headerphoto

Las fotos de los Sucesos. El escarmiento

Poco antes de las siete de la mañana se encontraban en la posada Luis Barberán Madueño; el guardia de asalto herido, Fidel Madrás; los enviados del gobernador civil Arrigunaga, Gessa y  Suffo; los médicos Ortiz y Hurtado; el alcalde pedáneo Bascuñana; varias personas del pueblo y los oficiales de Asalto y Guardia Civil. Rojas manda un telegrama a las 6,45 diciendo que:"terminada esta misión seguiré haciendo las detenciones de los cabecillas del movimiento, a cuyo fin le seguiré informando".
Parece ser que algunas personas lo habían convencido de que la quema de la choza no había sido escarmiento suficiente. Seguidamente, a las siete, hace tres patrullas: una, al mando del suboficial Barriobero que se quedó vigilando la zona baja del pueblo, donde vivían los propietarios y se encontraba la fábrica de la luz, para evitar ataques. Las otras dos cuadrillas, junto a Rojas, Castrillón y el delegado del gobierno, subieron calle Nueva arriba hasta la corraleta, allí se dividieron. El teniente Sancho Álvarez y los guardias civiles García Rodríguez y Gutiérrez  se encargarían de la parte izquierda de la calle Nueva, la calle Medina, bajando  por el callejón de la Rica. Artal con Salvo, se encargaría de la calle Nueva. El hecho de que se eligieran estas dos calles es significativo. Se trataba de la zona urbana dominada por las chozas que había acogido la expansión urbana de principios del siglo XX y donde vivían los jornaleros adscritos mayoritariamente al sindicato de oficios varios de inspiración anarquista. Al igual que la elección de calle no fue casual, tampoco lo fueron las casas concretas que registraron. Se concentraron en la parte alta de las dos calles, aquella donde habían construido sus chozas los jornaleros, “sopacas”, gente que venía huyendo de su pueblo o buscando nueva vida por diversos motivos... en la década de los veinte y treinta.  Rojas subió calle Nueva arriba hasta el montículo que hoy está situado junto a las pistas verdes, desde donde siguió y dirigió las operaciones. En media hora detuvieron a 12 hombres, 6 cada patrulla, también iban a asesinar a Antonio Barberán Castellar, que salió de su choza justo en el momento en que patrullaban por la calle Medina el grupo de Sancho, García Rodríguez y Gutiérrez. 



Por supuesto que no hay fotografías de estas acciones, sin embargo, los medios de comunicación se encargaron de tomar fotografías del día siguiente y presentarlas como si fueran del día 12 por la mañana, cuando las fotos se habían realizado el 13. Este es el caso de la primera fotografía. Es la portada del ABC del 17-1-1933, la leyenda de abajo resume esta primera versión de los Sucesos de los periódicos: “Los guardias civiles y los de asalto  recorriendo las afueras del pueblo, después de la empeñada lucha que hubieron de sostener con los extremistas que le agredieron”. Esta foto es de Serrano y está realizada desde la corraleta de Seisdedos, donde habían ido los periodista a visitar el lugar de los hechos, es decir, corresponde al tramo norte de la calle Nueva. En la exposición de fotografía de Sánchez Pando y Serrano la leyenda a esta fotografía fue: “Las calles de Casas Viejas aparecían vacías. La mitad del vecindario había huido y el resto permanecía en sus viviendas atemorizado por la situación. La única presencia de las fuerzas de asalto, efectuando registros y detenciones, hacía presentir la tragedia”. Olvidando que la foto se realizó el 13 y la tragedia había ocurrido el 12. 



Algo parecido ocurre con la segunda foto, que junto con esta primera han sido de las más utilizadas para representar los Sucesos de Casas Viejas. Es otra fotografía firmada por Serrano que intenta reflejar los registros y las detenciones realizadas la madrugada del 12 de enero, registros y detenciones que no continuaron el 13, cuando se realizó la foto. La prueba de ello es la tercera fotografía, también de Serrano, publicada por Prensa Gráfica el 14 de enero. En ella se ven a los guardias civiles y de asalto descansando y charlando con los periodistas en el mismo lugar que hicieron la “pose” en la fotografía anterior.

0 comentarios: