headerphoto

La comida en el campo

El Mintz fotógrafo es la mayoría de las veces antropólogo. Como tal para conocer y dejar constancia de las formas de vida de los jornaleros de los años sesenta benalupense sabía que la mejor forma era vivir con ellos, acompañarlos a sus lugares de trabajo. Así iba a la huerta de los Grimaldi en muchas ocasiones, a las vegas donde se sacaba el algodón o la remolacha  o acompañaba a  los corcheros al monte en verano, como en esta ocasión de la foto. Aquí hace una fotografía del gazpachero preparando la comida para la cuadrilla.
Como los trabajadores no podían ir a casa a comer cuando estaban trabajando, un jornalero de la cuadrilla se encargaba de hacer la comida. Para ello encendía una hoguera con ramas de árboles. Ponían dos palos hincados en el suelo y otro palo largo en lo alto. Amarraban la olla con un alambre o con una cuerda resistente, como se ve en la fotografía. Como, a veces, en el lugar que se preparaba la comida no había agua esta se la llevaban en cántaros, como también aparecen en la margen izquierda de la foto. Las comidas más típicas que se preparaban en el campo eran los refritos, los gazpachos, los garbanzos, el almuerzo... Las raciones para las cuadrillas de trabajadores eran provistas, la mayoría de las veces,  por los propietarios como parte del sueldo. Cada grupo de diez hombres recibía diez kilos de pan y un litro de aceite diarios; cada diez días se les adjudicaba un medio (dos kilos y medio) de garbanzos, vinagre y sal. Los hombres comían directamente en el dornillo, según la fórmula de"cuchará" y paso atrás.
Hay diversos planos en la fotografía, el compañero que se reincorpora al trabajo al fondo, el jato o el lugar donde se depositaban las provisiones, los cántaros o las latas de conservas o el mismo gazpachero. Pero el lugar central de la fotografía está reservado para la olla al fuego y los demás condimentos que esperan su turno para ser incorporados en su debido momento a la comida. Son los dos dornillos, la sartén y la olla los grandes protagonistas de la foto, como si se tratara de un bodegón.  Se trata de dejar constancia que mientras que unos quitan la corcha a los alcornoques o los arrieros la transportan u otros la pesan, también hay quien tiene que preparar la comida para alimentar a todos los demás. Y la forma de cocinar los alimentos en el campo, en el mismo escenario que se trabaja tiene una características y usos especiales, los mismo que Mintz quiere dejar constancia de ellos con esta fotografía.

0 comentarios: