headerphoto

La versión de José Suárez sobre los Sucesos

En la entrada anterior de esta serie sobre las memorias de José Suárez Orellana ya se hablaba de su anti anarquismo. En esta se va a desarrollar. José Suárez está convencido que los Sucesos fueron parte de una estrategia de las derechas utilizando a los anarquistas contra la República. La teoría de la conspiración está hoy superada por los historiadores¿?, pero para entender su formulación hay que retrotraerse a las especiales circunstancias de lucha por la hegemonía del movimiento obrero entre anarquistas y socialistas. Dice José Suárez: “A mí este movimiento de Casas Viejas siempre me pareció sospechoso por la manera de producirse y desarrollarse. ¿Quién organizó esto? ¿Quién dirigía aquello? ¿Poner la anarquía en España? ¿Con quién contaban?

Estas preguntas y muchas más me hacía yo sin encontrar la solución acertada de todo aquello que daba mucho que pensar. ¿Cómo pudieron hacerles creer que con varias escopetas de caza son escasas municiones podrían tan escaso número de hombres apoderarse de toda España? Aquí se demuestra que en esto, como en todas las cosas que hay una mano oculta que tira la piedra y esconde la mano. ¿A quién beneficiaban estas revueltas y desórdenes que los obreros hacían sin ton ni son? ¿Cómo pudo ponerse al frente de esos seres envilecidos por el trato social de que han sido objeto un hombre de tan malos sentimientos para poderlos llevar al matadero? Este hombre ¿Quién era? He ahí el quid de la cuestión ¿Quién financió?...” Luego pasa a contar su experiencia el día de los Sucesos y como se parapetó en casa con su familia y la de su cuñado Francisco Fernández Guerra de la Vega. “Los Sucesos promovidos en Casas Viejas empezaron a venir el día y a todos nos sorprendió aquello, que no esperábamos tal locura. Se oyeron tiros que nos causó alarma a todos y traté de averiguar el porque de todo aquello. Me levanté de la cama y vi llegar a Francisco Fernández que era el Secretario de la U.G.T. que venía a comunicar lo que había visto y oído. Me cuenta que los anarquistas habían asaltado la armería, la única que había en el pueblo y además tenía pocas  escopetas y pocas municiones y se habían apoderado de ellas y estaba por todas las calles proclamando la implantación de la anarquía, que decían se había implantado ya en toda España. También me dijo que tenían sitiado el Cuartel de la Guardia Civil. Pero viendo aquella situación, optó por traerme allá toda la familia para que de esa forma poder compartir mejor el miedo y estar más acompañado. La casa tenía una ventana y por ella entraban los que pasaban que podíamos confiar en ellos y nos dicen que estaban persiguiendo a los socialistas y al que le echaban el guante lo detenían y encerraban en el sindicato que era donde tenían el cuartel general y el puesto de mando…Empezamos a sentir pánico porque aquello iba en serio y dábamos por seguro que detrás de ellos íbamos a ser nosotros las víctimas, porque nos tenían un odio concentrado porque nos les ayudábamos cuando querían cometer abusos que no tenía justificación“ Termino esta entrada exponiendo las conclusiones de José Suárez sobre estos hechos: “ Como todavía estamos aclarando lo ocurrido en Casas viejas si fue movido por los anarquistas o por las derechas. Los hechos demuestran que lo hicieron los anarquistas financiados por las derechas y va el ejemplo. Los que atacaron al cuartel donde hubo víctimas por qué no han sido molestados por el régimen fascista, cuando tantos obreron mataron que en nada habían intervenido. Y el dirigente culpable de todo según demuestran los hechos, ¿quién le financió el viaje para trasladarse a Logrono? Vestido de cura. ¿Quién le pagó su instancia allí? Esto no lo podían hacer los obreros, cuando no tenían dinero para comer ellos. Ante todos los hechos acumulados queda más que probado que fue financiado por las derechas aunque la mano ejecutora fueran las izquierdas extremas, y que  son las que utilizan las derechas para sus manejos políticos y ellos nunca dan la cara, sólo dan dinero, y así, quedan ocultos en la sombra  mientras esos infelices son carne de cañón barata. Hace pocos días leí un artículo de Alfonso Paso que decía que nunca podrán pagar los fascistas a los anarquistas la ayuda que le prestaron en paz y en la guerra”.

0 comentarios: