headerphoto

Tres días de enero de 2013


Durante los días 11,12 y 13 de enero de 2013 se han desarrollado las actividades conmemorativas del 80 aniversario de los Sucesos de Casas Viejas. Me van a perdonar que haga una valoración personal de ellas. No es obligatorio leerla, obviamente.  Creo que todos los que de una u otra forma hemos participado, estamos muy satisfechos de ello y como somos tantos, creo que esa es la prueba irrefutable de que se han hecho bien las cosas y que ese debe ser el camino para futuras actuaciones. Cuatro premisas básicas:  apoyo institucional y protagonismo civil, el dinero ha sido lo menos importante, participación popular desde y para Benalup-Casas Viejas y el éxito para el público local, foráneo y medios de comunicación ha sido impepinable.
 La ofrenda floral se ha institucionalizado ya, siendo 8 las ocasiones en las que se ha realizado. La exposición de fotografías ha aportado calidad académica y permite la utilización de ese material para usos posteriores, la mesa redonda fue todo un ejemplo de cómo la historia de Casas Viejas engancha al que se asoma a ella y de cómo las nuevas generaciones se están incorporando progresivamente. Y la recreación histórica es un punto y a parte. Sin lugar a dudas ha sido la guinda de los actos y la protagonista estelar. Por eso se merece una reflexión más detallada. Las dos fotografías iniciales son muy significativas, el principio y el final de esta actividad. A la primera convocatoria acudió muy poca gente y al final el éxito ha sido apabullante. Conseguir toda una página en el primer periódico de España no es fácil. La página que El País le dedica a la recreación es todo un ejemplo de lo que se consigue con el trabajo, con el esfuerzo y la perseverancia.  (Aunque el periodista, Pedro Espinosa comete el garrafal fallo de escribir en este artículo que los lugares de Casas Viejas son BIC, cuando esto no ocurrió porque al proyecto se le dio marcha atrás a última hora). También que haya sido portada del informativo de las 14 horas  de la Cuatro. En los noventa al intento de recuperar estos hechos le siguió una absurda e injusta polémica. Hoy todos son elogios, aunque haya algunos comentarios anónimos irrespetuosos, que son la excepción que confirma la regla. Recuerdo que cuando hace 5 años Gerald Brey planteó la posibilidad de hacer una obra de teatro sobre los Sucesos a mí me pareció una idea estupenda pero utópica, imposible de hacer. Y la gente de El hijo de la luna, lo hizo. Y ahora cuando se decía que la recreación en los sitios era imposible porque podía llover, no se podía controlar el público, no iba a haber el apoyo necesario, gente se opondría al proyecto, en la calle Nueva era imposible hacer la escena o miles de obstáculos más que se han presentado yo sabía que esta gente salvaría todos estos obstáculos, porque ya una vez lo hicieron. Las dos primeras fotografías es la prueba de ello. A mí me parece que es justo valorar el éxito y felicitarlos por el trabajo realizado. Pero también creo que es necesario saber que las condiciones en las que se ha realizado no han sido las más idóneas, me parece que se han ganado todo el derecho del mundo a que la próxima vez que quieran realizar otro proyecto, entre todos les hagamos más digerible y fácil la empresa. Se han ganado la confianza, el respeto y la admiración de todos nosotros. Las palabras conmueven, los ejemplos arrastran.
He hecho con el programa Picasa una pequeña  presentación con fotos que he cogido de los facebook del Ayuntamiento y de Ana García, más alguna otra foto puntual. Pretende ser una reconstrucción muy personal de estos tres días, pero sobre todo, un homenaje a todos los que hemos participado en ellas.

3 comentarios:

Paqui Barberán Pérez dijo...

Como escarpias...si señor, viendo tu reportaje, imagino que en vivo y en directo será absolutamente genial....GRACIAS SALUS...a los que estamos lejos y nos gustaría estar cerca nos sirven de gran ayuda todas tus aportaciones...¡¡DISFRUTADLO Y CONTADLO!! por favor

Javier Barberan Bancalero dijo...

Javier Barberan Bancalero.
Cuando a uno lo invitan desde su pueblo a unos actos como los que se han celebrado en estos días en CASAS VIEJAS y ve el entusiasmo, el trabajo, la alegría y las ganas de que se conozca la historía del mismo, en primer lugar no tiene más remedio que acudir a esa invitación y comprobar con orgullo de lo que son capaces de hacer mis paisanos, y en segundo lugar felicitarles de corazón por el trabajo realizado y enviarles un abrazo a todos y cada uno de los que han hecho posible que no se olvide nuestra memoría histórica.
FELICIDADES.

Anónimo dijo...

Mis felicitaciones a todos.os mereceis un oleee!!