Inundación en los Badalejos

Tal día como hoy la Vanguardia en 1990  publicaba la siguiente nota de la agencia EFE: “Un pueblo gaditano sufrió una inundación para la tala de árboles. El delegado provincial de Agricultura de Cádiz, José Cabral, ha sido acusado por varias autoridades provinciales de ser el responsable de las inundaciones producidas en los Badalejos, al no impedir la deforestación que propició el arrastre de barro que destruyó el pueblo”. En el año 2004, más o menos (ya se sabe lo buenas que son las fuentes orales, pero lo imprecisas también) se construyó un canal de hormigón, cuyo perímetro se reforzó con un muro, flanqueado por un magnífico paseo peatonal, se ve desde la carretera. Se realizó con fondos de la Diputación y de la Consejería de Medio Ambiente. Siendo alcalde pedáneo Jose Francisco Rodríguez Crespo.
En la actualidad parece clara la relación existente entre la tala de árboles y las inundaciones. La  inexistencia de árboles además de favorecer el debilitamiento de los acuíferon al no ser posible la filtración de lluvia, pues el hecho de que no haya raíces hace que sean mayores los escurrimentos y que impidan que los barros serán arrastrados hasta que taponen  el cauce natural del agua como pasó en 1990 en los Badalejos. En este caso a factores naturales se le unieron factores humanos. Bien es sabido que estamos en tierra donde las precipitaciones son muy irregulares, a grandes periodos de sequía, le suceden otros de gran aporte pluiométrico. El hecho de que estamos situados en una zona de transición, entre las latitudes cálidas y templadas lo favorece. Por otro lado, el mismo emplazamiento de los Badalejos, en la desembocadura del talud septentrional de la mesa hace que sean frecuentes en esta zona las inundaciones. Pero a estas circunstancias se le unió en 1990 la tala indiscriminada de árboles en las laderas de la mesa lo que provoco las inundaciones que estamos comentando.
Os traigo dos fotografías sobre aquellas inundaciones, al mismo tiempo que me gustaría compartir con vosotros dos reflexiones. Por un lado, recordar que el desarrollo por el desarrollo, el crecimiento por el crecimiento sin tener en cuenta las consecuencias que ello puede tener nos hipoteca el futuro y nos trae efectos no deseados. La globalización no es sólo económica, también medioambiental, y lo que hacemos en un lugar repercute en otros espacios y tiempos. Estas fotos nos deben servir para concienciarnos de lo que nunca más debemos hacer, para evitar peligros como estos. Por otro lado, está la frugalidad de las actuaciones políticas. ¡Cuantas veces hemos pasado por los Badalejos y hemos visto ese muro que se ha convertido en un paseo, que sirve para disfrute de los ciudadanos y para evitar más desgracias! No reparamos en su utilidad y en las consecuencias positivas de su construcción. En estos tiempos malos para la lírica y la política estas fotografías me recuerdan que es necesario el desarrollo y los políticos sostenibles. La sostenibilidad a la que yo me refiero no tiene nada que ver con la perpetuación y profesionalización del cargo.
Información adicional.- El muro debió propiciar, además, que la calle San Fermín se incluyera en el pgou como urbana. El propósito primordial era impedir nuevas inundaciones, pero también era necesario legalizar la situación de las viviendas (o personas). Finalmente para que el canal sea eficaz es imprescindible su limpieza anual, sin olvidar la ayuda que conllevaría la siembra de arbustos y nueva vegetación en las fincas de alrededor.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Uno de enero de 1.990. Lo recuerdo muy bien porque yo estaba trabajando en los invernaderos de la yeguada, si, trabajando el 1 de enero que además es mi santo, y me puse chorreando en pleno invierno pero no me resfrié siquiera. Estaba tan liado que no me dió tiempo a enfriarme. Y es verdad que se habló de la tala de árboles en el cortijo Rendón. Y la responsabilidad de las inundaciones que ocurren en la vega de Benalup hoy día son responsabilidad de las obras en el rio Barbate cuando se hizo la presa. No por la presa sino por las represas de hormigón que jalonan el cauce. Desarrollo insostenible!
Manolo Montiano

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV