headerphoto

Las fotos de los Sucesos. La guardia de asalto

La Guardia de Asalto fue un cuerpo policial creado por la Segunda República. Su función principal era el mantenimiento del orden público y actuaba normalmente en caso de disturbios, no tenía como función  principal la persecución de la delincuencia. Su creación responde ante el recelo de la República a la guardia civil, un cuerpo muy criticado por un sector del mundo rural por entender que su creación y funcionamiento respondían a los  intereses de los grandes campesinos.



Se les conocía como "los niños bonitos". Se exigía la estatura de un metro ochenta centímetros, una constitución física verdaderamente excepcional. Su entrenamiento era intenso. Fue un cuerpo que gozó de gran prestigio, los dos únicos puntos negros fueron  su intervención en la represión de la revuelta anarquista de Casas Viejas en 1933 y la participación de alguno de sus miembros en el asesinato del líder del Bloque Nacional, José Calvo Sotelo, el 13 de julio de 1936, en represalia por el asesinato por pistoleros falangistas del teniente de Guardias de Asalto José Castillo Sáenz de Tejada.
 



La guardia de asalto fue la gran protagonista de los fotógrafos que vinieron el 13 de enero del 33 a Casas Viejas. En estas cuatro fotografías los vemos en distintas ocupaciones. En la primera volviendo de la mesa hacia la calle Nueva, por las chumberas, al fondo la iglesia. A la altura del casarón de Seisdedos. Esta fotografía está realizada el día 13, la inmensa mayoría de los que habían participado habían huido al campo, por lo que la calma era absoluta. En la segunda en la mesa (anterior cronológicamente a la primera), guardias civiles y de asalto alrededor de unas chozas. La foto transmite tensión, aunque en ese momento ya no lo había. En la tercera en la misma mesa, en torno a lo que hoy son las pistas verdes, respondiendo a las preguntas den los periodistas, aquí se demuestra que el enfrentamiento directo había desaparecido. En la cuarta en la calle San Juan. Media docena de guardias de asalto llegan tranquilamente a la Alameda, por la calle San Juan, la perspectiva y la imaginación hace que esta llegada pueda parecer otra cosa.



Las cuatro fotografías son de Serrano. Juan José Serrano Gómez entró en el mundo de la fotografía de la mano del prestigioso estudio de Alfonso. También trabajo con el jerezano José Campúa. Trasladado a Sevilla publico sus fotografías  en El Noticiero Sevillano, El Liberal, La Unión o Informaciones. A Casas Viejas acudió en el 33 con Gelán, hermano de madre, por lo que a veces se ha confundido quien hacía o no las fotos, aunque estuvieran firmadas por Serrano. Durante la guerra civil Serrano desplegó en Sevilla, con la ayuda de su hijo, una enorme actividad fotográfica que le valió una Gran Cruz de Campaña , lo que le situó en la posición de reportero oficioso del Régimen durante años.

0 comentarios: