headerphoto

Los maquis en Casas Viejas. Los golpes económicos. Poesía 5

Joaquín Sánchez Rubiales es hermano de uno de los secuestrados en la anterior entrada de esta sesión. En el libro de poesías que tiene publicado aparece una sobre este secuestro. Me ha parecido oportuno traerla hasta sección.
Pido un poquito de tiempo
para poder explicar yo
lo que en la finca de “Albarianes”
en el cuarenta y cinco paso.
Sobre esa fecha que digo
los bandoleros llegaron
y de los hermanos que había
al más joven se lo llevaron.


Era un día lluvioso

de un fuerte temporal
en ese maldito día
se atrevieron a llegar.
Cuando la tarde llegó
a recoger el ganado salieron
y al más joven de ellos
le salió un bandolero
un hombre bien vestido
un hombre bien portado
ha sacado una pistola
y al muchacho ha encañonado.
Pero qué es lo qué hace usted
que es lo que he hecho yo
como hagas por escaparte
te meto todas las balas
que tiene el cargador.
Se lo llevó encañonado 
por un camino arriba
donde había otro bandolero
que con ellos se unía.
Lo cogieron entre los dos
atravesando la serranía
donde fueron a parar
a las cuevas de Santa María.
Allí vivía un carbonero
un hombre de confianza
con ese señor mandaron
un escrito a la casa
al muchacho le dijeron
aaquí tienes tú que firmar
y  si es que tú quieres
puedes escribir algo más.

En el escrito que mandaron
en las primeras líneas decía:
por bien de ustedes y del muchacho
no den cuenta a la policía
cogeríes por la cañada del Valle
pasando por los Hornillos
en el puerto de la loba
allí tenemos a su hijo.
Apenas llegó el nuevo día
un hermano de él salió
montado en la yegua torda
como el bandolero ordenó

Al llegar al puerto de la Loba
un bandolero le salió
el le dio los buenos días
pero no se los contestó
donde tenéis a mi hermano
el preguntó con dolor
no vayáis a hacerle daño
se lo pido por favor.
Aquel bandolero cruel preguntó:
traes toda la cantidad
falta una suma pequeña
no hemos encontrado más
los vamos a matar a los dos
los vamos a meter en un escondite
que no van a dar con ustedes
ni los cuervos ni los buitres
Se los llevó para arriba
donde estaba el otro con el hermano
después de coger el dinero
todo a él lo registraron

El compañero de este
no tenía tan mal corazón
el fue quien dijo no apurarse
que se vais a ir los dos
Cuando a su casa llegaron
sus padres hermanos lo esperaban
y con lágrimas en los ojos
todos ellos se abrazaban.

Después de lo que pasó
más suerte que otros tuvieron
otros pobres asesinaron
por no poder dar el dinero
Ese fue el recuerdo
En este audio de Mintz de 1965 Juan Pinto expone algunas generalidades sobre el mundo de los maquis, la sierra y los secuestros.
losgolpeseconomomicos.mp3

0 comentarios: