headerphoto

La Yeguada Militar de San José de Malcocinado

La adquisición del cortijo Malcocinado por el estado aparece en  la revista Época con fecha de diez de agosto de 1926: "La adquisición por gestión directa del cortijo de San José de Malcocinado y otros predios del término de Medina Sidonia para los servicios de cria caballar". La administración se la compra a la familia del marqués de Negrón en concreto a varios miembros; a Doña Josefa Pardo de Figueroa y Serna, a Don Salvador Hidalgo y Pardo de Figueroa, Marqués de Negrón y a don Baltasar Hidalgo y Enrile para situar en ese pago una Yeguada Militar.
Para entender la compra y la ubicación de una Yeguada Militar en esta zona hay que saber que en 1926 estábamos en el epicentro de la dictadura Militar de Primo de Rivera, cobrando los asuntos militares máxima importancia, sobre todo aquellos relacionados con el norte de Marruecos, en donde el desastre de Annual había significado una segunda hecatombe después del 98. Uno de los grandes éxitos de Primo fue el desembarco de Alhucemas dos años antes, en 1924. El hecho de que Malcocinado estuviera cerca de Jerez, la abundancia de terreno de pastos y la cercanía a África influyeron para que se creará en estos terrenos una especie de sucursal de la Yeguada Nacional que existía desde 1893 en la hacienda de Moratalla, en el pueblo cordobés de Hornachuelos. La cercanía de Jerez y su terreno con abundante hierba pareció inmejorable para la cría caballar y aquí, en Malcocinado,  se instaló la yeguada militar, como una avanzadilla de la yeguada nacional que desde 1893 se había instalado en la hacienda Moratalla en el pueblo cordobés de Hornachuelos.



Publica el ABC el 3-5-1930 la siguiente noticia sobre la Yeguada: “Enviados por el Gobierno francés han visitado la Yeguada Militar de San José de Malcocinado, de este término, el teniente coronel jefe de estudios dela Academia de Caballería de Saumour. M. Gabriel de Bougrain, acompañado del capitán M. Paul de Laussier de Saint Jenes. Obtuvieron múltiples fotografías e inquirieron gran cantidad de datos del ilustrado y competente coronel jefe de la Yeguada, D. José Vázquez, para en las revistas científicas francesas dar a conocer la Yeguada Militar de Medina Sidonia, extraordinaria en caballos árabes por su belleza y  conformación. Visitó también el mismo Centro un agregado militar del Perú, siendo tal su impresión que ha informado a su Gobierno para que envié a un capitán de Caballería, al objeto de implantar en su país los métodos y procedimientos observados. El 30 del pasado abril giraron también visita a la ya mencionada Yeguada Militar el capitán general de la región general Cavalcanti, al que acompañaban el jefe del del Cuarto militar del Rey, barón de Casa Davalillo; el jefe de Estado Mayor, coronel Heredia; el gobernador militar de esta provincia general Saliquet, y el general gobernador de Jerez de la Frontera, señor Merry, los que admiraron lo completo dela organización, felicitando efusivamente al activo jefe, D. José Vázquez, al que enviamos nuestra más sincera enhorabuena”.



Esta compra constituye el precedente del actual San José del Malcocinado, pues gracias a esta Yeguada se localizó el agua que luego serviría de base para el posterior poblado y se construyeron los pabellones, algunos de los cuales continuan en la actualidad, aunque con otros usos. Al igual que otras depedencias, como las cuadras de los caballos donde se construyeron vivienda.  Otras huellas del paso de la Yeguada, además de las urbanas, pabellones y casas, son la entrada que no es otra cosa que la entrada original a la finca donde estaban los soldados  o el mismo nombre del pueblo, topónimo con el que se sigue conociendo por los alrededores a la población, más incluso que el oficial de San José de Malcocinado. Además la tradición y la importancia del ganado caballar se ha mantenido en la zona y prueba de ello son las tradicionales paradas de sementales. La Yeguada Nacional se encuentra en la actualidad en Jérez.

0 comentarios: