La obra de teatro de agosto de 1990


Siempre me ha parecido de una significación especial la obra de teatro que se realizó en la Alameda en Agosto de 1990, dirigida por Luis Vijuesca, y donde Juan Moncayo, que era concejal de Cultura del Ayuntamiento,  fue algo más que el ayudante a la dirección que aparece en los créditos. Como dice un proverbio chino, un largo camino, empieza por un primer paso. Ha habido otras veces, como las otras dos obras de teatro, o la película, o el libro la Tierra o la exposición Casas Viejas desde Casas Viejas donde la dignidad que supone recuperar nuestra memoria histórica ha sido llevada a cabo en forma de participación colectiva por la gente de Benalup-Casas Viejas, pero aquella vez de agosto de 1990 fue la primera y eso tiene su riesgo y su mérito.  Aquellas cinco noches de agosto se convirtieron no solo en uno de los actos culturales colectivos más relevantes realizados en la historia de Benalup, sino también en un hecho histórico relevante por sí mismo. El propio Juan, en el artículo que escribió para el libro la Tierra, lo decía: “Conseguimos que Casas Viejas ocupara espacios en prensa, radio y televisión y lo más importante: que en Casas Viejas se pudiera hablar de "Casas Viejas". Rompimos el "tabú", e hicimos ver que no había que avergonzarse por aquellos "Sucesos" sino que teníamos que estar orgullosos de aquellos hombres que se rebelaron contra la injusticia, que lucharon y murieron por defender unas ideas, por ser fieles a un compromiso”
Desde mi perspectiva hay que subrayar la repercusión de la ruptura del tabú que significó esa obra de teatro, con la complicidad y la participación de gente como Pascual Cozar, Marisa Carmona, Conchi Pinto, Paco Ríos, Manuel Casas, José Gutiérrez, Fina Manzorro, Daniel García, Leonardo Ruíz, Manolo Caballero, Roberto Leo, Carlos Bancalero, Nicolás Pérez, David Sánchez, Víctor Montiano, Mari Paz Sánchez, Juana M. Cozar, Ana María Romero, José Coronil, Manuel Pérez, Luís Guillén, Roberto Leo, Carlos Bancalero, Pepe Aguilera, Francisco Estudillo, Cristóbal Mañez, José Antonio González, Pedro Ríos, Borja Fernández, Manuel Aragón, Enrique Carabaza, José Rodríguez y muchos otros más, entre los que no se me puede olvidar citar al director Luis Vijuesca. Hay que añadir que fue la primera vez que se trataba abierta y en canal el tema de Casas Viejas desde Casas Viejas, además de que allanó el camino del conocimiento de los Sucesos desde, para, y por Benalup-Casas Viejas, senda que después hemos querido seguir otros. El Santo, escribió un pasodoble sobre la obra en la comparsa “Sin Vida propia”. Entre otras cosas decía:

“...Fundidos en aplausos intensos,

rompiendo sus complejos,

pueblo con actor,

sonaron vivas a Casas Viejas

que en la alameda perdurarán…”
En aquella ocasión se siguió el guión de Wolf Helem y se cometieron algunos fallos históricos que en aquella época era muy común en la bibliografía de la época sobre el tema. Hoy ya está superado y asumido por todos como falso  el papel de dirigente de Seisdedos o considerar a Sopas como traidor o la famosa frase "ni heridos, ni presos..." o que en la choza de Seisdedos se estableciera la resistencia previa a la llegada de las fuerzas del orden o el papel protagonista y casi único de Rojas en el fusilamiento de García Lorca... pero con la perspectiva actual se perdonan estas incorrecciones históricas ya que todavía no se conocía en España el libro de Jerome Mintz Los anarquistas de Casas Viejas. Para el 75 aniversario de los Sucesos El hijo de la luna utilizó esa fuente para su guión, continuando basándose en la participación popular de la gente de Benalup-Casas Viejas su representación. Ahora, para el ochenta aniversario, la misma compañía prepara una recreación de los Sucesos en los lugares de Casas Viejas. El guión sigue estando basado en Mintz, la participación de la gente del pueblo sigue siendo la piedra angular (y no sólo en la representación, sino también en otras tareas como la difusión, la prestación de servicios, la colaboración, etc) y se le une la recuperación y la difusión de los lugares que esta recreación va a posibilitar. Me parece que va a haber un antes y un después de esta recreación en el reconocimiento y difusión de los lugares de los Sucesos de Casas Viejas. Hay gente como Cristóbal Mañez, Paco el de la Cueva o Enrique Carabaza que han participado en las tres (seguro que hay más gente). Estas tres obras de teatro se complementan y se autoayudan. Es como el tiempo; el pasado, el presente y el futuro no es algo aislado, sino la tres caras de una misma moneda. Por eso, he pedido permiso a Ángeles Benítez para que me dejará publicar en forma de presentación un gran reportaje fotográfico que hizo sobre aquella obra. Gracias a ella y a todos los que hicieron posible aquella obra de teatro de agosto de 1990. He leído por ahí que cuando siembras un árbol en cuya sombra no vas a poder sentarte es que has aprendido el sentido de la vida. Aquella obra hizo historia, entendió el sentido de la vida. La recreación de ahora también.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5