headerphoto

Los guardias municipales

Traigo hoy a la sección de lo que fotografió Mintz a dos de los cuatro guardias municipales que había en la década de los sesenta. Además de los dos que aparecen las fotografías estaban Alfonso Vela y Manuel Barberán. El primero es Miguel García Alcántara que había nacido en Benalup en 1923. Estuvo en la guerra, tras la cual se casó y paso a pertenecer a la guardia municipal de la localidad. Su abuelo Baltasar y su tío abuelo Antonio Alcántara fueron alcaldes pedáneos del municipio durante mucho tiempo durante la Restauración, la II República, La Guerra Civil y el principio del franquismo. 

El cuartel de la guardia municipal estaba en la plaza del Pijo, en un cuarto en el antiguo ayuntamiento, que servía a su vez de comisaría y depósito de la cárcel. Tenían muy pocos recursos, el hecho de que el pueblo dependiera de Medina les condicionaba.



Dentro del cuerpo de municipales de Benalup no existía jerarquía alguna y todos ellos estaban a las órdenes de Medina y en Benalup de los funcionarios del ayuntamiento Andrés Mota y Antonio Fernández. Eran el segundo cuerpo de seguridad en el pueblo que dependía como su nombre indicaba del municipio, mientras que la guardia civil, de carácter militar dependía del gobierno central, a través del gobernador civil de turno. Tenían funciones distintas a los guardias civiles, además del carácter militar de estos segundos, se diferencia en el ámbito de actuación, los municipales solo se ocupan del casco urbano, mientras que los guardias civiles lo hacen de todo el término municipal. Los guardias municipales tenían un carácter menos estricto y tenían más implicación con la población local que los guardias civiles, por esas funciones y características que he comentado. En la memoria colectiva de muchos benalupenses reside aún la imagen de estos municipales que hacían como perseguir a los chavales que jugaban al fútbol en la Alameda. 



La segunda fotografía es de Antonio Muriel Guerra, era hermano del cura párroco Manuel Muriel Guerra. En un escrito del archivo de Medina Sidonia de 13-9-1946 se informa que fue nombrado como guardia municipal por el turno libre. Antonio nació en Medina Sidonia, en 1907 y murió en 1974. Tuvo cuatro hijos; Mariano, Manuel, Antonio y Alejandro. Su mujer se llamaba Ana Estudillo Ladrón de Guevara. Una anécdota que siempre contaba era que una vez vinieron a robar a Benalup dos extranjeros y él junto con otro municipal los atraparon y los enviaron a juicio. La primera fotografía es un primer plano típico, al fondo, en nebulosa la Alameda y la casa del Veterinario. La segunda foto es una mezcla de un primer plano y otro general. La fotografía está realizada en la plaza del antiguo Ayuntamiento, hoy llamada plaza del Pijo. En concreto, Antonio Muriel está a la altura de la escuela de niños, se ve al fondo el estanco, con su típico cartel con la bandera de España.

0 comentarios: