Causa de 1934. 3


Baltasar Alcántara, municipal y alcalde pedáneo que había sustituido a Juan Bascuñana tras los Sucesos, insiste varias veces en la ausencia de autoridad en el pueblo, ya que la guardia civil había abandonado el puesto ante la inseguridad que demostró el local alquilado de la Alameda en los Sucesos.
Dice el alcalde pedáneo en el sumario: “Y como quiera que en la mentada Aldea no hay fuerza de ninguna clase, no se atrevió a tomar resolución alguna en cuanto a la detención y hoy día ocho lo puso en conocimiento del Señor Alcalde de Medina Sidonia”.
De la relación de los detenidos y las dos mujeres tenemos un certero documento en la declaración. El testimonio de Francisco Gutiérrez Barregán “Tete” el dueño de la casa en la que se refugiaron nos ayuda a conocer a los acusados de agresores: ” Su hija Antonia Gutiérrez Franco y su sobrina política Juana Pérez Franco, y una vez dentro de la casa estas dos, como también su hijo Francisco, José Pérez Franco, al que tiene recogido desde que tenía ocho o nueve años, Antonio Sánchez Toro, novio de su hija Antonia y Francisco Jiménez Candón, novio de su sobrina Juana…” Se trata de campesinos de Casas Viejas, la clase mayoritaria en aquellos momentos en la población.  De Antonio Sánchez Toro poseemos otro sumario que se le hizo al participar en la guerra civil en la zona republicana y ser encarcelado por ello. José Pérez Franco era hermano de Juan que murió en prisión preventiva en la guerra civil, en la que se encontraba por haber participado en la zona republicana durante la contienda civil. El mismo José, Pata de Paño, también estuvo en la cárcel por su participación en los Sucesos de Casas Viejas. Francisco Jiménez Candón también estuvo en la cárcel por haber pasado la guerra en la zona republica y del que consta su sumario también, ya que tras su vuelta fue  encarcelado.
En cuanto a lugar de los hechos, aunque el puesto de arbitrio estaba a la salida del pueblo, el incidente pasó en extramuros, 300 metros más allá, en el lugar conocido como Puerto Quico, en el cruce con la carretera de Vejer. Dice así Bernardo Carrasco:” Que aunque la noche del domingo, día de autos, había viento de Levante, se halla el dicente en la zona de socaire que forma el recodo del vallado, es decir dentro de la propiedad en que Francisco Gutiérrez Barragán se halla asentado”. La declaración de Juana Pérez Franco aclara el lugar de los hechos: “Porque el servicio lo desempeñan en punto de la población, es decir, a la salida de la aldea, distante del lugar del hecho como medio kilómetro, pero en la anoche de los hechos estaba dentro de la propiedad en que está asentado Francisco Gutiérrez Barragán, como sirviente de José Pérez Barrio dueño de tienda de comestibles y vinos”. Lo que hoy es el Pub Tato y que era una pensión y tienda de bebidas desde principios de siglo.
En la fotografía de Serrano Baltasar Alcántara, entre el doctor Federico Ortiz y un periodista.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV