headerphoto

Los maquis en Casas Viejas. Los golpes económicos. Los secuestros en el Torero. 4

Trabajando el censo de 1905 me llevé la sorpresa de que todos los pagos del campo estaban por debajo del 15% en cuanto a alfabetos, con la excepción del Torero que está en el 86%, se debe a que este era habitado por medianos agricultores los cuales tenían todos instrucción lectora salvo los dos niños menores de edad. Eran un total de 14 personas, encabezadas por el matrimonio formado por Juan González Ruiz y Ana Gutiérrez Ruiz. Cuarenta años más tarde esta misma familia y en la misma finca van a ser objeto de dos secuestros. Fuentes familiares cuentan que después de dicho desembolso perdieron la finca y tuvieron que venirse a vivir al pueblo. Sin duda la muerte de Luis Correro, ya comentada, influyó en que ambos rescates se pagaran religiosamente. Ambos secuestros los voy a relatar valiéndome del libro de Manuel Pérez Regordán, el maquis en la provincia de Cádiz:

"2 de agosto de 1945
Serían sobre las doce del día cuando llegaron a la finca “El Torero” cuatro guerrilleros preguntando por José González Mañez, que no estaba presente. Optaron entonces por llevarse secuestrado a Manuel, de 34 años; Ana, de 41 y Ángeles de 27. Se los llevaron a la finca “El Carrizuelo”, donde pusieron en libertad a Ana para que fuese la portadora del importe del rescate exigido, que ascendía a las trescientas mil pesetas. La familia puso entonces en venta 85 vacas, que no alcanzaron la cantidad pedida, prometiendo a los secuestradores que, en el plazo de un mes, darían el resto. Cumplida la fecha prometida se presentaron los guerrilleros nuevamente en la cortijada para cobrar la cantidad, que consiguió la familia poniendo en venta esta vez una piara de cabras.
Los secuestrados dijeron que le habían tratado bien, pero, durante el secuestro pasó por el caserío  la pareja de la Guardia Civil preguntando si había alguna novedad, a lo que contestó el vaquero Manuel Utrera Araujo que no había pasado nada, firmando el parte de la Benemérita en señal de conformidad con lo manifestado. Ello le trajo consigo tres meses de cárcel por encubridor. La familia declaró que pagado un rescate de 5.000 pesetas.
15 de octubre de 1945
Nuevamente la finca “El Torero” volvía a ser protagonista de otro secuestro con los hermano González Mañez. En esta ocasión se llevaron secuestrada a Ana y el matrimonio compuesto por Miguel Sánchez Rubiales y Ángeles González Mañez se ofreció para entregarse por la secuestrada durante una noche y un día, quizás por recordar que no les trataron anteriormente demasiado mal. El padre de la secuestrada vendió cabras a treinta pesetas y vacas a 3,50 pesetas el kilo, consiguiendo así la cantidad de diez mil pesetas que se pagaron por el rescate. La Guardia Civil no llegó a intervenir en los hechos, por lo que no constan oficialmente en los archivos de la Benemérita”.

Estamos antes dos secuestros, hechos efectivos y pagados. Me gustaría llamar la atención sobre dos hechos que aparecen en este caso que son sendos ejemplos de las consecuencia de esta guerra entre maquis y guardias civiles. En primer lugar, como significó la ruina económica para una familia que llevaba mucho tiempo en estas tierras. En segundo lugar el hecho de que Manuel Utrera estuviera tres meses en la cárcel por encubridor, debido a que la familia pensaría que después de lo ocurrido con Luis Correro era mejor pagar y no comunicarlo a la Guardia Civil ejemplifica la presión a la que sometieron a la población civil las fuerzas del orden. Estos dos secuestros son por tanto, un ejemplo más, de que  esta guerra, “que no se acaba nunca” tuvo grandes  consecuencias negativas para la población civil, que se vio en medio del fuego cruzado de ambos bandos.
Les traigo otro audio de Manuel Sánchez Caro en 1965 contándole a Mintz el secuestro de su hijo y cual fue la reacción de la Guardia Civil cuando supieron que habían pagado el secuestro.
maquis3.eltorero4.mp3

0 comentarios: