La romería de las lagunetas

El domingo que viene se celebra la romería de las Lagunetas. Empezó en 1979 celebrándose en agosto y luego pasó a mayo..
He encontrado este pasodoble de la comparsa de 1982 con ocho basta. Han pasado 21 años y se siguen repitiendo muchas de las mismas cosas de esta romería. 
A la Virgen del Socorro
le dedico mi canción
porque la quiero y la adoro
con todo mi corazón.
Por  años es más popular
tu preciosa romería
y acude más personal
con mucho más alegría.
Cuando vas en la carroza
“pa” la sierra Laguneta
se ve mucho más bonita
la calzada y sus cunetas
y los chaparros y la jara
y la presa del Celemín
se ven más verdes y más claras
viéndote pasar a ti.
Se hacen competiciones,
y se bailan sevillanas;
corren cintas los señores
y se parte la piñata;
y por la noche al regreso
con las luces encendidas
hasta la estrella del norte
brilla más que en ningún día
y se repiten las tracas
cuando vas de recogida
y se oyen voces que dicen
¡viva la patrona mía!

En Coplas de carnaval y sociedad gadina Jerome Mintz habla sobre las romerías de la Janda. Viene a decir Mintz que mientras que en los pueblos de alrededor la tradición mariana está muy arraigada en Benalup-Casas Viejas se tendía más hacia el carnaval. Aunque el libro se publica en 1997, se escribe en la década de los sesenta y setenta, por eso no menciona ni la Romería las Lagunetas, ni el fenómeno de la Virgen de la Higuera en 1986. La romería que nos ocupa, parte de un hecho puntual y de una iniciativa individual, el intento de recaudar dinero para comprarle un ojo de cristal a Jesus Mañez (jr), pero pronto el Ayuntamiento y la Iglesia, que intervienen decididamente en su organización, las dos ventas, a través de una asociación creada para el desarrollo de la zona, y diversas asociaciones consiguen colocarla al nivel de otras fiestas. Hay que resaltar el papel de los lugareños que reunidos en torno a la asociación de vecinos han conseguido mejoras importante para la zona y han prestado especial enfásis en el fomento de la Romería, cabe citar como primeros socios a Chano Ordóñez, Juanito “el Biergo”, Diego Correro y su mujer Beatriz Toledo, José Estudillo y su mujer María Mateos... La Romería de las Lagunetas se asentó en el calendario festivo benalupense, siendo utilizado ese 15 de agosto como un día ideal para pasarlo en el campo a la sombra de un alcornoque o acebuche, alrededor de diversas viandas y rodeados de familia. Algo parecido a lo que se estaba acabando en la Yeguada, por San Isidro. Pero en los noventa también se convierte en una fiesta de masas. Se puso de moda pasar el fin de semana de camping entre la juventud. Se montaban chirigintos que ganaban bastante dinero, sobre todo, porque la gente joven acudía a ellos en masa. El IES Casas Viejas consiguía sufragar parte de su viaje de estudios con los ingresos obtenidos allí. A partir de 2004 entró en crisis, de la cual parece que está resurgiendo en la actualidad. 

Pero el precedente de estas fiestas hay que buscarlo en la celebración en la sierra de las cruces de mayo. Las fiestas tenían un carácter excepcional y servían para realizar un acto de convivencia informal y festivo. Tenían como fin primordial la convivencia y la comunicación de gentes aisladas en sus cotidianas labores agrícolas. Se trataba de un acto de socialización necesario en un contexto de ruralización y aislamiento. La celebración de las cruces de mayo estaba ligada al chacarrá o fandangazo. El fandangazo era la mejor oportunidad para relacionarse socialmente: se acudía a él para buscar pareja o tratar de resolver una disputa amorosa, para estar con los amigos y, en definitiva, como única oportunidad de expansión en la dura cotidianidad del trabajo en el campo. Los patios de los cortijos,los sombrajos o las chozas eran el lugar donde se celebraban estas cruces de mayo. El lugar se ornamentaba con un falso techo de mantones, colchas y mantelerías, colgantes de cadenetas y gallardetes de papel de orillo, ramos de flores, hojas de laurel y otros motivos decorativos…

En definitiva estamos ante una fiesta relativamente joven, pero con un origen ecléctico. Ya que su precedente más inmediato sería la romería de agosto de 1997, pero hunde sus raíces en las fiestas serranas celebradas en la zona desde que el hombre habita esta zona. Es, por tanto, en esta mezcla entre las romerías religiosas de la comarca de la Janda y la fiesta campera de las cruces de mayo donde hay que buscar el origen de estas fiestas de las lagunetas que se celebran este fin de semana en el entorno mejor conservado y con más valores ecológicos y antropológicos del término municipal de Benalup-Casas Viejas.


En el salón de celebraciones de la Venta de Enrique Estudillo está instalada la exposición sobre el 100 aniversario del descubrimiento del Tajo de las Figuras, si todavía no la has visto estos días es una buena ocasión para hacerlo.
En la fotografía aparecen  Pedro el pollo, Juanito Aguilar, Consuelo y Jesus Mañez. Es el 15 de agosto de 1979, la primera vez que se celebró esta romería.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV