headerphoto

El pozo

Entre las fotografías de Mintz dominan las que aparecen personas. Aquellas en las que fotografía un paisaje o una construcción son minoría. Estos suelen aparecen como fondo de las primeras. En este caso aparece un casarón, unos chozos y un pozo, en primer plano, sin que haya hombres o mujeres, al fondo Benalup. Estos chozos y el casarón eran propiedad de la familia Vera.
El protagonista de la fotografía es el pozo, pero no como tal, sino al servicio de la comunidad. En efecto estamos ante un pozo cuya finalidad era aprovisionar de agua a la familia Vera y a los vecinos del Tesorillo. Como no había agua en las viviendas mucha gente tenía que hacer hasta varios kilómetros para encontrarla, aquellos que habían podido hacer un pozo y lo tenían cerca de su vivienda eran unos privilegiados. 



Estos pozos se hacían a mano. Según podemos leer en el blog de Cantarranas:” Normalmente se baja cuatro o cinco metros. En algunos pozos, según parecía o se tenía, se colocaban “camas de carreta” (las maderas que llevan las ruedas de las carretas) alrededor del anillo del pozo. Estas maderas, en el cieno del fondo, no se pudren. Luego, a partir de estas maderas se iba construyendo hacia arriba un emparedado de piedras. Según la zona se colocaban piedras de campiña (jabalunas) o de cantera (piedra de grano). Estas se iban colocando más o menos bien distribuidas y se le añadía un poco de cal (“una de cal y dos de arena”). A la hora de meter mano, según la cantidad de gente que lo realizaba se tardaba más o menos. Se utilizaba una zoleta y una pala, es decir, a mano. Cuando ya no se alcanzaba a sacar tierra con la pala hacia el exterior, se colocaban tres palos y una polea para sacar la tierra del interior por medio de una espuerta de palma o esparto…. Claro está, se le ponían unos bueno maderos y una garrucha para sacar el agua del mismo… Incluso había especialistas en la realización de pozos... En Casas Viejas estaban Los Navas.”



El pozo, la choza y el casaron son elementos característicos de la forma de vida benalupense de finales de los sesenta. Su originalidad reside en su permanencia en la sociedad occidental, en el entorno hacía ya tiempo que habían desaparecido. En la actualidad no existen, conocemos en profundidad su existencia por estas fotografías. No sé si esta fue la última intención de Mintz al fotografiarlas.

0 comentarios: