Los rojos de Casas Viejas

En la foto de izquierda a derecha Francisco Jiménez, Miguel Pavón y Antonio Gómez Mañez. Fotografía Ramos Espejo

En el libro de la Tierra aparecía el siguiente artículo: “Durante la postguerra el topónimo de Casas Viejas quedó asociado a insurrección, a rebeldía, a rojo en definitiva. Por ello, este topónimo se fue diluyendo progresivamente, solamente preservado en unos cuantos vecinos de más edad. Por otro lado, el pueblo había quedado marcado para la Historia con las  funestas consecuencias de los Sucesos, a lo que hay que unir la particular visión de estos hechos que impuso el franquismo. Tan negativos fueron considerados estos sucesos en el franquismo que no es difícil encontrar todavía secuelas de esta represión ideológica, de esta castración de nuestra memoria, de ese “miedo en el cuerpo”.  Y es significativo que muchos benalupenses tuviesen que ocultar su procedencia, sobre todo aquellos que salían de la provincia, para  no verse afectados por la terrible represión que estaba llevando a cabo el régimen contra los denominados “rojos”, una vez ganada la Guerra Civil.
Hay que señalar que en el ámbito militar la “leyenda de Casas Viejas” tuvo grandes connotaciones revanchistas y su significado caía directamente en aquellos jóvenes de la localidad que hacían el servicio militar durante tres largos años, bajo las órdenes de superiores que entonces más que nunca, utilizaban el topónimo  de “El casas viejas” para marcar los días del recluta. Por otra parte, gente como Pepe Pilar, Pepe Pareja o los hermanos Pavón van a quedar marcados para siempre, siendo detenidos varias veces como presuntos culpables de delitos políticos. La visita de Miguel Pavón al cuartel de la Guardia Civil cuando Franco venía a las Lomas a cazar se convirtió en un ritual y algo habitual. Las peripecias que Jerome R. Mintz tuvo con los guardias civiles, las de Gerald Brey cuando quiso investigar sobre el suicidio en 1915 de Gaspar Zumaquero o el hecho de que algunos estudiantes del pueblo que investigaban sobre los Sucesos al ponerse en contacto con Pepe Pareja o con Pepe Pilar… tuvieran que rendir cuenta de esas visitas ante la Benemerita, no son más que ejemplos de las secuelas en la vida cotidiana que dejaron estos Sucesos. Es necesario conocer estas secuelas para comprender la situación actual".
Sobre la represión franquista sobre los Sucesos en el pueblo tenemos esa frase lapidaría de Nicolás Vela en un pleno de 13 de Mayo de 1982 en el Ayuntamiento de Medina dijo: “Demasiado nobleza la de ese pueblo, después de haber estado reprimido durante tanto años, excepcionalmente por aquellos, tristemente sucesos de Casas Viejas, de lo que hasta el último momento bien se estuvo aprovechando Medina”. En una entrevista que le hace Mintz a Perico Montes de Oca en 1974 este habla sobre los Sucesos, sin mencionar su nombre. Reproduzco al final el audio que forma parte de ese conjunto de material histórico de ida y vuelta que nos ha llegado de Washington.
“(Este pueblo) …El que más mala fama tiene, desde que pasó aquí lo que pasó tiene una fama en la historia que no se la quita, va uno de este pueblo, por lejos que sea y dice yo soy de Casas Viejas y dices uffff y se asustan, porque pasó en aquellas fechas lo que pasó aquí y ya tienen la fama, es igual en la historia reza Seisdedos en la historia sin hacer nada ese hombre”
La gente que no es del pueblo, que no ha vivido en sus propias carnes esta represión  posiblemente no entienda porque ese resquemor genético a los Sucesos, que a veces toma forma de cansancio, “otra vez lo mismo”, de conformismo “lo malo cuanto menos se le dé vueltas menos huele”, de hecho enigmático “pasó lo que pasó” o de descripción de los logros del franquismo  “lo que pasó pasó por meterse en política”. Parece que las heridas si no cicatrizan siguen sangrando y que la mejor manera de curarlas tiene que ser  a base del conocimiento y cultura (como la que  que suponen el teatro y las exposiciones de fotografías previstas). Es cierto, como decía Juan Moncayo que en el 2012 estamos en mejores condiciones que en 1990, también que es necesario que profundicemos en ese camino pues queda mucho camino por andar. Sobre todo, como se leyó en la  representación de teatro de Casas Viejas de 1990, que se hable con normalidad de Casas Viejas en Casas Viejas, que recuperen su dignidad los que la perdieron a base de dolorosas derrotas. Parece claro que necesitamos la historia para vivir, hoy he escuchado en la radio el símil médico. Decía Tortella Casares que cuando vas al médico lo primero que este hace para conocer tu enfermedad y por tanto intentar paliarla o solucionarla es indagar sobre tu historial médico, las enfermedades que has padecido tú y tu familia. No nos puede pasar como a la Castilla de Antonio Machado "Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora". El próximo fin de semana se celebra el 80 aniversario de los Sucesos de Casas Viejas, buena ocasión para recitar con   Jaime Gil de Viedma aquello de “ que sea el hombre el dueño de su historia”
famadecasasviejas.mp3

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV