headerphoto

Pelotazo en agosto

El 11 de junio de este año escribí un artículo en este blog titulado "El turismo benalupense ¡Se puede!". Recibió varios comentarios de los que publiqué este "Benalup, primera opcion turistica de Andalucia... juas juas juas. y tu vives aquí?" y algunas chanzas y mofas variadas. Puntualizar que no decía en ningún momento que Benalup fuera primera opción turística de Andalucía, sino que en la página hoteles.com había sido el pueblo andaluz que más incremento de búsquedas había recibido. El dato me servía para plantear la posibilidad de creer en nuestras posibilidades y afrontar el turismo como otra alternativa, una más, en la que basar la necesaria diversificación de la economía.
El primer sorprendido por la noticia de internet fui yo, pregunté a varias personas, mandé algunos correos, pero no recibí respuesta alguna. Pero el mes de agosto me ha resuelto las dudas. Parece que las búsquedas estaban relacionadas con la oferta que el hotel Fair Play, que pasa por un momento económico muy delicado, había lanzado al mercado. Hasta tal punto era atrayente que muchos de los que nos han visitado este verano decían que las vacaciones se las había regalado un familiar que trabajaba en tal hotel y se había enterado del "chollo", o que la agencia los había enviado directamente allí como premio a su fidelidad, o que estaban pagando 76 euros por una habitación de 300 euros o que trabajaban en el sector y habían tenido acceso a la información... Luego está internet, que lo ha cambiado todo y la forma de contratar los destinos turísticos y los hoteles también. 



El cambio de modelo del todo incluido del Fair Play, exclusivo, caro y nada generador de riqueza en el pueblo por otro más barato y que implica la libre elección del turista del almuerzo y la cena ha transformado el panorama. El hecho es que a medio día y sobre todo por la noche este mes de agosto los que hemos estado por aquí hemos visto caras que no eran conocidas, que ya no correspondían al perfil de "pareja de Utopía" que más o menos excepcionalmente antes se observaba. Los establecimientos que sirven comidas confirman agosto como un mes estupendo, por la afluencia de clientes, ya no sólo del campo de golf, también de turistas que veranean en la costa y utilizan este pueblo de segunda línea de playa para huir de la saturación de la costa. Con la mentalidad que uno tiene de asociar fenómenos cronológicamente surgen las comparaciones con aquellos veranos que el pueblo se llenaba de visitantes foráneos, pero antes eran emigrantes que venían a su pueblo por verano. Este año han sido menos los que han venido de Torrent, de Barcelona o de Alemania, pero muchos más los sevillanos, malagueños, vascos, madrileños o extremeños los que nos han visitado. Ante esta novedad había un sentimiento enfrentado, agridulce. Primero y fundamentalmente alegría. Ver lleno el pueblo de turista es como si ganara el Madrid, en mi caso, la décima. Aunque económicamente no le afecte a uno directamente, las repercusiones son tantas y tan positivas que se asemeja a un triunfo personal o como cuando la atleta africana nacionalizada española gana una medalla de oro en las olimpiadas. 




Antonio Morillo Crespo describe en un artículo en el Diario de Cádiz esa alegría por la llegada de turistas de la forma tan magistral que él lo suele hacer y aunque Benalup no se puede comparar con Vejer, ¡ya lo sé!, salvando las distancias, el fenómeno tiene ciertos parecidos. Pero que llegues a un establecimiento a cenar y esté toda la terraza llena, teniendo que esperar turno en lugares donde no suele pasar, que aumente la oferta de restaurantes, que el casco antiguo se parezca en el bullicio y deambular de la gente al de otra épocas más prósperas produce también sentimientos encontrados. ¿Serán aguas de abril o tormenta de verano? ¿Se convertirá en un espejismo? ¿Durará sólo este mes de agosto? Y sobre todo está esa sensación de tristeza, de pena, de impotencia... que compartimos cuando vemos a estos turistas pasear por el pueblo buscando algo que ver y no encuentran nada. "¡Que abran la iglesia al menos, coño!" dijo un  amigo mío. A mí me parece que habría que abrir el debate, que la asociación micológica de los alcornocales, el hijo de la luna, los amigos de Mintz, los centros educativos, los organizadores del festival panorámico, muchas pequeñas y medianas empresas privadas (el viernes 23 de agosto hubo 6 espectáculos nocturnos al mismo tiempo en el pueblo) y un sin fin de organizaciones y sectores de la sociedad civil  más han demostrado que el dinero no es un obstáculo insalvable para organizar eventos. Que estamos en nuevos tiempos, los medios de comunicación, internet, los medios de transporte han hecho que esto del turismo no sea cuestión de enclaves, sino de zonas que se expanden como una mancha de aceite (nosotros estamos en medio de una grande que abarca la costa del sol, de la luz, la sierra de Grazalema o el parque de los alcornocales). Que aunque podamos haber empezado la casa por el tejado, como suele pasar mucho por estas tierras, tenemos una oferta hotelera de grandes posibilidades, una situación geoestratégica envidiable, un inmenso tesoro en recursos naturales y culturales y una necesidad impepinable de abrir nuevas vías. Todas esas circunstancias hacen aconsejable poner en contacto a las distintas partes implicadas, establecer nudos, redes, relaciones y explorar posibilidades.



El artículo de Antonio Morillo expresa su satisfacción por las cosas bien hechas y por el triunfo que representa para su ciudad la afluencia masiva de turistas. Lo que ha pasado este mes de agosto en Benalup, puede ser simplemente un hecho puntual, aguas de borrajas o el comienzo de una gran aventura. Mi pregunta es ¿en qué medida  y sí podemos contribuir nosotros a que se convierta en una u otra cosa?

2 comentarios:

asturiano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Moises dijo...

Hola Salu, la verdad es que este año se ha notado mucho el turismo.Pero un turismo bueno de a pie, mis compañeros y yo lo hemos notado bastante.Pienso que el ayuntamiento debería plantearse mucho más este tema.Hay muchas cosas que puede atraer a miles de turistas.