headerphoto

Lo que hay detrás de una foto. 1


Hace tiempo que Roberto Ríos me pasó esta fotografía, pero no encontraba ni los datos ni las ideas para hacerle un post. Su tío Juan Luis Ríos me los ha dado. En ella aparece el abuelo y padre, respectivamente, de ambos Benito Ríos López, acompañado de seis mujeres, de las cuales una de ellas era su hermana Salvadora. En la izquierda se cuelan unos niños que observan como el fotógrafo inmortaliza a estos trabajadores de la panadería de San José de Malcocinado. Según la familia la fotografía debió realizarse en el primer lustro de la década de los cuarenta, "pues mi padre nació en 1905 y en esa foto se ve un hombre de aproximadamente 40 años". Benito Ríos fue uno de los 34 colonos de Casas Viejas, de un total de 40, que el 1 de enero de 1934 constituyeron la comunidad de campesinos de San José de Malcocinado. Empezaron el proyecto 239 personas.
Esta finca era del estado pues éste se la había comprado a la familia del marques de Negrón en 1926 para la instalación de una Yeguada Militar y como el experimento no funcionó los equinos se trasladaron a la finca cordobesa de Moratalla, quedando el cortijo de San José de Malcocinado como propiedad estatal.  Esta compra constituye el precedente del actual San José del Malcocinado, pues gracias a esta Yeguada se localizó el agua que luego serviría de base para el posterior poblado y se construyeron los pabellones, algunos de los cuales continúan en la actualidad, aunque con otros usos.
Toda la zona está ligada al problema agrario que es la dificultad que ha habido de modernización debido a la existencia de grandes latifundios tradicionales explotados en base a mano de obra barata que no generaban riqueza y sí injusticias sociales y desestabilidad. El problema y la reforma agraria sería la cuestión más trascendente de la segunda república. La lentitud de esa reforma agraria exasperó a los anarquistas que intentaron hacer la revolución por su cuenta y riesgo teniendo en los sucesos de Casas Viejas de enero de 1933 su punto de inflexión. A raíz de este fracaso y derrota, los socialistas tomaron la iniciativa e intentaron hacer realidad el proyecto de Reforma Agraria en la finca del Estado de San José de Malcocinado. El 7 de abril de 1934 se celebró la asamblea constituyente donde se optó por la explotación colectiva del terrero y la composición de la junta directiva. Como cabezalero fue elegido José María Mateos Mena, con 24 sufragios (por 12 de Miguel Gutiérrez Rodríguez y uno de Miguel Fernández Benito), y como síndicos Benito Ríos López, el de la foto, (29 votos) y Miguel Gutiérrez Rodríguez (18). Ante los problemas surgidos dentro de la propia comunidad, el 1 de octubre fue sustituida por otra encabezada por José Suárez, el alma del proyecto, entraba Pedro López como nuevo síndico y continuaba nuestro Benito Ríos. Éstos tenían la obligación de reunirse todas las noches (salvo jueves y domingos) para distribuir el trabajo de la jornada siguiente, fiscalizar las cuentas y resolver los problemas internos que surgiesen. Esta junta daba cuenta a la asamblea de la marcha de la explotación una vez al mes. Cuando llegó la guerra civil, Malconcinado fue uno de los puntos estratégicos del conflicto. Suárez Orellana tuvo que huir a la zona republicana, a su cuñado y número dos del proyecto, Francisco Fernández Guerra de la Vega lo mataron y la comunidad de campesinos entró en una etapa de indefinición e incertidumbre que sólo el tiempo solucionaría. Como hombre fuerte del nuevo proyecto y por tanto cabezalero fue nombrado Benito Ríos que seguiría en el cargo hasta que fue sustituido por Diego Flor Camacho. Este es el momento que recoge la fotografía. Pero no aparece Benito como cabezalero de la comunidad, sino como encargado de la panadería, puesto que él ocupó desde 1934. Ese pose con el libro de cuentas y el bolígrafo en ademán de registrar gastos e ingresos en el libro de asientos nos lo confirma. Me parece el mensaje principal de la fotografía. Benito Ríos es el encargado y el responsable de la transparencia, honradez y justo funcionamiento de la panadería que tiene un objetivo social, aprovisionar del alimento principal a la comunidad y un funcionamiento comunitario. No me parece casual por tanto que haya elegido esa postura para el retrato.
 .

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En el vale de pan se refleja la Yeguada como barrio o pedanía de Benalup. Es un dato curioso.

A.P.

JRF dijo...

Cristo, "el de la Cueva", tiene grabados infinidad de videos de acontecimientos del pueblo. El otro día vi uno de Enero de 1989, manifestación por "un término natural y justo". Aparte de casi todi el pueblo de Benalup, había muchísima gente de La Yeguada y los Badalejos.
JRF.