Los maquis en Casas Viejas. La vida cotidiana. Los lugares. 6

En cuanto a los lugares por donde deambulaban los maquis podemos establecer cuatro corredores. Uno al sur del Celemín, por el Carrizuelo, Albarianes, Alisoso o Cueva de Santa María. El segundo eje sería el que transcurre por lo que hoy es la carretera que va a las Lagunetas. En la Herrumbrosa tuvieron lugar los tres secuestros a los que fue sometida la familia de Eduardo Pérez Ruiz o entre Picazo y la Arenosa montó la Guardia Civil un dispositivo para detener a los secuestradores del primer intento de secuestro de Eduardo Pérez, a la altura entre el Ventorrillo del Tuerto y la Pasada Arrieros.
El tercer eje iría desde las Gargantillas hasta el cruce de la carretera del Castaño, pasando por el Monasterio del Cuervo, la Cebada, las Algamitas o el cortijo Zapatero. Fue la zona más activa de todas. En las Gargantillas hubo secuestros, destacamentos y abundante presencia de maquis como ya hemos visto. En el Monasterio del Cuervo y alrededores fue lugar de parada y viaje de muchos maquis. Lugar siempre de frontera sirve para alojamiento y escondite de estos huidos. Tenemos documentado por ejemplo que en los denominados “Peñones del Cuervo” fueron sorprendidos y matados por la Guardia Civil Antonio Córdoba Herrera, a “El Cuervo” y Diego Vázquez Durán a)”El Porque”, mientras contaban el dinero procedente de un atraco. En las Algámitas, la Cebada, Zapatero, etc transcurrió el secuestro de Luis Correro que terminó con la muerte de este y fue un punto de inflexión en la relación de los maquis, el pueblo y la Guardia Civil. En el canuto de Algámitas tuvo su sede durante un tiempo la partida del Contreras, a la que se unió el Guardia Civil Agustín Muñoz. El cuarto eje iría más al norte del anterior, ya en término de Alcalá por Isla Verde, el Cermeño, la Boca de Las Puercas, Macote, la Parrilla, la Fuente del Azúcar… En el Cermeño fue matado por un enlace “El Porruo” y los otros lugares aparecen en los documentos como sitios de paso y escondite de los maquis de la Janda. Un último eje partiría de la finca la Cespedera, continuaría por el Pedregosillo y las Torrecillas, terminando en Medina pasando Cañahonda, Charco Dulce y la Atalaya. Estos lugares fueron visitados por los maquis locales, pero también por los que procedentes de la sierra gaditana y malagueña se establecen por estos lares y son los responsables de los secuestros.



En definitiva todo el campo de Benalup fue recorrido por estos maquis. A veces como lugar de escondite y otros como lugar de paso. Cuenta una fuente oral: “Los maquis vivían en una cañada que había en un monte espeso y allí se encontraba la cueva. Entonces el que quisiera entrar en la cueva tenia que pasar por la cañada y así sabían ellos quien entraba en la cueva. Encima de los árboles, que había en la cañada, se ponían unas latas plateadas que brillaban con el sol, entonces cuando alguien venía movía las ramas y el maquis que estaba pendiente de la latas las veía moverse”. 



En la sierra de Córdoba han creado unos itinerarios basados en los maquis. No quiero proponer yo desde aquí la creación de rutas exclusivas para ellos, pero si que estas historias de maquis en estos lugares se integraran de forma pacífica y normal dentro de otras, como el corredor verde o el Tajo de las Figuras o de las setas o de los espárragos o senderismo, etc. En definitiva, las historias en torno a los maquis forman parte de nuestra historia y como tal tenemos que asumirlo.
En la ilustración fragmento del mapa topográfico de 1917 de La Haba.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV