headerphoto

Ya están aquí las grullas

El verano ya pasó, como dice Sabina el otoño durará  lo que tarde en llegar el  invierno. Es tiempo de castañas y de grullas. Están llegando, todavía son pocas, pero ya se ven las primeras de unas 2000 que poblarán la antigua comarca de la Janda en pleno invierno. Vienen del norte de Europa, tras recorrer más de tres mil kilómetros. Tras tres semanas de viaje, en jornadas de más de siete horas en formación de uve para vencer la resistencia del viento están llegando a nuestra comarca. Ahora son invernantes, es decir, se quedarán sólo la temporada de invierno, pero hace cincuenta años eran nidificantes, criaban en esta zona. En Benalup hay una calle, dos restaurantes y una asociación que recuerda que en la loma donde en el siglo XIX se forma el pueblo había un bosque donde tenían el hábitat ideal estas aves.
Su presencia es más antigua que la del hombre y las pinturas de la cueva del Tajo de las Figuras nos recuerdan que las grullas habitaban entre nosotros desde la prehistoria. Decía el ABC el 26-1-1994:“La desecación de la laguna gaditana de la Janda marca la frontera entre el antes y el después: la grulla no ha criado desde entonces en España, y las posibilidades de que vuelva a hacerlo son remotas. Sin embargo mantiene su querencia por los lugares de invernada: desde octubre o noviembre hasta febrero o marzo, de 60.000 a 70.000 aves acaman en nuestro país, lo que constituye el 90 por 100 de la población europea”.  



Se cree que la última pareja que se reprodujo en la península ibérica, anidó en 1954 en la hoy desecada laguna de La Janda. De esta forma la desaparición de la grulla ibérica nidificante se convirtió en la consecuencia más mediática de la desecación de la Laguna de la Janda. Como dice Mario A. J. Mosquera el mayor valor de la Janda eran sus aves nidificantes únicas. 



Durante mucho tiempo cohabitaron en esta zona el hombre y la grulla nidificante. Ambos fueron testigos de la primera gran revolución de la historia, cuando el hombre deja de ser nómada para ser sedentario, cuando cambia las prácticas depredadoras por las productivas. Me refiero a la revolución neolítica. También asistieron a otra gran transformación de la historia, cuando la historia Antigua dejó paso a la Medieval con el punto de inflexión de la batalla de la Janda. El siglo XIX significó la llegada del Nuevo Régimen económico y político. En el bosque que se llamaría después la loma de las grullas se fue formando un pueblo de aluvión con las personas que venían atraídos por el trabajo que demandaban los latifundios surgidos al hilo de la desamortización. Esto significó la paulatina desaparición de estas aves que eran la joya de la corona de la Janda. Pero la llegada de la modernidad a la zona va a ser un proceso dificultoso y tortuoso que dejo en el camino muchas ilusiones y esperanzas. Con la desecación de la laguna de la Janda en los sesenta del siglo XX asistimos a la definitiva consolidación de la modernidad, de la segunda revolución económica de la historia. Con ellas desaparece los resquicios del mundo antiguo, las chozas, el atraso tecnológico en el campo, la abundante mano de obra en el sector primario o los modos de la sociedad tradicional. También se pierden para siempre las grullas nidificantes. 



En la actualidad se siguen viendo en los inviernos entre arrozales y canales de desagüe, ahora bien ninguna se quedará, ni nidificará… pero si nos acercamos a los arrozales de la Janda, al camino de Fascinas podremos ver y escuchar esas aves que son emblemáticas en esta tierra. Majestuosas y enigmáticas con su querencia nos recuerdan que son emigrantes pendulares en una tierra donde antes reinaban permanentemente. Las grullas, como la laguna de la Janda nos recuerdan con su presencia que aunque ya no están con nosotros de forma permanente, lo han estado y se resisten han dejar de estarlo definitivamente. Es como si no quisieran perder la relevancia que siempre han tenido en esta tierra.
He encontrado unas fotos de grullas de la Janda por internet y he querido compartirlas con vosotros.

0 comentarios: