headerphoto

Chiquillos que hambre hizo hombres, ser joven se les fue en coplas.

Como esto del blog va para largo, o eso pretendo, tengo que hacer como los que quieren mantenerse en candelero; Renovar o morir. Un poco más en serio os presento hoy una nueva sección, que voy a denominar los pasodobles del Santo. Pretendo en esta serie traer en cada uno de sus post un pasodoble, comentarlo y adornarlo con una foto, fragmento de vídeo, audio... o lo que se encarte. Me parece que si las señas de identidad de este blog son la historia de este pueblo, su memoria, su antropología, su forma de ser y vivir a lo largo del tiempo... con las letras de carnaval de José Luis Pérez Ruiz hacen un maridaje perfecto.
He elegido para la puesta de largo la comparsa el Pregón de los Ausentes, una de sus mejores agrupaciones para mí, después siempre de Ventorrillo. Esta agrupación salió en 2008 con música y dirección de Manolín Márquez, Caja: Paco Toro. Bombo: José "El Médico". Guitarras: Paco Puerto, Rubén, "El Guardi". Raúl Morfo, Moi, Juan Luis Márquez, Manolín Márquez, Tirilla, Tomás "Colilla", Cani, Alfonso Perdigón, Marcelino Perdigón, Redondo y Manolo Toro. Es decir gran parte de los miembros de su comparsa tradicional. 




La agrupación es un homenaje a los carnavaleros benalupenses muertos. Sobre ella escribí en este blog: "El Santo ha conseguido escapar del peligro sinuoso que puede representar la muerte lacrimógena o la añoranza fácil y ha convertido el tema de la muerte en una reivindicación de la vida. Se trata de hacer presentes a los ausentes, de valorar lo que somos en función del sacrificio y las aportaciones de los que no están ya con nosotros. Con la ausencia ha conseguido darle presencia a nuestro carnaval. Le ha dado lo que todo presente y futuro necesita: pasado. Este pregón de los ausentes consigue asumir los vacíos para con ellos llenar nuestras vidas, dar cuerpo a nuestro carnaval". El pasodoble elegido para este post es el dedicado a Fogarín
-A mi pueblo quiero ir.
- Tú sabras -dijo el Supremo, 
con un guiño a Fogarín-.
Tendrás que dar coba a Pedro
-¡Ya me dio coba ese cara!
¿Dónde coño se ha "metio"?
Como Dios me lo eche en falta
seguro me busca un lío.

Desde que llegó a esta casa
me tiene "comprometio",
se salta todas las vallas,
según cuenta, fue furtivo.

Se sabe las talanqueras 
del Paraíso y sus jardines
por ellas al árbol llega
del bien y el mal, que le dicen.
La serpiente, al verlo, tiembla, 
la manzana se la entrega
y él venga a comer perdices.

- Engendré de mi Eva en tierra 
un ramillete de chavales
que alimentaron mi herencia
derrochando gracia y arte,
sangre en venas, carnavales.

De aquellos niños llorones
los hijos de la Ramona
aprended generaciones
de una escuela que nos honra
chiquillos que hambre hizo hombres
ser joven se les fue en coplas.

Traigo el legón
"pa" escardar el arenero
del más viejo manantial
que se durmió
queiro hacer brotar del suelo,
por sus piedras despertar,
cantando cuplés
doce tipos que provocan risas que a un pueblo alborota
y sacian su sed
con chorros de gloria.

Manantial de carnavales
tres por cuatro va en sus notas
gracia y arte por tus calles.
¡Que vuelvan las chirigotas!



Como en el resto de los pasodobles a carnavaleros desaparecidos El Santo toma un doble camino para desarrollar su copla; el mundo de carnaval y el mundo real, en el que hay que buscarse la vida. En este, Fogarín, es un especialista, un tipo listo, que lo mismo busca perdices, se conoce todas las talanqueras, escarda con el legón  o se come la manzana de Eva. En el pasodoble va implícito lo de los descendientes con lo de la manzana y las perdices. Lo que quiere decir es que lo mismo trabaja a tope y furtivea todo el día que come manzanas con su Eva y es feliz todas las noches. 



En el mundo del carnaval es el representante por antonomasia de la chirigota "De aquellos niños llorones, los hijos de la Ramona", esa agrupación que tan poco se prodiga en el carnaval benalupense desde que triunfo el modelo de Cádiz. Sin embargo, la chirigota era más habitual y de más calidad en el carnaval de origen murguero, de pueblo, tradicional, al que pertenece Fogarín. Se trata de "doce tipos que provocan/ risas que a un pueblo alborota/y sacian su sed/ con chorros de gloria". Santo suele dejar lo mejor del argumentario de su letra para el final, como casi todos los pasodobles, pero en este caso, me parece que no es así, pues hay dos versos en mitad de la copla que resumen y funcionan como mensaje de ella "chiquillos que hambre hizo hombres/ser joven se les fue en coplas". También habría que reseñar una tercera idea que constituye un guiño al mundo del carnaval. Y no es otra que el dato objetivo de como su abundante familia, sus numerosísimos hijos, sus abundantísimos nietos y sus ya presentes biznietos como parte de la cultura popular de este pueblo integran y participan activamente en este mundo carnavalero que tanto le gustaba al patriarca Fogarín. 
Las fotos son de Mintz y el fragmento de vídeo también de la película Carnaval de pueblo. El audio original de la comparsa citada.
fogarin.mp3

4 comentarios:

Moises dijo...

Yo disfruté muchísimo de esta comparsa aparte de haber participado en ella.Descubrí muchas cosas de personas ligadas al carnaval que me sorprendieron,sus trabajos o aficiones.El pasodoble de ``Reputo`` es una delicia.El día que puedas, coméntalo, sobre todo . para los jóvenes carnavalero que no lo conozcan.Un saludo Salu.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Si lo voy a poner Moi, y el de Angelín, Maria Mateos y Paquirri.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

El nombre de esta Agrupación (y , por supuesto, la música) es de Manolín Ma´rquez. Me lo propuso el día de las comparsas en la Alameda en septiembre de 2007 tomando una copa después en Los Jardines.Su intención era homenajear a su amigo y compañero Alejandro "El Pulga" y compuso la letra del pasodoble dedicado a él .Me propuso que le mejorara la letra pero yo me negué porque los sentimientos ( como la rosa de Juan Ramón Jiménez) no hay que tocarlos: Son como son.Después se me ocurrió ampliar a otros comparsistas fallecidos todo el repertorio.Del Pasodoble a Fogarín lo que más me gusta es la complicidad y familiaridad entre Dios-que le guiña-San Pedro-que se vuelve loco- con Fogarín y que se manifiesta al principio de la letra.Esto mismo sucede en el de Mª Mateos y sobre todo en la presentación-hablemos de iguales- Por lo demás, espero críticas para seguir aprendiendo por si tengo que volver.
Jose Luis Pérez Ruiz. El Santo