headerphoto

Funcionarios y Guardias Civiles en el Franquismo


Uno de los pilares básicos en los que se apoyaba el régimen de Franco en los pueblos pequeños era la Guardia Civil y los funcionarios del Ayuntamiento. Traigo hoy tres fotografías de los cincuenta  sobre estos dos cuerpos. En la primera fotografía aparece Don Manuel Sánchez entre dos guardias civiles. Al lado, Pepe Vela y Juan Estudillo. En la segunda aparecen estos personajes más Legupín, el marido de Cayetana y Salvador González Sánchez. En el centro Domingo un profesor de secundaria jerezano. De los guardias civiles el único que hemos localizado es el primero por la derecha Adolfo Martín. En la fila de atrás, hay uno que se apellida Toledo, que era chófer de la comandancia. Las dos fotos están preparadas y son una pose en un día importante.
 
Los guardias civiles, como los carabineros o los maestros son funcionarios que están un tiempo en su destino y luego se trasladan a otro lugar. Están hechas en el cuartel de la Guardia Civil, se supone que se trata de  la celebración de la patrona el 12 de octubre, el día del Pilar. Sobre la Guardia Civil en la época de Franco dice Mintz en Coplas de carnaval: “ El cuerpo tuvo una doble reputación a lo largo de la historia: eran considerados incorruptibles en asuntos que plagaban la mayoría de las fuerzas policiales; también se les temía por su norma de mantener interrogaciones severas y castigos rápidos.  El crimen rural era raro. Dos de las mayores preocupaciones de la Guardia Civil eran proteger las haciendas de la caza vedada y controlar el contrabando, ambas ilegales, pero a veces un medio importante de supervivencia para la gente del campo. La organización semi-militar había sido fundada en 1844 para combatir a los bandidos que entonces plagaban las carreteras y áreas rurales. Para desanimar la corrupción y el favoritismo, nunca se les asignaba a sus pueblos de origen. Vivían en un cuartel con sus familias para mantener una distancia social entre sí mismos y la gente del pueblo. Demostraron ser eficientes y honestos en la eliminación de la delincuencia. Eran, sin embargo, siervos estrictos del estado, de los ricos propietarios y de la clase media". 


La tercera fotografía es de 1955, en el bar Ricardo, durante las fiestas de Santiago y Santa Ana. Los máximos representantes del gobierno del pueblo se reúnen en torno a una mesa en la marquesina de Ricardo. Andrés Mota y Nono Fernández (segundo y tercero a la izquierda)  son todo el personal administrativo con el que cuenta el Ayuntamiento. En frente, el segundo a la derecha, Salvador González, el alcalde pedáneo del pueblo. Están sentados con tres guardias civiles, el personaje central es Domingo, un profesor de Instituto de Jerez que daba clase a la familia Mora Figueroa en las Lomas. La Guardia Civil era la encargada de mantener el orden en el mundo rural y muchas veces también ostentaban el poder ejecutivo, ya que se encargaban de hacer cumplir las ordenanzas que daba el gobierno, a través de los gobernadores civiles. La escasez del aparato administrativo, la dependencia de Medina, unido a la lejanía de esta y a las propias características del régimen hicieron que durante el franquismo el Benalup de Sidonia tanto los funcionarios del Ayuntamiento como los guardias civiles tuvieron una alta posición y consideración social. 




En los años cuarenta solo hubo en Benalup dos funcionarios, aparece así en un escrito del ayuntamiento de Medina de 10 de febrero de 1947:” En la Aldea de Benalup de Sidonia actúan un empleado de arbitrios y una auxiliar llamado Don Francisco Delgado Ruiz y Doña María Alcantara Serrano”. Pero en 1952 iban a entrar los dos funcionarios tradicionales del ayuntamiento pedáneo de Benalup de Sidonia Nono Fernández y Andrés Mota. Dice así el acta capitular de 29-7-1952: “Se aceptó la propuesta que formula la mesa encargada de resolver el concurso libre anunciado para el 19 del actual y en virtud del cual se iban a proveer las plazas vacantes de Guardia Municipal y Vigilante de Rentas y Exacciones; acordándose en consecuencia nombrar para la primera a Don Antonio R. Fernández Pérez-Blanco y para la segunda a Don Andrés Mota Barrios toda vez que el examen de aptitud al que fueron sometidos los concursantes dio el resultado que literalmente copiado del acto resultó así…Los referidos nombramiento surtirán efecto desde el día primero del próximo mes de Agosto, en cuya fecha cesarán el Guardia Municipal interino Don Andrés Estudillo Rodríguez y como Auxiliar Eventual de Estadística don Antonio R. Fernández Pérez Blanco”. 



En la actualidad hay una cantidad de funcionarios y afines trabajando en el Ayuntamiento. La nueva ley de Administración Local del gobierno del PP ha puesto en el debate el número de trabajadores de los ayuntamientos y el concepto de cercanía de la administración a los administrados. Parece real la amenaza de que o los ayuntamientos ajustan sus gastos o perderán competencias en favor de las diputaciones. 

0 comentarios: