"Consumir menos, consumir mejor" y la sociedad tradicional benalupense. El agua


La generalización del abastecimiento de agua potable para consumo humano en Benalup-Casas Viejas no se produjo hasta finales de la década de los setenta. Hasta entonces el aprovisionamiento se hacía gracias a las numerosas y ricas fuentes que emanaban del acuífero de la mesa. De hecho uno de los factores fundamentales del emplazamiento de Casas Viejas en la Loma de las Grullas es la existencia de este acuífero que permitía el abastecimiento de agua para consumo humano y las numerosas huertas.
Cuenta Mintz en “Coplas y sociedad…” que el abastecimiento de agua hasta 1966 solo lo tenían 25 familias que vivían en torno a la Iglesia y habían costeado su propia canalización desde la fuente la Calera". Toni Lodeiro en el libro "Consumir menos, consumir mejor" plantea algunos de los problemas actuales en torno al agua: " El consumo de agua también depende del tipo de casa. En un piso se consumen 120 litros por persona y día, en un adosado o unifamiliar, 203 (jardín, piscina...). Sin apenas esfuerzo podemos gastar la mitad, con pocos hábitos sencillos y fácilmente asumibles... Agua envasada, la peor opción
– Beneficio privado y despilfarro social. Supone poner el agua –especialmente acuíferos de alta calidad– en manos privadas. Cuatro grandes multinacionales (Danone, Nestlé, Coca Cola y PepsiCo), dominan el mercado mundial, en el que, a golpe de publicidad (¡15% del precio final!),el consumo aumenta un 12% anual.


– Agua a precio de oro. Es mil veces más cara que la del grifo. Y el agua sólo supone el 10% del precio final. Envasado (millón y medio de toneladas de plásticos al año en el mundo, fabricar el envase gasta más agua de la que luego contendrá), transporte (en el Estado español circulan al día unos 560 camiones trailers para transportarla), comercialización y publicidad. Su extracción supone impacto ambiental en zonas de alto valor natural. La Nueva Cultura del Agua propone adecuar la demanda a los límites de la oferta natural.  Aunque haya de sobra en tu zona, gastar agua de más supone multiplicar el consumo para construir y mantener en funcionamiento las infraestructuras para obtener, transportar, almacenar y tratar –previa y posteriormente al consumo– las aguas.
Para ahorrar agua... reduzcamos nuestro consumo de bienes y servicios, y optemos por los más locales y ecológicos. Cualquier producción, transporte, tratamiento de residuos... gasta agua (para producir un litro de gasolina hacen falta 18 de agua)".





El hecho de que hasta los años setenta la gran mayoría de hogares no la tuviera instalada hacía necesario que hubiera que trasladarse hasta las fuentes para traerla a casa donde se guardaba en enorme cántaros. La provisión de agua se convertía en una tarea fundamental para el ama de casa. A veces, para esta tarea se delegaba en los hijos pequeños, pero el grueso del abastecimiento y la responsabilidad pertenecía a las mujeres. Era frecuente que en las fuentes se formaran colas para llenar los cántaros, los cubos o los búcaros. Se producían, entonces, momentos perfectos para la socialización de las mujeres y el autocontrol social. Junto a las fuentes o los chorros se comentaban las últimas noticias y acontecimientos, se expresaban opiniones o se extendían rumores, bulos y toda suerte de chismes.



Con la llegada del agua potable a las casas, estas fuentes públicas se abandonaron, perdiéndose la mayoría de ellas. A principios de la década de los noventa, coincidiendo con la consecución de la Segregación de Medina Sidonia, aprovechando el impulso de ser un pueblo de nueva creación  y la necesidad de generar recursos económicos para el desarrollo del pueblo, se planificó un proyecto ilusionante llamado Benalup 2.000, basado en el desarrollo endógeno. Uno de los fundamentos de dicho  proyecto era el fomento del turismo rural aprovechando el rico patrimonio cultural y natural existente. Así la recuperación de las fuentes públicas fue uno de las primeras actividades a realizar y uno de los pocos frutos conseguidos de este proyecto que no llegó a convertirse en realidad totalmente. Con la recuperación de las fuentes públicas se pretendía poner en valor esta riqueza natural e incluso se estableció una ruta de las fuentes públicas. Ser conscientes del rico patrimonio que tenemos en torno al agua y aprovecharlo para un crecimiento sostenible es una buena opción dentro de esta tendencia que está imponiendo consistente en aprovechar todo lo positivo de la sociedad tradicional, causando a su vez un bajo impacto medioambiental. Por ello se impone la conservación y el fomento del buen estado de estas fuentes, que forman parte de nuestro patrimonio pasado, presente y futuro. Su aprovechamiento y uso no sólo puede ser turístico, sino también puede utilizarse para el consumo humano, "como toda la vida de Dios". El agua está en el origen del pueblo, también sigue siendo básica en el presente y en el futuro de él.  Al mismo tiempo, que se impone una reflexión sobre si los planteamientos generales del proyecto Benalup 2000 pueden ser necesarios para ayudar a salir de la situación de crisis en la que nos encontramos.



Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV