Día de Andalucía


Nunca me han gustado demasiado los nacionalismos, sobre todo los excluyentes, pero es verdad que parte de la banda sonora de mi vida esta compuesta por canciones que reivindica el hecho andaluz. Los andaluces de Jaen de Miguel Hernández, el himno de Andalucía de Enrique Morente o el pasodoble de Juan Carlos Aragon Aunque diga Blas Infante, pueden ser algunos ejemplos. Hoy es día de Andalucía, al contrario que otros años y en consonancia con las circunstancias por las que atravesamos viene marcado por el carácter reivindicativo. La gente de fuera que observa la realidad andaluza se pregunta como es posible mantener la paz social con unas tasas de paro que superan el 36% de la población activa. En el caso de Benalup-Casas Viejas, aunque no hay datos oficiales si trabajamos con la media de la tasa de actividad de la provincia de Cádiz que es un 56% y el número de parados de enero de 2013 que han sido 1646, se sitúa la tasa de paro en el 40,5 %. Ante esto surge el tópico del humor o cachondeo andaluz como forma de evadirse de la realidad que lo rodea. Lo cierto es que los extranjeros que nos visitan ponen su acento en esta cuestión. El reportaje de The Guardian en el que aseguraba que Benalup era el pueblo de España con más paro terminaba de la siguiente forma: "Afortunadamente se conserva la tradición de Cádiz de reírse de la adversidad. Grupos musicales del carnaval de Benalup ya están practicando las típicas canciones de chirigota que parodian a los poderosos. Rajoy, Angela Merkel y el Banco Central Europeo todos aparecerán en el  carnaval que se celebra en febrero" En una entrevista que le hizo Jerome Mintz a Juan Moreno Vidal en 1966 también se preguntaba el americano por esa cuestión. "¿Cómo que en una tierra ta pobre como esta,  hay tanta alegría?" A lo que Juan Moreno le responde con un dicho de los suyos: "Mucha alegría pero la barriga vacía". Al final del post os he puesto el audio.  
Decía Concha Caballero en un precioso artículo en el País: “Tenemos fortaleza en el sufrimiento y sabemos compensar la austeridad de los bienes de consumo con la exuberancia de los afectos. No es casualidad que en Andalucía no se haya extendido el desprestigio de los de abajo y que exista una corriente popular de simpatía por los que sufren. Los valores no son una abstracción, sino un entramado que explica nuestras vidas y por eso, tras la derrota del desarrollismo feroz, quizá nuestra cultura tenga mucho que decir, sobre todo si se une a la ciencia y a la tecnología que los nuevos tiempos ponen a nuestra disposición". Quizá esa manera de afrontar la vida desde la experiencia que da la "fortaleza en el sufrimiento" o el distanciamiento del humor, o la solidaridad necesaria o el volver a recurrir a los recursos que ha dado toda la vida la naturaleza o el típico fatalismo andaluz que nos adormece y aborrega o a todo un poco... se deba esta manera serena de afrontar la crisis.¿O no?. No puedo terminar este artículo sobre el día de Andalucía sin acordarme de un cuento que me regalaron al poco tiempo de llegar yo a Benalup. Iba sobre Blas Infante y Casas Viejas. Luego lo he leído en muchas partesCuenta Ramos Espejo en Después de Casas Viejas: “Blas Infante sentía verdadera pasión por los santones del anarcosindicalismo andaluz: Salvochea, Pedro Vallina, Seisdedos. Adoraba la mística de aquellos revolucionarios, como la del pacifista Francisco de Asís, El gesto de acudir a Casas Viejas y traerse para su jardín de Coria un plantón de rosal de Seisdedos, revela la devoción mística de Infante por los defensores de la causa andaluza… Cuenta Luisa: Mi padre plantó aquel rosal, que nosotros llamaríamos después mosqueta, en el jardín. Y después puso otro en la huerta. El mismo cogió un amocafre y lo plantó... Los rosales tardaron mucho tiempo en perderse. Yo creo que se helarían. La pata de la cama, carbonizada, estuvo siempre en la biblioteca mientras vivió mi madre. Después ya no sé qué pasaría …. »  El médico Pedro Vallina cuenta: "Lo llevó piadosamente a Sevilla y lo plantó en el más fértil suelo de su jardín, y lo regó con la más cristalina de sus aguas. El rosal se vistió pomposamente de verde y se cubrió de capullos prometedores de las más bellas rosas. Y fueron objeto constante de especulación por parte de los visitantes del jardín las flores rojas que un día brotarían de aquel rosal cogido en la casita del crimen, rojos como el color de la sangre derramado por los campesinos mártires; Rojos como el color de la bandera de la rebelión de los esclavos. Pero una esplendorosa mañana de primavera, en que la naturaleza renacía en un ambiente de luz y pájaros, al toque del alba dado por las campanas de la torre morisca, cambió el rosal sus capullos por unos hermosas flores, no rojas, como se esperaba, sino blancas como el color de la nieve y el armiño. ¡Cómo se regocijaba Blas Infante de la ocurrencia del rosal, burlando nuestras esperanzas y ajeno a los furiosos batallares de los hombres! Para nosotros, el rosal, agradecido, reflejaba en aquellas rosas blancas y puras la conciencia inmaculada de Blas Infante, que lo había devuelto a la vida.Otros bárbaros como los asesinos de Casas Viejas, esta vez no disfrazados con el gorro frigio, sino llevando por enseña la cruz gamada, aparecieron en Sevilla de improviso y dieron muerte al más ilustre de sus hijos: a Blas Infante”.   


juanmorenoylaalegríaandaluza.mp3

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV