La independencia en el carnaval de Benalup. Por José Luis Pérez y José Manuel González. 2

Aunque existen noticias y coplillas de transmisión oral del carnaval de Benalup de finales de los años veinte y principios de los treinta, tras los sucesos y la guerra civil, este desapareció hasta principios de los años cincuenta en que bajo la denominación de “murgas” volvieron a cobrar vida los carnavales en nuestra población. Aún se recuerda carnavaleros famosos como el “Pito” y el “Tirilla” que en los sesenta emigraron  como muchos benalupenses a Torrente, ciudad valenciana hermanada recientemente con Benalup.  En estos años aparece el autor más importante que ha conocido el carnaval benalupense: Ángel Guillén Benítez, “Angelín”. Este hombre, además de letrista carnavalero fue un luchador incansable por la independencia de nuestro pueblo que tristemente falleció sin conocerla en el año 1987. Curiosamente y esa es una de las grandezas del carnaval, como anuario de una población, el dato de su muerte se deduce de las letrillas que al año siguiente se le dedicaron.

    “Angelín” fue el primero que abrió el fuego carnavalesco de la independencia como así consta en los libretos que conservamos fechados en el año 1963, poco años después del primer intento oficial por conseguir la misma. Estos libretos de la murga “Los Bandoleros” bajo el epígrafe “Fiestas folclóricas benalupenses” con sus primera y segunda partes contienen el siguiente pasodoble-presentación:  
Los bandoleros

Ante ustedes se presentan
En estas fiestas sin igual
Y le dedican un gran saludo
A todo el pueblo en general
Que viva siempre
Este pueblo chiquitito
Tan simpático y bonito
Que se llama Benalup
Nuestro deseo
Seria verte independiente
Aldeita sonriente
Llena de gracia y de luz
Serias grandes si eso se realizara
Y que ya no te humillaras
“To” el que goza en escribir
Llamando barrio a un pueblo
Que tiene en habitantes
Mas de seis mil
Es evidente, porque nuestros mayores lo corroboran y lo más importante, las coplillas de la época lo denuncian para que en Benalup hubiera Carnaval o cualquier tipo de fiesta o feria, los comerciantes eran los que tenían que “mojarse” porque, y en esto sí que hay que insistir, el pueblo al carecer de Ayuntamiento propio no contaba con presupuesto alguno ni para luces o adornos festivos en las calles, ni mucho menos, que cubriera gastos de ropa o instrumentos para los “mamarrachos” de “murguistas”. Para colmo en pleno auge del franquismo y con el precedente de tratarse de Casas Viejas, cualquiera levantaba la voz contra los dirigentes. No obstante la fiesta vuelve a celebrarse tres años más tarde y el mismo autor “Angelín”, esta vez por duplicado, continúa la reivindicación. Leemos primero su pasodoble-presentación:


Los turistas del Figuras
De turistas venimos los bandoleros
Solicitando su colaboración
Para que nuestras fiestas ya decadentes
Recobren su alegría y esplendor,
Dejemos a un lado los intereses
Las críticas y la vana presunción
Y siempre desde ahora tengamos en cuenta
Que la fuerza la hace sólo la unión.
Benalup de mis amores
Si tus hijos se unieran
No habría cosa por difícil
Que “ pa ti” no consiguieran,
Lo primero sería verte
Gobernarte por ti sola
Libre de esa Medina ya ruinosa
Que conserva  los fueros de gran señora
Para permitirse el lujo
De tener un pueblo abajo
No hay que andar con miserias ni con tapujos
O tener la riqueza de “Valdeajos”.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV