headerphoto

Juan Pinto y el comunismo libertario


En una entrevista de 1 de mayo de 1966 Mintz le pregunta a Juan Pinto por el comunismo libertario. Juan Pinto era un campesino casaviejeño, ya entrado en años, que conocía y sabía de todos los acontecimientos del siglo XX en Casas Viejas y que se los va a ir contando progresivamente a Mintz. Ideológicamente, aunque comparte el sistema ideológico de los campesinos no está adscrito a ningun cuerpo ideológico. Conscientemente y repetidamente se distancia de los anarquistas. Una de las cosas más llamativas de este audio es el número de veces tan amplio que se refiere a los anarquista, como los otros, ellos, como dejando muy claro que él no tenía esas ideas. En la primera parte del audio Juan Pinto no sabe explicarle claramente a Mintz que es el comunismo libertario

"JP.- Eso es lo que querían ellos
JM.- ¿Pero qué quiere decir comunismo libertario?
JP.- Que eso digo yo, que eso es lo que querían ellos un comunismo libertario
JM:- ¿Que quieren decir esas palabras?
JP.- Eso quiere decir que todo en común, en reforma agraria, para ellos el comunismo libertario quería decir que todo sería para ellos
JM.- La tierra juntos o 
JP.- La tierra, le parecía a ellos, la tierra que tenía usted iba a ser para ellos también"
Mintz entiende que le quiere decir que consistía e eliminar la propiedad privada y profundiza. Entonces Pinto le aclara el tema al diferenciar las ideas anarquistas de las socialistas y republicanas. 
"JM.- ¿Repartir la tierra?
JP.- Ello no querían repartir la tierra, ellos querían el comunismo libertario, para su mente era que la tierra que tuviera usted suya iba a ser para tos, esa es la idea de ellos.
JM.- ¿Y para trabajar como cooperativa?
JP.- Ya eso no, la cooperativa es la reforma agraria, eso es por el partido de Azaña, pero el comunismo libertario para su mente de ellos era que lo que tú tuvieras ya no ibas a tener nada, que iba a ser para todos, eso es la creencia de ellos".
Posteriormente, Mintz indaga sobre como se consolidó la propiedad privada. Y Pinto le cuenta que las suertes pequeñas se fueron vendiendo y concentrando la propiedad.
JM.- ¿Un poco de tierra para cada familia en este pueblo?
JP.- Aquí no había de eso, eso ha sido muy antiguo. Eso ha sido una época de muchos siglos. Lo que yo he conocido esta igual que está hoy. Había antes mucha gente que tenía 7 ó 10 ó 12 y las han vendido, como la vida ha ido mala, mala, mala, se las han vendido a aquel que tiene dinero y se ha vendio 6 fanegas, otro ocho y se ha hecho todo una.
De nuevo Mintz vuelve a la carga y le pregunta ahora por el aspecto político del comunismo libertario, en este caso por la libertad, y Juan Pinto en su respuesta demuestra que aunque no sabe explicarlo, sí sabe de lo que está hablando, siempre dejando claro la distancia entre él y los anarquistas
JM.- ¿Quiere decir también libertad, igualdad?
JP.- Eso lo que querían ellos, la libertad. Matando a la guardia civil, ya era la libertad para todos. 
Mintz empieza a concluir sobre el tema y pregunta sobre la vigencia del comunismo libertario
JM.- ¿Y ahora la gente quieren la mismas cosas que en el pasado?
JP.- No, la gente está muy tranquila ahora, no piensa en esas cosas, nada. No hay ambiente, no hay centro. Si hubiera habido ambiente de algo ya habría un centro más o menos. Hoy no hay nada.
JM.- Pero dentro...
JP.- Ah dentro hay mucho
JM.- Piensan de esas cosas, pero no hablan...
JP.- Ni pizca, nada, nada, nada
JM.- Pero dentro, ¿qué quieren lo mismo?
JP.- Hay mucho, hay todavía unos cuantos
JM.- Los viejos solo o los jóvenes
JP.- Los jóvenes no, de la edad mía, los hay. Hay unos cuantos que yo conozco y piensan lo mismo que antiguamente
Otra vez la conversación sobre el anarquismo lo conducía a un Pepe Pareja que todavía no conocía. Juan Pinto va a hacer junto a Pepe Pareja el campesino que más datos le aporte sobre el mundo del campo. Su escasa ideologización hace que le aporte poco sobre la forma de pensar y actuar de los campesinos anarquistas. Ese campo empezaría a cubrilo Mintz posteriormente. 21 día más tarde grabaría la primera entrevista con Pepe Pareja,  campesino consciente, de ideas o anarquista. Se abría todo un mundo de enormes posibilidades para el antropólogo americano. Y para nosotros.

0 comentarios: