que los individualiza, resulta un gozo para los que nos gusta saber de las cosas antiguas de este pueblo. Así aparece la miga de Mercedes Lara, cuatro tiendas de comestibles entre las que hace referencia a la venta por Isabel Cózar  de frutas y hortalizas de la huerta La Comba, los aceites de Cayetana, la de Isabel la "Berenjena" o la de Chinchorro. Una tienda de ropa, la de Ramón Saleas, tres zapateros, Legupín (vendía), Balbotín (que también tenía una huerta) y Cabañas (los reparaba), 2 panaderías; la de Paco Sánchez Sanmartín y Juanito Román, cuatro tiendas generales, la zapatería de sus padres que la acompaña de la muletilla orgullosa de que fue el primer establecimiento comercial del pueblo con letrero luminoso. Ya al principio de la calle el Kiosko de Cayetano, y el bar de Cepero, que después fue de Melón (O Velón). Termina esta parte diciendo que esos establecimientos funcionaban a base del préstamo, en función de la empatía que se producía entre el comerciante que vendía y el cliente que compraba y pagaba cuando podía. Era el lugar donde estaban los negocios más importantes del pueblo y por tanto donde acudía a comprar la mayoría del pueblo, ese "los que nunca de aquí emigramos", hace referencia al fuerte proceso de emigración de los años setenta a Torrent, y otras zonas de España y de Europa. 



Los cuatro versos finales funcionan como remate, como salida del pasodoble. Los realiza con pena y tristeza, además de que resulta una ácida crítica a la situación actual. El casco antiguo ha perdido la relevancia actual, la situación de la calle Medina es lamentable y el autor se queja de que ello haya ocurrido después de conseguida la segregación de Medina. Para eso juega con el nombre de la calle. Como se sabe esta vía tradicionalmente se llamaba Medina, pero en el proceso de lucha para conseguir la segregación, espontáneamente se le cambió el nombre por el de Independencia. Institucionalizándose después. El autor dice: "sentimos hasta vergüenza/de que tu nombre sea Independencia". Al contrario de la fama que tiene y de lo que hace en los cuartetos, no se caracteriza Santo por la crítica política en sus coplas para las comparsas, de hecho de los veinte pasodobles que yo he seleccionado para esta serie, sólo tres se pueden catalogar dentro de este apartado. No obstante, debido a que al ratificarla con el nombre de Independencia y no prestarle ninguna atención, al igual  que al término cuando El Santo hace la crítica resulta ácido, crítico, desengañado, desencantado... adjetivos que se pueden entender si los relacionamos con su trayectoria pública. Carretera y manta salió en 2010.

4 comentarios:

Moises dijo...

Ole,ole y ole, pedazo de foto la primera, es mi madre, que guapa está. En cuánto al pasodoble es una verdad que dijo el Santo en 2010 pero que hoy en día sigue igual o peor.Y por supuesto que el Santo en comparsa no hace política, el solo le canta a su pueblo Benalup Casas Viejas.Precisamente vengo de ensayar un pasodoble de payaso y poeta, sobre la fiesta de la Retama que es una maravilla.Un saludo Salu CRAK.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Gracias Moises, como siempre me he llevado una alegría cuando veo que tengo en la bandeja de entrada un comentario tuyo. Por cierto, ¿estáis montando una antología o algo parecido con coplas del carnaval benalupense?

Moises dijo...

Si, este año me he unido a la ´´comparsita´´ y se está haciendo más coplas del pueblo.Es una pasada poder ensayar esas letras con estas gentes.Cuando quieras te pasas por el Cafelito que es donde ensayamos los miércoles.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Me alegro, buena noticia.