headerphoto

Recortes en la noche más corta del año

Esto del blog es como la vida misma. Hay días en los que saltas de alegría y otros en el que lo enterrarías de una vez. Este post que estás leyendo ahora corresponde a la primera categoría. El motivo es este mensaje que me ha llegado al móvil: “Yo sé que tú lo sabes, y que habrás escrito algún post sobre ello… Por si acaso, por San Juan se hacía una feria por el centro (cunitas, casetas de tiro, y turrón, volaores). Marcaba la fecha de inicio de la cosecha de trigo, habas, cebada… Se iban a las gañanías y volvían para Santiago, que había otra feria. Ahora ni Juanillo, ni presentación de cultural verano, ni na de na… Y con echarle la culpa a la crisis cumplimos. Pues eso...”.
Este mensaje representa exactamente y un poquito más, lo que yo pretendo con mis post; analizar y conocer el pasado, compararlo con el presente desde el necesario espíritu crítico. 



Sí sabía que la fiesta de San Juan era una de las más importantes del pueblo, la que más antes del franquismo, que luego por Santiago había otra velada y que en el 42 se impuso la fiesta de Santiago y Santa Ana desde Medina. También había otra velada en agosto como dice este documento que encontré en el archivo municipal de Medina de fecha 27-8-1904:”El Ayuntamiento acordó que pase a informe de la comisión municipal de Hacienda, la cuenta de gasto que ha ocasionado la velada celebrada en la Aldea de Casas Viejas los días diez y ocho, diez y nueve y veinte, del mes de Agosto del corriente año” No sabía que coincidía la fiesta de San Juan con el inicio de la recolección del trigo, las habas y la cebada… por tanto que el pueblo estaría lleno de forasteros o sopacas que habían venido a segar en la campiña… y que de estas venidas y llegadas se fue formando el pueblo desde el siglo XIX hasta los años sesenta, de modo que la mitad, aproximadamente, de sus habitantes tienen un origen malagueño. Sí sabía que después se iban a las gañanías y que estaban 10 ó 15 días antes de regresar al pueblo de “limpia” y volver a irse otra vez. Conocía que la fiesta de San Juan se celebraba en el centro del pueblo.



También me había quejado yo, como el del mensaje del móvil, que se está imponiendo el adanismo, el hacer poco o nada, con la excusa de la crisis. No es crisis es estafa, se repite en las redes sociales. Pero no es un fenómeno exclusivo local, es regional y nacional. Está pasando con las fiestas, con el cine, con la cultura, con las becas, con la sanidad pública… 



Esta mañana había leído dos frases que me encantaron y no sabía como ponerlas en un post. La primera es de Sarrionandia y dice que:“Un pueblo sin memoria no es más que un espantajo que camina a ciegas por un espacio sin puntos cardinales”. La segunda es de Walter Benjamin que argumenta que los que más necesitan conocer la historia son los oprimidos, para no olvidar que su situación no tiene nada de "natural". Es lo mismo que son los pobres los que más necesitan educación, cultura o sanidad porque los pudientes ya lo saben y se buscan la vida por su cuenta. 



Como dice el que me ha mandado el mensaje al móvil yo había escrito un artículo sobre esto el año pasado y este año vuelvo a escribir otro muy parecido. Esperemos que el año que viene no haya que hacerlo y con la colaboración de la sociedad civil se organicen actividades para la noche más mágica del año. Es cuando vienen mal dadas cuando mas cosas hay que hacer, pienso. Lo mismo que estoy convencido que el dinero no es el factor más importante a la hora de realizar y planificar actividades.  El mensaje del móvil me ha permitido hacer este post, metiendo estas dos frases que tanto me habían gustado hace unas horas.  No sabía algunas cosas del mensaje  y sabía otras. Pero me ha recordado que la historia nos demuestra que en épocas donde había menos recursos que ahora se celebraba con intensidad la fiesta de San Juan. Así que no es "natural" que nos recorten la noche más corta del año, siendo sólo un ejemplo de todo lo que no están quitando, todos, con la excusa de la crisis y sigue sin ser "natural". Como dice Concha Caballero en este artículo a propósito de esta crisis y su posible salida: "Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa". Y es  que la historia es un arma cargada de futuro.
La primera foto es del sombrajo de la puerta del bar Ricardo en una fiesta de San Juan, a principios de los cuarenta. La segunda es de Mintz, el puesto de turrón en la plaza Rafael Bernal.

0 comentarios: